Hermana Linda Sim: “¡Me siento en la cima del mundo!”

La Monja de 68 años representante de Singapur, se consagró campeona mundial al llegar a lo más alto en la división femenina +65 años, durante el Campeonato Mundial de Poomsae celebrado en Goyang, Corea del Sur.

Hermana Linda Sim: “¡Me siento en la cima del mundo!”

“Este es mi sueño hecho realidad”, aseguró la Hermana Linda Sim, quien había sido medalla de bronce durante el Campeonato Mundial de Taipéi 2018.

Días atrás la longeva competidora aseguró con respecto a su participación en el Mundial de Goyang: “Si esta es mi pelea final, entonces brillaré como un diamante.”

La historia de la Hermana Linda Sim

“Un viaje lleno de espiritualidad, que se nutre de la fe, y mi familia del Taekwondo.”

1955

Todo comenzó con un sueño de infancia de aprender un arte marcial para poder defenderme y servir a mi país.

1972

A la edad de 17 años, el sueño se hizo realidad cuando comenzaron las clases de Taekwondo en mi Parroquia.

1979

Durante mi entrenamiento en el sótano de la iglesia, fui llamada a servir a Dios en varios países. El dolor de dejar a mis padres, familia, amigos, país y Taekwondo era insondable. Pasé 17 años en Inglaterra y 3 años en Zimbabue, África.

2004

Regresé a Singapur como coordinadora en nuestro hospital en Singapur para poder apoyar a mi padre en el cuidado de mi madre a quien le diagnosticaron la enfermedad de Alzheimer.

2007

Para mi satisfacción, en una de mis visitas al hospital me reuní con el Comité de Gestión de la Federación de Taekwondo de Singapur (STF), del que formaba parte el difunto presidente Milan Kwee. Ellos estaban comenzando un programa de Taekwondo para niños con cáncer. Me encomendaron dicho programa, totalmente patrocinado por la STF, y comencé a participar en campeonatos nacionales de Poomsae con los niños Cáncer como estímulo y compañía.

2018

Fue un gran honor y privilegio ser invitada por el Presidente de World Taekwondo, Dr. Choue, y apoyado por STF, para la demostración de World Taekwondo para Su Santidad el Papa Francisco en el Vaticano. Para mí, conocer al Papa y tener su bendición fue el respaldo de Dios a mi viaje en el Taekwondo hasta el momento.

2019

A medida que los niños con cáncer se recuperaban y crecían hasta la adolescencia, volvieron a sus actividades escolares normales y otros deportes. Solo un puñado continuó con los entrenamientos de Taekwondo y las sesiones se detuvieron con el brote de Covid-19.

2021

Estaba emocionada cuando el STF me permitió unirme al equipo nacional de Poomsae de Singapur para entrenar. Como miembro de mayor edad y “abuela” del equipo, la STF me dio la oportunidad de competir en campeonatos internacionales de Poomsae desde 2011. De hecho, este fue un sueño hecho realidad para mí, ya que siempre anhelaba el privilegio de ser un abanderada de Singapur. Por lo tanto, cada vez que compito y llego al momento de izar la bandera del podio, ¡mi espíritu se eleva a nuevas alturas!

2022

A medida que me acerco a lo que podría ser mi última competencia, todavía me inspiran algunas citas que me mantienen en marcha y pueden servir como mensajes inspiradores para ti donde sea que estés leyendo esto.

“El cinturón negro alrededor de mi cintura no representa quién soy: representa lo que puedo ser”.

Hermana Linda Sim: “¡Me siento en la cima del mundo!”

Mi Visión

Los diamantes son la sustancia natural más dura de la tierra, asociados con la fuerza, el amor y la salud, y reflejan luz pura.

¡Mi esperanza es encarnar estas hermosas cualidades en mi vida y desarrollar una categoría de más de 70 para que realmente tengamos Taekwondo para Todos!

Fuente: World Taekwondo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí