ENCICLOPEDIA0

La Naturaleza del Taekwondo

Internacional - 2017/04/26 - En este artículo del Maestro Lee Yong Gu (Ji Do Kwan), podremos entender la “Naturaleza del Taekwondo” en dos aspectos: el técnico y el del valor, y dentro de ellos, la habilidad, el arte, la moralidad, el entrenamiento físico y la competición.


La Naturaleza del Taekwondo

 

La naturaleza del Taekwondo puede ser explicada mediante el análisis de dos aspectos diferentes; el técnico y el del valor. Con respeto al aspecto técnico, deben considerarse dos factores; uno es el elemento esencial contenido en cada patrón o forma técnica (Poomsae) y el otro, el principio elemental inherente a esa técnica.

Con respecto al aspecto del Valor, podemos clasificarlo en tres categorías: habilidad marcial, arte marcial y moralidad marcial.

Además, el Taekwondo moderno introdujo nuevos aspectos en su naturaleza, tales como: entrenamiento físico y juego de competencia.

 

Naturaleza del Taekwondo como Habilidad Marcial

El Taekwondo nació de la necesidad de una técnica efectiva en la defensa sin armas y para el ejercicio físico, en orden de mantener la salud. Los valores prácticos de la técnica defensiva y de los ejercicios físicos, constituyen la naturaleza del Taekwondo como habilidad marcial.

Por lo tanto, el Taekwondo como habilidad marcial, implica uno de los primeros aspectos del Taekwondo, previo a la profundización en el dominio de los valores prácticos.

No obstante, esta naturaleza de habilidad marcial, siempre se mantiene como elemento esencial de la práctica del Taekwondo, aún cuando uno haya avanzado en las etapas de arte marcial y moralidad marcial. En otras palabras, con la habilidad como base, el Taekwondo puede extenderse en las etapas subsiguientes de arte y moralidad.

 

Naturaleza del Taekwondo como Arte Marcial

Arte es una etapa de la mente y alma humana, en la cual se incorpora una acción consistente consigo misma.

Cuando uno consagra su mente y alma al refinamiento del Taekwondo como habilidad, llegando así a un grado de exquisitez, puede pasar a la etapa de arte marcial. En esta etapa, la búsqueda de un propósito práctico se modera, mientras que la técnica por la técnica misma o la práctica para completar la técnica, se convierte el principal valor de la práctica del Taekwondo.

Por lo tanto, la inmersión del espíritu en el cuerpo como medio de lograr una etapa de perfección en la habilidad, es el punto clave de la naturaleza del Taekwondo como arte marcial.

 

El Taekwondo como Moralidad Marcial

“DO” es la idea metafísica central que cubre el aspecto total del dominio filosófico oriental. Así “DO” o nivel moral del Taekwondo, trasciende los niveles tanto del uso práctico, como el de la adquisición de la técnica.

El estado del Taekwondo como Moralidad Marcial, se puede lograr cuando uno domina, mediante la práctica del Taekwondo, la Ley y el principio que gobierna la naturaleza y el cosmos, por lo tanto, busca una vida armonizada, la cual no puede ser inconsistente con esa Ley.

La Naturaleza del Taekwondo como moral, no se limita a la cortesía ni al sentido deshonor, sino que está relacionada a la filosofía de la auto perfección en vivir superando el ego empírico y constituyendo el ego absoluto, a través de la práctica de Taekwondo.

 

La-Naturaleza-del-Taekwondo

 

El Taekwondo como Entrenamiento Físico

El entrenamiento físico es el tipo de educación que apunta a formar una persona armonizada en inteligencia, emoción y voluntad, mediante acciones físicas.

Habilidad, Arte y Moral en el Taekwondo, están íntimamente ligadas a tales valores educacionales.

El Taekwondo apunta a la sanidad física a través de la Habilidad Marcial; la firmeza espiritual, a través del Arte Marcial y a través del Arte y la Moral Marcial, la armonía entre el cuerpo y la mente, como así también la unidad entre el yo y el cosmos. La filosofía de corporizar perfección en la persona, cosa que apunta el Taekwondo, constituye por si, un excelente elemento de educación física en términos de su método y principio.

El valor esencial del Taekwondo, que comienza con la etapa de Habilidad Marcial y llega a su perfección en la etapa de Moralidad Marcial (o Do), se corresponde con la naturaleza d la educación física, la cual apunta a formar un nuevo e ideal ser humano a través de ejercicios físicos.

 

Naturaleza del Taekwondo como Competición

La Competición, es un atributo propio del hombre. A través de la historia, la competición basada en la fuerza, ha sido la forma más común de tal actividad.

El Taekwondo ha tenido su desarrollo dentro de la categoría del esfuerzo humano, para prepararse en una medición de fuerza y habilidad y es justamente aquí donde se ve claramente la naturaleza del Taekwondo como competición.

Todo hombre desea probar que es superior a su oponente, en cuanto a fuerza y técnica cuando compite. Este deseo combinado con los valores resultantes del desarrollo de técnica y experiencia en lesiones útiles, es lo que moldea una competición, junto con otros factores del espíritu deportivo (valor, moral, placer, honor) ha dado paulatinamente al desarrollo de la práctica del Taekwondo moderno.

Históricamente el Taekwondo fue evolucionando en “Huí” o juego, por lo que el Taekwondo como arte marcial ha mantenido una relación intima con el valor de competencia.

El Taekwondo como competición, tienen tres metas ideales; la Fortaleza, la Velocidad y la Exactitud. Cuando estas metas han sido logradas, podemos decir que el Taekwondo goza del valor de la competición como deporte moderno.

 

 

Maestro Lee Yong Gu

Deja tu comentario!