El desafío de masificar el Taekwondo

Fernando Akilian y Claudio Aranda navegan por un tema complejo pero no imposible como es la Masificación del Taekwondo. En este Artículo de Opinión ambos profesionales proponen cuatro acciones que consideran claves para el desarrollo y masificación de la actividad, lo que no significa centrarse exclusivamente en buscar “competidores”, sino individuos que se enamoren de la disciplina íntegramente y formen parte de ella.

Fernando Akilian
Lic. Prof. Fernando Akilian
Maestro de Taekwondo 5to Dan.
Profesor de Educación Física
Licenciado en Actividad Física y Deporte
Licenciado en Ciencias de la Educación
Autor del libro “Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte”

Claudio Antonio Aranda
Maestro de Taekwondo 5to Dan.
Preparador Físico y Metodólogo de Alto Rendimiento.
Entrenador Nacional con experiencia en selecciones nacionales.

Introducción

La pandemia causada por el Covid-19 a nivel mundial generó un momento bisagra para la enseñanza del Taekwondo, resultando impensado hasta ese momento el dictado de clases a través de video llamadas, evaluar, organizar torneos de Poomsae o dar capacitaciones online.

En el presente articulo de opinión intentaremos humildemente, reflexionar y marcar algunos aspectos que consideramos primordiales para un nuevo impulso de crecimiento y desarrollo de esta actividad denominada Taekwondo, donde distintos actores juegan un rol importante en el impacto que pueda darse en cada sociedad, comunidad, barrio o ciudad donde se quiera presentar este arte marcial y deporte.

Desarrollo

Según el Diccionario de la Real Academia Española (ingreso al sitio web: www.rae.es de noviembre de 2021), masificar significa hacer multitudinario algo que antes no lo era, sin embargo, cuando pensamos en ampliar o incrementar la cantidad de personas que practican Taekwondo, primero es importante considerar la diversidad de aquellos que pueden asistir a sus clases, donde en su gran mayoría son niños que deciden su ingreso junto a sus familias.

De acuerdo a las distintas experiencias de cada instructor o maestro de escuela de academias de Taekwondo barriales, cuando una familia consulta, en su gran mayoría no tiene dentro de sus objetivos convertir a su hijo, sobrino o nieto, en un Campeón Mundial u Olímpico, sino encontrar en el Taekwondo un medio que les permita tomar contacto con una actividad recreativa, socializar, introducirlo a un deporte, ser educado bajo normas moralmente aceptadas y ese legado que llega de oriente.

Las actividades con origen de arte marcial cuentan además con contenidos actitudinales específicos que difieren de los deportes convencionales y que están presentes en cada acto pedagógico, a través de conductas típicas importadas desde cada país de Oriente, con énfasis en la enseñanza de valores sociales y humanos.

Las clases de Taekwondo en las redes sociales

Un hecho que impulsó la escritura de este articulo fue el seguimiento a través de las redes sociales de las publicaciones que hacían diferentes escuelas o academias de Taekwondo en varios países de la región de Latinoamérica. Allí se observaba que muchos niños que, transcurriendo la primera infancia, se encontraban equipados con todas las protecciones típicas de la competencia de combate pero al mismo tiempo se apreciaba una escasa cantidad de alumnos asistentes en esas clases.

Por el contrario, cuando analizábamos las imágenes de academias de Taekwondo donde una aparente concepción de la enseñanza basada en el sujeto de aprendizaje, el desarrollo de las habilidades motrices básicas o formación motora general, el “juego” como medio educativo y la inclusión y diversidad de participantes, nos encontramos con imágenes pobladas de decenas y hasta centenas de alumnos.

Descrito lo anterior, nos preguntamos: ¿Cuál sería el motivo de esta percepción tan antagónica?

Hace más de 10 años que desde la sección “EDUCACIÓN” de MASTKD se publican artículos relacionados con temáticas sobre la concepción de enseñanza y educación dirigida a niños y jóvenes, que son gran parte del público que asiste a las clases de Taekwondo. Uno de ellos, a través del artículo Pedagogías deportivas actuales aplicadas a la Iniciación Deportiva en el Taekwondo de combate luego le dimos continuidad en: Iniciación Deportiva y Alto Rendimiento en el Taekwondo: ¿Opuestos o complementarios? y otros dos relacionados con la elección de los contenidos a enseñar que fueron: La fase principal en la clase de Taekwondo: la selección de los contenidos a enseñar en la actualidad y El Taekwondo arte marcial y el Taekwondo deportivo: Condicionantes en la selección de los contenidos a enseñar.

