ENTREVISTA EXCLUSIVA1

Jesús Tortosa y el comienzo de su etapa como entrenador

España - 2012/11/05 - En esta segunda parte de la extensa entrevista a Jesús Tortosa, conocerán los motivos de su alejamiento de la competencia y hasta como llegó a convertirse en el Director Técnico del Departamento de Combate de la URSS.


La historia de esta figura del Taekwondo Mundial nos motivó a fragmentar su entrevista en tres partes, en la que la primera fue su etapa como deportista (Ver: Jesús Tortosa y la rica historia del “Taekwondo Español”), esta segunda que habla sobre la transición de atleta a entrenador, que como dijimos anteriormente, tiene la particularidad de contar su paso por la ex Unión Soviética. Y como corresponde, la última entrega se referirá a su entrada como Director Técnico de la Real Federación Española de Taekwondo desde el año 2005 hasta la actualidad.

Jesús terminamos con tu exitosa etapa como atleta y me gustaría saber ¿En qué año dejaste de competir y por qué?

A finales del 1990 fue mi última competencia. Tenía 25 años. Con la perspectiva de los años a veces pienso que todavía era muy joven, pero así fue.

Has comentado anteriormente que fue un año duro por una lesión, ¿Qué pasó?

Ese año tuve una rotura de casi tres centímetros en la inserción del abductor en el pubis. Tardé casi seis meses en recuperarme para estar a punto para el Campeonato Europeo de ese año, pero como no pude participar en el Campeonato Nacional y me tenía que ganar la plaza, tuve que hacer la concentración en altitud en Font Romeu al mismo ritmo que los demás, pero con mucho dolor. No me salió bien el Europeo, llevaba ocho meses sin competir. Después para la Copa del Mundo de Madrid hubo presiones de una Federación Territorial para sustituirme en el equipo. Aunque al final me seleccionaron no me sentí apoyado en ese momento, después de tres años siendo el atleta más destacado del equipo español con los mejores resultados.

¿Y decidiste retirarte con tan solo 25 años?

Realmente no pensé en la retirada definitiva, pero si necesitaba un descanso. Cuatro meses después de la Copa el Mundo viaje por primera vez a la antigua Unión Soviética. Después la Federación nos convocó a una reunión, a José Sanabria y a mí, para ofrecernos dirigir el Equipo Olímpico en Barcelona 92. Mi respuesta fue que encantado de ayudar en todo lo posible, pero siempre respetando mi objetivo de competir en los Juegos Olímpicos de Barcelona. Parece que no gustó mucho esa respuesta ya que me dijeron que después de la lesión no volvería a rendir como antes. Así que decidí tomarme un año sabático sin participar en competencias, pero seguía entrenando duramente para reaparecer en el 92 e intentar lograr la plaza para los Juegos Olímpicos.

¿Y que pasó?

En todo el 91 no recibí ninguna llamada de la federación para preguntarme por mis intenciones ni objetivos deportivos, así que estuve entrenando en el grupo del CAR de Madrid junto a José Sanabria, preparando el regreso en el año olímpico. Estaba muy fuerte pero unas semanas antes del Campeonato de España se dieron a conocer los cuatro pesos en los que estaba invitada España para Barcelona 92. La WTF invitó a Corea en los pesos pares y a España en los impares. Mi peso se quedaba fuera, así que decidí que era el momento de dejarlo definitivamente.

¿Cómo fue tu paso de atleta a entrenador?

En Marzo del 89 murió en un accidente de tráfico nuestro compañero y amigo José Mª Sánchez Elez, Subcampeón Olímpico en Seul 88. Fue un palo terrible porque además de la relación personal de amistad, en esos momentos era uno de mis entrenadores en el CAR de Madrid junto a José Sanabria y el Preparador Físico Jesús Navarro. Entonces la Federación decidió reestructurar el equipo técnico del CAR de Madrid y me ofrecieron compaginar mis entrenamientos como atleta con el puesto de entrenador adjunto a José Sanabria y el Preparador Físico, pues ya había terminado mis estudios universitarios en Ciencias del Deporte. Ahí estuvimos trabajando los dos juntos hasta los Juegos de Barcelona 92 y también entrenando hasta mi retirada definitiva. Por cierto, como homenaje a nuestro amigo desaparecido, sus compañeros fundamos el Club de Taekwondo Amigos de Sanchez – Elez, por si alguien no lo sabe.

