CIENCIA & TECNOLOGÍA4

Hormonas que regulan el rendimiento deportivo

Internacional - 2014/12/20 - ¿Te has detenido a pensar qué le sucede a tu cuerpo cuando comienzas a sudar en tu sesión de entrenamiento de Taekwondo? Repasamos las principales hormonas que afectan al rendimiento del deportista.


Hormona

Catecolaminas (Adrenalina y Noradrenalina)

Lugar de producción: Glándulas Suprarrenales.

Acciones: Aumentan los niveles de glucosa y ácidos grasos del torrente sanguíneo, aumentan la tensión arterial y la frecuencia cardiaca, dilatan las vías aéreas, aumentan el flujo sanguíneo al corazón y el músculo, estimulan la sudoración, aumentan la eficiencia de la contracción muscular.

Mejoran el estado mental y de alerta.

Cambios con el ejercicio: Responden rápidamente, de hecho hay un incremento anticipatorio como preparación.

Ambas hormonas aumentan progresivamente conforme aumenta la carga de trabajo. A los 30 minutos después del ejercicio se normalizan.

Ejercicio suave: Escasa o nula respuesta de las catecolaminas.
Ejercicio moderado: La noradrenalina aumenta con mínimos cambios en la adrenalina.
Ejercicios intensos o prolongados: Ambas hormonas aumentan.
Ejercicio agudo y máximo de corta duración: Pueden aumentar las dos.

 

Cortisol

Lugar de producción: Glándulas Suprarrenales.

Acciones: Libera ácidos grasos y aminoácidos a la circulación desde los depósitos, disminuye el uso de la glucosa y reduce la formación de músculo.

Cambios con el ejercicio: Depende de la intensidad y tipo de ejercicio, pero es independiente del nivel de forma física, de la edad y del sexo del sujeto.

Los ejercicios de gran volumen, de moderada-alta intensidad con períodos cortos de descanso provocan la mayor subida de cortisol.

Mientras que los niveles altos de cortisol de forma crónica tienen efectos adversos, elevaciones agudas pueden ser parte de una mejor remodelación del tejido muscular.

 

Testosterona

Lugar de producción: Testículos y Ovarios.

Acciones: Desarrollo de características sexuales masculinas, formación de músculo.

Cambios con el ejercicio: Se eleva rápidamente con el ejercicio de fuerza en hombres, no así en mujeres.

El aumento depende de la masa muscular que se active, la intensidad y el volumen del ejercicio, la edad, el sexo, el estado nutricional y de entrenamiento y es independiente de la fuerza muscular del individuo.

Se ha sugerido que se consigue una elevación mayor comenzando con ejercicios que activen grandes grupos musculares continuando con los de menor masa muscular.

Los programas de musculación con cargas moderadas y alto volumen con períodos cortos de descanso son lo que producen una mayor respuesta de testosterona.

La elevación es mayor en sujetos entrenados mediante ejercicios de fuerza que en los de resistencia, aunque aumentan con la carga del ejercicio independientemente de que sea aeróbico o anaeróbico.

Hay una menor respuesta en adultos que en jóvenes.

La mayoría de los autores coincide en que los niveles de testosterona descienden como consecuencia del entrenamiento.

 

 

Hormona de Crecimiento (GH)

Lugar de producción: Hipófisis (Cerebro).

Acciones: Aumenta los ácidos grasos y la glucosa circulantes y favorece la formación de músculo a través de una mayor síntesis de proteínas.

Cambios con el ejercicio: Se produce un pico a los 25-30 minutos tras el inicio independientemente de su duración, por tanto, con el esfuerzo corto se puede lograr un pico tras su cese.

El aumento depende de la duración, la intensidad, el nivel de forma física de la persona y factores ambientales.

Los programas de fuerza de moderada-alta intensidad con alto volumen con descansos cortos son los que producen una elevación mayor.

El ejercicio aeróbico incrementa su producción cuando se sobrepasa el 65% en entrenados y el 70% en no entrenados del consumo máximo de oxígeno.

Aunque las mujeres tienen concentraciones en reposo de GH mayores, la elevación con el ejercicio es similar en hombres y mujeres.

 

Insulina

Lugar de producción: Células beta del Páncreas.

Acciones: Permite el paso de glucosa a las células, favorece la formación de depósitos de grasa y de músculo.

Cambios con el ejercicio: durante el ejercicio moderado permanece sin cambios en los primeros 40-60 minutos, con un ejercicio más prolongado o intenso desciende la concentración de insulina ya que en el músculo en actividad la glucosa puede entrar sin necesidad de insulina.

El entrenamiento induce una reducción de la concentración de insulina, aumenta la sensibilidad a la insulina en reposo y en respuesta a la ingesta de glucosa.

 

Glucagón

Lugar de producción: Células Alfa del Páncreas.

Acciones: Eleva la glucosa y los ácidos grasos circulantes en la sangre.

Cambios con el ejercicio: Aumenta durante el ejercicio intenso mientras que la respuesta es variable a intensidades menores. Se eleva durante el ejercicio prolongado de intensidad suave.

 

Hormonas Reguladoras de la Hidratación

Vasopresina, renina-angiotensina-aldosterona

Acciones: Disminuir el volumen de orina para evitar la deshidratación.

Cambios con el ejercicio: Depende de la duración, el grado de entrenamiento, el tipo de ejercicio, los factores ambientales, la edad, el sexo, situaciones médicas y fisiológicas.

La concentración de vasopresina aumenta durante el ejercicio y se mantiene elevada durante más de 60 minutos.

El aumento de la renina se produce con ejercicios de más del 60-70% del consumo de oxigeno máximo. La elevación de las concentraciones de aldosterona puede persistir durante días en función de la ingesta de agua y de sodio.

 

Endorfinas

Lugar de producción: Cerebro.

Acciones: Podría llamarse el sistema de recompensa del deportista porque modulan el dolor y mejoran el estado de ánimo.

Cambios con el ejercicio: Depende de la intensidad del estímulo y de la duración de la actividad física.

El ejercicio gradual progresivo las eleva entre 1,5-1,7 veces.

Los episodios breves de ejercicios anaeróbicos las aumentan de 2 a 4 veces.

Cualquier ejercicio estimula la liberación de endorfinas si se logra una intensidad alrededor del 60-70% de consumo de oxígeno máximo.

Todos estos conocimientos sobre las hormonas tienen dos utilidades en la actualidad en el mundo del deporte, una relacionada con el control biomédico del entrenamiento (respuesta a diferentes programas de entrenamiento, sobreentrenamiento…) y la otra relacionada con su uso en el dopaje.

 

 

 

Yolanda Vázquez Mazariego, Sportlife.
MasTKD.com
[email protected]

Deja tu comentario!