GUERREROS DE LA VIEJA ESCUELA8

Mundial “Guayaquil 1982”, entre luces y sombras

Ecuador - 2015/04/23 - El 5to Campeonato Mundial de Taekwondo se celebró en la ciudad de Guayaquil, Ecuador en 1982. Esto se produjo por la exclusión de México, que por problemas internos de su Federación, hicieron que no se pudiera celebrar en 1981, cuando realmente debía realizarse.


Mundial_Guayaquil82_Taekwondo_El 5th World Taekwondo Championships, Guayaquil 1982 tuvo mucha calidad en lo deportivo gracias a sus participantes, donde Corea, como no, volvió a mostrarse intratable y fue la campeona por equipos.

Algunos de sus míticos campeones finalizaban aquí una gloriosa trayectoria, como es el caso de Yong Kim-Ki con su tercer campeonato mundial consecutivo, Oh Sung Park con su segundo o Kim Sang Chum, también con su segundo mundial. Otros comenzaban su gloriosa carrera como Chang Myung Sam o el terrorífico Jeong Kook Hyun, que dio comienzo a su legendaria trayectoria.

Este párrafo dedicado a los increíbles coreanos no quita que atletas de otros países también brindaran grandes batallas, principalmente mexicanos y españoles, quienes se encargaron de equilibrar la balanza. México con cinco medallas (tres de plata y dos de bronce) y España con siete metales (dos de plata y cinco de bronce), clasificaron en cuarto y quinto lugar respectivamente.

También se destacó Estados Unidos con una medalla de plata y cuatro de bronce, lo que los ubicó en el sexto lugar.

Ecuador con una medalla de oro y otra de plata fue Subcampeona y Alemania con una medalla de oro y dos de bronce fue tercera.

José Cedeño en -48 Kg. por Ecuador y Dirg Jung por Alemania en +84 Kg. fueron los únicos no coreanos en alzarse con el “Título Mundial”.

 

El-campeon-Mundial-Jose-Cedeno
El Campeón Mundial, José Cedeño, llevado en volandas.

 

Un gran campeonato mundial con magníficos combates, donde destacaron grandes nombres propios, aparte de los ya referidos.

Por México, Oscar Mendiola con su segunda final consecutiva, aunque en esta occisión tuvo que conformarse con una valiosa plata. Ignacio Blanco también finalista y sobre todo, Cesar Rodríguez Luna, a quien privaron de ser Campeón Mundial.

Cesar puso todo lo que había que poner e hizo meritos suficientes como para salir ganador, pero los árbitros no fueron lo suficientemente valientes para así determinarlo. El ambiente era una olla a presión y el ganador fue el de casa. El público una vez terminado el combate y dado el triunfo a Cedeño, saltó a la pista enfervorecido para llevarse en volandas a su Campeón.

Algo muy parecido pero aún más descarado ocurrió en las semifinales entre el ecuatoriano Duvan Canga y el español Francisco Garrido, pero con consecuencias que pudieron terminar en hechos muy graves, ya que la delegación en pleno de la Selección Española (competidores, técnicos y federativos) hicieron plante en la pista para mostrar su total desacuerdo ante la decisión de dar vencedor Duvan Canga.

El ambiente se fue enrareciendo y mostrándose cada vez mas hostil, con conatos de saltar a la pista a desalojar por la fuerza al plantel español.

Por suerte la historia no pasó a mayores y el campeonato pudo continuar, aunque tuvo que intervenir la policía para la protección del plantel español. Fue algo que jamás debió ocurrir, ya que lo que cuentan quienes allí estuvieron, es que pasaron momentos de angustia y preocupación, viendo en peligro su propia integridad física.

Tanto Cesar Rodríguez como Francisco Garrido, tuvieron que conformarse, muy a pesar suyo, con las medallas de plata y bronce respectivamente, pero los dos demostraron al año siguiente en el “6th World Taekwondo Championships, Copenhagen 1983”, que eran de los mejores en ese momento. Pero esa es otra historia que algún día comentaré.

A pesar de estos polémicos combates, hubo otros de gran emoción y belleza como la final de los gallos entre Jesús Benito y el coreano Yong Kim-Ki, o la del alemán Dirk Jung con el estadounidense Kim Royce. De esta manera el Taekwondo se fue afianzando como un gran evento mundial.