Tienes tu propio Club desde hace más de 20 años ¿Cómo fue mutando el Taekwondo desde tu época de deportista pasando por estos años?

La verdad es que aproveche bien el año sabático sin competir, pues entre otras cosas fundé mi Escuela de Taekwondo que acaba de cumplir 21 años. Lo que va cambiando con los años es la mentalidad de los practicantes de Taekwondo acorde a los tiempos que corren en cada momento. La disciplina y marcialidad han ido disminuyendo y en la actualidad el Taekwondo tiene un enfoque más deportivo, sin olvidar que sigue siendo un arte marcial.

Podrías contarnos ¿Cómo y por qué llegas a Rusia como capacitador?

El Consejo Superior de Deportes recibió una solicitud del Comité Olímpico de la URSS para que envíen a un árbitro y un entrenador de Taekwondo para dar un seminario de formación a los técnicos de las diferentes repúblicas. La FET me propuso desarrollar el área de Alta Competición y así me fui al primer seminario en la ciudad de Alustha. Parece que les gustó y me ofrecieron volver para dar una formación más extensa y especifica a los entrenadores. Después me nombraron Director Técnico del Departamento de Combate.

¿En qué situación estaban los entrenadores de esas republicas cuando tú llegaste?

Lo qué me encontré fue un enorme grupo de aspirantes a entrenador con pocos conocimientos de sistemas de entrenamiento específicos de Taekwondo y con muy pocas nociones técnico-tácticas, pero con una educación física de base y unos conocimientos de teoría de entrenamiento general muy avanzados, muy por encima del nivel medio de los profesores de Taekwondo de España de la época. Eran como esponjas y las preguntas que me hacían no me las había hecho nadie anteriormente en los muchos otros seminarios que había dado por España. Estaba sorprendido por la rapidez con que asimilaban todo. Pensé que todos eran profesionales del deporte, pero un día los senté y empecé a preguntar por sus profesiones y me quedé perplejo, cirujanos, profesores de universidad, ingenieros, militares de alta graduación, gente que trabajaba en los proyectos de naves espaciales, etc, etc… increíble, gente con esas profesiones formándose para ser entrenadores de Taekwondo.

Llegaste a Rusia en una época donde el Taekwondo intentaba crecer en ese país ¿Cuáles fueron tus logros allí?

Intenté sentar las bases para que en las distintas repúblicas pudieran desarrollar el Taekwondo deportivo de competición. En total formé a más de 300 entrenadores, algunos de los cuales hoy en día dirigen las federaciones como presidentes y otros los equipos nacionales de Rusia, Ucrania, Bielorrusia, etc. Muchos de ellos con gran éxito clasificando a deportistas para los Juegos Olímpicos de Londres, incluso ganando medallas olímpicas.

Hoy Rusia es una potencia ¿Consideras que has sido parte de ese ascenso que tuvieron años atrás?

Me gustaría pensar que de alguna forma he contribuido a que Rusia sea una de las grandes potencias mundiales en la actualidad. Los dos técnicos más importantes de la Federación Rusa actual son mis alumnos y mantengo con ellos una estrecha relación y nos reunimos en los eventos internacionales. Estos son Alexei Palkin, Director Técnico de los equipos nacionales de Rusia y catedrático en la Facultad de Ciencias del Deporte de Irkustk, y Mihail Pushikov, entrenador personal de la medallista de bronce en los Juegos de Londres, Anastasia Barisnikova. Para mí es un orgullo lo que están consiguiendo para su país.

¿Tuviste otra experiencia capacitando como la que tuviste con Rusia?

