¿QUÉ ES DE LA VIDA DE...?0

Sebastián Zapata, “Que los instructores no olviden la esencia del Taekwondo”

Argentina - 2016/10/18 - En esta nueva sección titulada ¿Qué es de la vida de…? nos encontraremos con celebridades que ha dejado el Taekwondo a lo largo del tiempo. Hoy, el Campeón Panamericano La Habana 1996: Sebastián Zapata.


zapata

 

Sebastián Zapata es una de las grandes figuras del Taekwondo argentino de la década del ’90. Tuvo una gran carrera como atleta que luego extendió como entrenador. Actualmente vive en el sur del país enseñando a niños carenciados.

Los que superamos los 40 por lo general añoramos aquellas cosas que vivimos cuando teníamos veinte tantos y lógicamente el Taekwondo no puede estar ajeno a eso. Somos contemporáneos, en muchos casos, de quienes hoy marcan los destinos de nuestro deporte en Argentina y nadie puede negar que una que otra vez reflexionamos: “como cambió este tipo ahora que está en el poder…”. Aunque la situación política actual del Taekwondo de Argentina la tocaré en futuros artículos y entrevistas, en esta ocasión quiero darle lugar a un gran deportista que nos deleitó hace algo más de veinte años y además fue mi compañero en el Nacional Nº1 Bernardino Rivadavia del barrio porteño de Constitución, el múltiple medallista internacional Sebastián Zapata.

Seba se fue este año de Buenos Aires para radicarse en el Sur del país y eso me motivó a hacerle esta entrevista para que nos cuente a qué se debe este gran cambio.

 

Seba, no todos los atletas exitosos se han dedicado a la enseñanza al dejar de competir ¿Cómo fue ese paso en tu vida?

En realidad no comencé el Taekwondo como un deporte, lo empecé para aprender a defenderme y aprender de su filosofía, con los años me fui volcando a lo deportivo, pero tuve mucha base de escuela, como se dice en Corea, ‘el Kwan’.

Comencé la enseñanza de alumnos ayudando a mi Maestro a los 15 años de edad y de ahí nunca deje de enseñar, mas allá del deporte, el Taekwondo lo tomo como una disciplina de vida y el transmitir eso a los niños y a la gente me hace una persona completa en mi interior.

 

Sabemos que ya no estás en Buenos Aires ¿Dónde te fuiste?

Me radiqué en la ciudad de San Carlos de Bariloche, provincia de Río Negro en el mes de abril de 2016.

 

zapata2

 

¿Porqué dejaste Buenos Aires?

Conocí a mi pareja que es oriunda de Bariloche y se fueron dando las cosas de una linda manera y hoy estoy con un nuevo proyecto de vida a nivel personal y profesional.

 

¿Cómo estás viviendo este nuevo desafío?

A pleno, en realidad venía dispuesto a buscar trabajo en otras áreas, pero debido a que la situación laboral está difícil, me volqué de lleno a lo que tanto amo que es el Taekwondo y presentando proyectos e investigando la situación social y deportiva de la provincia, detecté que hay mucho faltante de deportes y metí el Taekwondo en varios colegios privados, municipales y como inclusión en los barrios más carenciados, en estos dos últimos de forma gratuita.

 

¿Qué encuentras en Bariloche que no tenías en Buenos Aires?

Ante todo es un lugar muy cambiante con el clima y muy bello en su naturaleza para vivir, y hay muchas más cosas para generar a nivel deportivo y social.

 

¿Existe potencial deportivo en Bariloche?

Si, muchísimo. A la gente de acá le encanta hacer deportes y noté la ansiedad de la comunidad de permanecer y participar activamente del Taekwondo.
Por eso, en vez de esperar a que lleguen los potenciales deportistas, me fui a buscarlos a ellos por medio de los lugares que conseguimos mediante notas y proyectos.

 

zapata3

 

¿Recibís apoyo institucional de la Confederación Nacional o Federación Regional?

Ya llevo 32 años de práctica y conozco muy bien a casi todos en el ambiente y el hecho de haber pertenecido a la Selección Nacional en los años ’90 me abrió muchas puertas. En esos años se hacía muy difícil estar en la selección debido al poco apoyo que teníamos, todo a pulmón y alguna que otra beca que solo servía para cubrir viáticos y comida. Hoy por hoy cuentan con el E.N.A.R.D que apoya mucho a los deportistas con sus proyectos y eso está genial. Debido a gestiones realizadas por la C.A.T y por la medalla de oro de Sebastián Crismanich, el Taekwondo argentino creció muchísimo en estos últimos años.

Pero hay algunas cosas que yo cambiaría, por ejemplo en la ‘elección de los entrenadores’, ya que siempre fue algo no democrático y hay mucha gente con buenos currículums que se han ganado el lugar para entrenar a la selección.

Otra cosa que haría, es darle importancia a las provincias y ver de presentar proyectos para que cada provincia y región tenga un equipo de trabajo con entrenadores de renombre, trayectoria y nivel.

Creo que eso sería fundamental para el desarrollo deportivo en toda la Argentina y así llegar cada uno a su máximo nivel.

Otra cosa que noté es la falta de roce y eventos en las provincias y eso resta mucho a la hora de competir con chicos de Bs. As., los que tienen torneos casi todos los fines de semana.

Creo que hay que copiar las cosas positivas que nos dejan avanzar en este deporte, como un “Proyecto Nacional de Taekwondo de Inclusión y gratuito”, en las escuelas y en instituciones barriales, para sumar más adeptos de toda índole socioeconómica a nuestra disciplina. Sacando a los chicos de las drogas y malos hábitos y falta de contención familiar, hoy muy arraigados negativamente en todo el país, brindarles un futuro mejor.

Sin olvidar la importancia de gestionar salarios acordes a los instructores o profesores de esta disciplina que lleva tiempo y necesidad de movilidad constante, que se ve frustrada muchas veces por tener que trabajar en otras cosas para sostener su ingreso mensual, alejándolos del progreso deportivo de sus alumnos.

Sería interesante y necesario que a los instructores para dicha actividad se les brinden los materiales para las clases y los alumnos, hoy muy costosos como por ejemplo: áreas de goma y materiales de trabajo ya que no todo el que practica esta disciplina tiene ingresos como para comprarse sus propias indumentarias y protecciones.

Es mi anhelo, y el de muchos, poder vivir de lo que nos apasiona y poder entrenar una mente sana en aquellos a quienes le transmitimos nuestro deporte Taekwondo.

 

Muchas gracias Seba y felicitaciones por la labor que venís realizando. ¿Cómo te gustaría cerrar esta nota?

Como reflexión final sería bueno que los instructores no olviden la esencia del Taekwondo, las raíces y todo lo referente a la disciplina y el respeto que tanto se perdió cuando el Taekwondo entró como deporte olímpico.

A veces, las ansias que tenemos para que un alumno llegue a una medalla nos aleja de darle una verdadera formación que les pueda servir para toda su vida.

 

zapata4

 

Claudio Aranda, Exclusivo MasTKD

Deja tu comentario!