Ser Campeón Mundial era lo más grande que se podía alcanzar, y estos guerreros se preparaban para cumplir ese sueño sacrificándose al máximo de sus posibilidades para conseguirlo.

Para dejar su nombre grabado entre los más grandes de la historia debían derramar sangre, sudor y lagrimas. Peleaban por su patria, por su honor y por la gloria del reconocimiento eterno. Por eso es de justicia reconocer su gran esfuerzo en la lucha y por abrir camino a toda las generaciones posteriores.

Por eso también hare mención a lo injusto que es que las estadísticas le nieguen al español Francisco Fonseca su participación y su medalla de bronce en este Campeonato Mundial. En su lugar la WTF nombra al también español Rafael Devesa. Sin duda otro gran Campeón, pero no fue él quien fue seleccionado y peleó en Guayaquil en el peso pesado. Ese merito hay que otorgárselo a quien si lo hizo, Francisco Fonseca.

 

Podium-de--73-kg-Francisco-Garrido-y--Helmut-Gartner-bronce-Jeong-Kook-Oro-y-Duvan-Canga-plata
Podium de -73 Kg.: Francisco Garrido y Helmut Gartner (Bronces), Jeong Kook (Oro) y Duvan Canga (Plata).

 

A quien le competa debería tomar nota y arreglar ese fallo a nivel estadístico, sólo por justicia de lo que verdad fue y pasó. Para algo estos guerreros lucharon y se partieron el pecho allí donde fueron reclamados. Al Cesar lo que es del Cesar.

El Mundial de Guayaquil estuvo lleno de luces, pero entre ellas hubo alguna que otra sombra.

 

 

 

Seleccion-Espanola-desfile-por-las-calles-de-Guayaquil
Selección Española en desfile por las calles de Guayaquil. Se resalta la presencia del ignorado por las estadísticas, Francisco Fonseca, Medalla de Bronce en peso pesado.

 

José Torralvo, Exclusivo MasTKD
MasTKD.com
info@mastaekwondo.com

Deja tu comentario!

La verdad no se merecen ni la contra replica. Decir que se espalda en que no ganaron nuestros campeones porque en el siguiente campeonato no triunfaron. Es como decir que la selección de fútbol española no fue campeona porque en el mundial de Brasil perdieron. Señores respeten

Leyendo y analizando el presente texto considero que no se puede poner en duda y escribir de esa manera desvalorizando y hablando negativamente de un campeonato y coincidencia o no refiriéndose a las dos medallas que consiguió Ecuador, considero que este articulo se presente en esta prestigiosa página señalando con responsabilidad las palabras del autor , quien emite criterios de opinión señalando que tanto en las categorias de Jose Cedeño y de Duvan Canga los resultados fueron de alguna manera direccionados .

Que José Cedeño y Duvan Canga sean queridos y respetados por lo que fueron y por lo que son no tiene nada que ver con lo que realmente pasó. Ellos no son los culpables y merecen ser valorados. Pero esto no es sólo una opinión como dice Marco Chango eso fue la realidad de gente armada rodeando a los árbitros, quejas de atletas, entrenadores y dirigentes españoles y mexicanos que fueron los principales perjudicados. Señores esto es historia y les recuerdo una cosa, por lo general un campeón mundial mantiene cierto nivel durante unos años ¿qué pasó con la gente de Ecuador que al año siguiente (Dinamarca 1983) no pasaron ni la primera ronda? Una de dos, o bajaron tremendamente su nivel en un año o en 1982 en Guayaquil sucedieron cosas extrañas. Nuestro medio respalda 100% a José Torralvo, ya que él es un historiador y estadista del Taekwondo y en ningún momento tuvo mala fe en lo que plasmó en este artículo.

me parece terrible poner en duda el hecho de que campeones ecuatorianos y glorias del deporte se vean juzgados de esta manera tan parcializada, acá José Cedeño y Duvan Canga son queridos y respetados por lo que fuerón y por lo que son, siguen aportando al taekwondo ecuatoriano, reprocho muchísimo este texto que reitero es parcializado y esta lleno de mucha mala fe y se que la familia del taekwondo ecuatoriano también pensara de la misma forma.

Esta muy bien recuperar la memoria histórica y que se sepan todas estas cosas.Enhorabuena por la iniciativa.