Tuve algunas otras ofertas, pero las rechacé. Solo he trabajado para España y Rusia. Tenía otros planes para después de Barcelona 92.

¿Cuales eran esos planes?

Después de Barcelona 92 la federación eliminó el grupo de entrenamiento del CAR de Madrid y se llevó a los deportistas más destacados como José Luis Álvarez y Francisco Zas a Barcelona, así que Sanabria y yo dejamos de trabajar en ese momento para la federación y dejé de viajar a Rusia. Me desconecté durante bastantes años de la competición internacional para formar mi familia y asegurarme un futuro profesional al margen de federaciones. En estos años con mi esposa María José tuve mis tres hijos, Celia, Jesús y Hugo y además de desarrollar mi escuela de Taekwondo, construí dos instalaciones deportivas, el Centro Deportivo Tortosa y Fitness Place Tres Cantos. No era una época en las que mis obligaciones me permitieran viajar mucho, pero seguí formándome como capacitador cursando el Master Universitario en Alto Rendimiento Deportivo en los años 96 y 97. Creo que fui el primer alumno del Master especializado en Taekwondo.

Sin llegar a tu ingreso a la Selección Nacional ¿Cuáles fueron los que consideras tus mayores logros como formador?

Al margen de mi experiencia con Rusia, en estos 21 años en mi escuela se han formado muchos cinturones negros, profesores, medallistas nacionales e internacionales, pero de lo que más orgullos me siento, es que de los numerosos profesores que en la actualidad imparten clases en los diferentes centros de mi escuela, se han formado en el Taekwondo conmigo desde niños.

¿Cuál era tu objetivo como técnico?

Hay que diferenciar el Taekwondo de base al Taekwondo de Alto Rendimiento. En un club son muchas las limitaciones para poder llegar al más alto nivel, por eso se crearon los Centros de Tecnificación y los Centros de Alto Rendimiento. En mi escuela el principal objetivo es educar a través del Taekwondo y a los que les guste la competencia que disfruten con ella para que puedan progresar. En la Selección Nacional lógicamente, el objetivo son los resultados.

Además de ser pionero en formar a entrenadores de otro país, también publicaste numerosos artículos de Taekwondo.

En la actualidad hay muchos licenciados en Ciencias del Deporte en el mundo del Taekwondo, también varios en la Selección Nacional, pero en mi época de competidor no había licenciados especialistas en Taekwondo y en el equipo nacional no había ninguno, ni como atleta ni como técnico, así que dentro de la magnífica revista “Taekwondo Team” disponía de una sección destinada a dar un toque más científico y moderno a los sistemas de entrenamiento aplicados al Taekwondo. Escribí muchos artículos, puede que pioneros para la época. Siguiendo un poco esa línea, en la RFET hemos creado un Departamento de Investigación con los doctores Isaac Esteban y Coral Falcó, para realizar estudios científicos sobre nuestro deporte, abierto a todo aquel que tenga inquietudes y proyectos a desarrollar. También participé en muchas páginas técnicas de revistas especializadas de artes marciales, colaboré en la “Enciclopedia de las Artes Marciales” y escribí la parte correspondiente al Taekwondo en la “Enciclopedia de los Deportes Olímpicos”.

¿Cómo y cuando llegas a la Selección Nacional como Director Técnico?

Llego en enero del 2005 a través de un proceso de selección nada fácil ya que había otros dos candidatos al cargo…

 

Hasta aquí la segunda parte de la historia de Jesús Tortosa. Próximamente estaremos publicando la etapa que comprende su entrada como Director Técnico de uno de los equipos más exitosos del planeta, como lo es la Selección Española de Taekwondo.

 

Primera parte: La rica historia del “Taekwondo Español”

Segunda parte: El comienzo de su etapa como entrenador

Tercera parte: Algunos esperaban que fracasáramos en Londres

 

Claudio Aranda, Exclusivo masTaekwondo.com

www.masTaekwondo.com

[email protected]

Deja tu comentario!