Los contenidos a enseñar forman parte de un proceso de selección cultural, y la manera en la que se enseña un saber, una habilidad o una destreza no siempre puede ser exactamente igual en todas partes del mundo. Además de la particularidad del contenido, cada sujeto tiene sus características, sumado a factores culturales, las experiencias previas del alumno, los materiales que poseemos, los tiempos que durará cada clase. Todo influye en el momento de programar la enseñanza.

Las cuatro patas de la mesa del Taekwondo

Frente a este panorama diverso y un poco desolador en relación a la merma de practicantes por cuestiones coyunturales pero también por un cambio de época marcado por más cientificismo, particularmente de los aportes del área humanista y social como la pedagógica, didáctica y psicología del desarrollo en el Taekwondo, nos gustaría hacer un ejercicio con el lector.

Imaginemos una mesa que tiene cuatro patas para sostenerse de manera equilibrada y para no quedar peligrosamente en una situación inestable o en caída, debemos prestarle atención a cuatro aspectos que nos ayudarían a que no se caiga. Cada pata de esa mesa sería, lo que consideramos el puntapié inicial para un incremento y captación del interés de la población en el Taekwondo:

1) Perfil del alumno

Es importante pensar en que sujeto queremos formar. En la actualidad, cada escuela de Taekwondo puede planificar la enseñanza de acuerdo a la persona que quiere educar a futuro. Encontramos así tres perfiles:

  1. Un artista marcial puro.
  2. Un deportista de Taekwondo (combate y/o formas).
  3. Integral, que seria la combinación de ambas facetas.

Tener en claro este punto es fundamental para la elección de contenidos y avisar a las familias y a la comunidad que modalidad de Taekwondo sería la que se enseñaría.

2) Difusión sobre qué es el Taekwondo

La mirada endogámica o solo creer que con el imaginario popular se acercarán a las academias de Taekwondo, hoy no estaría alcanzando. Consideramos fundamental dar un paso más adelante y acercarse a la sociedad presentando al Taekwondo en las escuelas de gestión estatal y de gestión privadas, centros específicos para personas con discapacidad, entre otros.

3) Formación académica del educador de Taekwondo

En sus inicios, la mayoría de los deportes se basaban en la transmisión del saber de generación en generación sin mediar un saber erudito. En el Siglo XXI, las ciencias y disciplinas aplicadas a la actividad física y el deporte están presentes y son necesarias para atender a la gran diversidad y heterogeneidad de la población. Así, es factible fundamentar, no solo desde un lugar filosófico que es el Taekwondo, sino también acompañar su práctica con un abanico de saberes y estrategias que puedan dar apoyo a cada accionar. La formación continua y reconocida por organismos oficiales y del Taekwondo son importantes.

4) Diseño de proyectos

Las instituciones, las escuelas, los instructores sin un proyecto, plan, programa u objetivo, tendrán el horizonte gris, con momentos de incertidumbre. Avizorar el rumbo, hacia donde uno quiere llegar es fundamental en cada una de las áreas donde se quiera crecer. Para ello, la conformación de grupos de trabajo con  especialistas es clave para poder cumplir con lo planificado y pronosticado.

Para finalizar

Es importante comprender que, humildemente, haremos que el Taekwondo WT crezca, cuando seamos asertivos sobre qué buscan las familias y no solamente lo que los docentes del Taekwondo tengamos ganas de enseñar. El trabajo en equipo es importante para desarrollar ideas, proyectos, líneas de acción con colegas y dirigentes, siempre en prospectiva.

1 COMENTARIO

  1. Excelente reflexión, es definitivo que la evolución no sólo es, en las capacidades físicas. Si no también en fundamentos teóricos y científicos, amarrados a proyectos de desarrollo que generen mayor adhesión.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí