ENCICLOPEDIA - FORMACIÓN INTEGRAL1

Pedagogías deportivas actuales aplicadas a la Iniciación Deportiva en el Taekwondo de combate

Actualmente se habla sobre cómo debería ser la iniciación de un deportista para afrontar todos los desafíos que le espera en una competencia, sin embargo, hasta no hace mucho tiempo, se afirmaba en distintos ámbitos formales y no formales de la Educación Física y el deporte que se debería aprender la habilidad motora específica como "la llave" que abriría la puerta para posteriormente aprender el juego.



Lic. Prof. Fernando Akilian
Maestro de Taekwondo 4º Dan Kukkiwon
Profesor de Educación Física
Licenciado en Actividad Física y Deporte
Licenciado en Ciencias de la Educación
Autor del libro “Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte”
.
.
.
.

Desde hace unos años y gracias a las distintas disciplinas derivadas de las Ciencias de la Educación, nos ha permitido investigar y reflexionar de qué forma un sujeto que entrena un deporte de incertidumbre como lo es el Taekwondo (en su modalidad de Kyorugi) puede resolver de la mejor forma los distintos problemas tácticos en un combate y tomar decisiones lo más rápido posible. Se habla actualmente sobre cómo debería ser la iniciación de un deportista para afrontar todos los desafíos que le espera en una competencia, sin embargo, hasta no hace mucho tiempo, se afirmaba en distintos ámbitos formales y no formales de la Educación Física y el deporte que se debería aprender la habilidad motora específica como “la llave” que abriría la puerta para posteriormente aprender el juego.

Desde fines del siglo XX, las nuevas tendencias didácticas y métodos de enseñanza aplicadas al deporte, sumado a la influencia de la psicología cognitiva, han despertado en aquellos entrenadores de deportes denominados “abiertos” una forma diferente de planificar sus clases o entrenamientos. Nos referimos al acto educativo de plantear estrategias y tareas en situaciones reales de juego del deporte practicado, para formar sujetos que puedan procesar la información y ser lo más veloces posibles en la toma de decisiones y no simple repetidores de técnicas específicas. Para Aisenstein (2000) la propuesta es pensar en la enseñanza como promotora del desarrollo de jugadores y alumnos competentes, que dispongan de un amplio repertorio de movimientos para resolver diversas situaciones. ¿Cómo no caer en estereotipos? se pregunta la autora. Una respuesta posible, según Aisenstein, es trabajar a partir de la “hipótesis de la variabilidad”. Generarle actividades y tareas lo más variadas posibles a nuestros deportistas y que resuelvan las situaciones de juego (aquí responderemos el cómo lo pensarán los alumnos).

Esta preparación de base, tiene como objetivo, proveerle al deportista la mayor cantidad de experiencias motrices reales (en este caso similares al combate) dada las situaciones de incertidumbre permanente que se van a ir presentando en el match de Taekwondo, como así también la capacidad de observar todas las variables que se puedan llegar a dar en la competencia misma, el discernimiento y el juicio del atleta en situaciones contextuales. Quien se inicia específicamente en este deporte de combate, debe intentar resolver “jugadas” en milésimas de segundo.

El Entrenador de Taekwondo de kyorugi cumple un rol clave en este proceso de enseñanza y aprendizaje. Él a través de la programación de sus clases deberá presentar tareas/actividades que le permitan a su alumno/deportista resolver los distintos planteamientos tácticos frente a cada uno de los adversarios, transformándose así, en uno de los ejes principales de la clase. De esta forma se irá acercando a una de las metas lógicas de este deporte que es: marcar más puntos que el oponente y cometer la menor cantidad de errores (faltas o puntos conectados por el oponente).

Entrenar problemáticas referidas a situaciones reales de combate no va en desmedro de la ejercitación de la técnica, por ejemplo, realizar ejercicios de técnicas específicas de golpeo con el pie o el puño y que impacten con la parte que corresponde en el lugar correcto (peto o protector de cabeza). Estos contenidos estarán en la clase pero no siempre serán los centrales.

Invitamos al lector a imaginar por un momento, la planificación de un microciclo o mesociclo y que estos cuenten dentro de sus estrategias pedagógico-didácticas, los métodos de enseñanza activos/globales a todo nuestro grupo de deportistas, pero esas estrategias: ¿nos asegurará que todos los luchadores serán veloces cognitivamente, que resolverán y analizarán los combates in situ más rápidos que el adversario?. Sin duda la respuesta es no. Cada deportista presenta una forma de aprender diferente. Sin embargo, proveer de tareas/actividades similares a un combate donde haya que resolver múltiples situaciones a las que se encontrará en un ring o área de competencia, ayudaría a formar un deportista con más recursos estratégicos. Los combates que el niño, adolescente o adulto realice en un evento de Taekwondo nunca serán exactamente iguales.
.


.

Para finalizar este artículo, y siempre bajo una mirada pedagógica, un momento de reflexión acerca de la Iniciación Deportiva específicamente en la niñez. Gran cantidad de personas piensan que existe un don, un talento, con el que se nace para la práctica deportiva. En los torneos de Taekwondo, observamos decenas de niños de cinco, seis, siete u ocho años que parecen adultos haciendo combate, como si hubieran entrenado Taekwondo toda su vida. Sin embargo, la historia socio motriz de cada sujeto es diferente y aún más en la niñez. No todos poseen los mismos genes heredados de sus padres, existen historias diferentes y estímulos motores que pueden desarrollarse desde temprana edad. La habilidad motriz puede exteriorizarse muy temprano y suele considerarse como signo inequívoco de talento deportivo, inclusive, algunas condiciones excepcionales surgen recién en la adolescencia o incluso más tarde (Blázquez, 1996). ¡Cuidado! Una iniciación deportiva muy temprana podría generar que un niño abandone la práctica del Taekwondo o cualquier deporte.

A través de los reglamentos adaptados para iniciantes en el deporte Taekwondo, ya sean niños, adolescentes o adultos, la alteración de las reglas originales deben ser analizadas profesional y científicamente. Algunas de esas modificaciones serían (Akilian, 2009):
.
*** El tiempo de juego o combate.
*** El espacio o área de competencia.
*** El área de contacto (al principio, no es recomendable patear a la cara o encima de los hombros).
*** Restringir el contacto totalmente en el caso de niños muy pequeños (menores de ocho años). Esta modificación está estrechamente relacionada con acciones del manejo del propio cuerpo y la falta de control en habilidades motoras cerradas.
*** Árbitros y jueces con capacitación especial para iniciantes.

.
Todos aquellos que participamos en eventos deportivos de Taekwondo y visitamos academias sabemos lo triste que es conocer cuando un niño al que se le observaba un talento especial para hacer combate, y por la necesidad de algunos entrenadores por conseguir resultados rápidos con un fin poco claro, estos abandonan y se pasan a otros deportes o se vuelcan a la computadora, playstation o todo aparato electrónico nuevo que salga al mercado.

La posibilidad de que el niño continúe practicando Taekwondo por un largo período de su vida depende, en gran medida, de procesos psíquicos y motivacionales. Y aquí aparece otro aspecto importante que es el compromiso con el deporte que se practica, en este caso, el Taekwondo. ¿Qué estamos queriendo decir con esto?. Para los niños del Siglo XXI, las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (NTIC) dejar por unas horas la computadora, el Wii, el MP4 y el chat por hacer deporte, los factores que lo inviten a seguir practicando, deben ser mayores que los que invitan las NTIC. Allí está la gran tarea del Instructor, Entrenador o Maestro de Taekwondo: procurar todas las estrategias posibles para estimular, motivar e incentivar a los estudiantes a no dejar de practicar.

Entonces, la teoría educativa llevada a la práctica se realiza permanentemente en una clase de Taekwondo. Es por ello, que en forma de autoevaluación podríamos preguntarnos:
.
** ¿Qué es enseñar?
** ¿Cómo enseño?
** ¿Qué es aprender?
** ¿Cómo aprenden nuestros alumnos/deportistas?
** ¿Cómo incentivo a mis alumnos/deportistas a la práctica y entrenamiento cotidiano?
** ¿Qué es evaluar?
** ¿A todos los deportistas los evalúo de la misma forma?
** ¿Todos nuestros alumnos/deportistas son iguales al momento de enseñar?
** ¿Cuál es el mejor método de enseñanza para un grupo de deportistas de diferentes franjas etareas o contextos o niveles?
** ¿Qué es un contenido? ¿Cómo se recontextualiza un contenido?

.
En este breve ensayo se expusieron reflexiones en base al estudio permanente sobre investigaciones que realizamos sobre la Didáctica y la Pedagogía aplicada al Taekwondo, en especial sobre la etapa de iniciación deportiva. Reafirmamos que el Taekwondo no puede estar exento del aporte de las pedagogías aplicadas al deporte, su estudio permanente y la actualización de entrenadores y profesores.
.

Referencias

.

– Aisenstein, A. (coord.) (2000): Repensando la Educación Física escolar. Entre la educación integral y la competencia motriz. Buenos Aires. Ediciones Novedades Educativas.

– Akilian, F. (2009): Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte. Buenos Aires. Ed. Kier.

– Blázquez Sanchez, D. (1998): Iniciación Deportiva y deporte escolar. Barcelona. Ed. Inde.
.
.

Diplomado entrenador de Taekwondo
DIPLOMADO EN ENTRENAMIENTO INFANTIL DE TAEKWONDO, INSCRIBETE HACIENDO CLICK AQUI


.

Exclusivo, Equipo masTaekwondo.com
.
Enciclopedia masTaekwondo.com

 

Deja tu comentario!

Exelente aporte Fernando, saludos ala distancia y segui aportando mas al Taekwondo para que todos se capasiten y sigan esa linea de aprendizaje y enseñanza..