OPINIÓN0

Federaciones y sus hermanas menores

Internacional - 2019/07/22 - Todo personaje que pretenda formar parte de la organización en la que se gestionen cantidades del vil metal, está expuesto a experimentar el arte de la picaresca y beneficio propio, y siempre en detrimento del gran grupo de pardillos que la alimenta. Los que realmente sostienen la ambición de los sedientos de “billetes”.


Federaciones y sus hermanas menores

 

Desde que se conocieran las distintas formas de poder, los métodos piramidales y jerárquicos han ido apoderándose de la obra y poniendo a cada personaje en el lugar que le corresponde.

Bien lo plasmó Platón en “La República”; a partir de las palabras de su supuesto maestro Sócrates.

Todo personaje que pretenda formar parte de la organización en la que se gestionen cantidades del vil metal, está expuesto a experimentar el arte de la picaresca y beneficio propio, y siempre en detrimento del gran grupo de pardillos que la alimenta. Los que realmente sostienen la ambición de los sedientos de “billetes”.

Las federaciones deportivas están atadas a esta práctica, secundadas por las asociaciones, creadas a partir de las ansias de otros personajes, los que han forjado su frustración, legislatura tras legislatura, ya que no han logrado expulsar a los ridículos y como ellos dicen: “corruptos mandatarios de sus sillones bien acolchados”.

Estas ALDD (Asociaciones con Ánimo de Lucro Descarado y Disfrazado) las forman grupitos opositores de los equipos que gobiernan federaciones “X”. Encuentran así el modo de llenarse también los bolsillitos, los buches, recuperando y aumentando en magnitud su mermado ego.

 

 

En estas ALDD todo aparentará buenismo y transparencia, siempre en los inicios, claro. Será en las intentonas de ser desbancados por otros miembros, cuando los fundadores de las hermanas menores del gran negocio federativo, comiencen a dar muestras de sus verdaderas intenciones; generando guerras internas contra su propia parodia, atacando vilmente a los que actúan como ellos mismos hicieran.

Más de lo mismo, cuando las ALDD hacen cajita, ¿cómo?: afiliando a personajes con cierto peso deportivo o social, organizando cursillitos, campeonatitos, campus, regalando y/o convalidando grados [sin ningún valor] a cambio de futuros “favores”. Ciertamente mueven masas de corderos descerebrados que se creen todo lo que cantan, a viva voz… rompiendo gargantas.

Pasan los años y emulan las gilipolleces de sus hermanas mayores. Se forman grupos y equipos opositores a las gestiones que únicamente benefician a “los que están”. Se crean revistitas para destapar las “mierdas” de unos, surgen aprendices de espía vengador; adquiriendo cierto y efímero protagonismo, que le procurará un crecimiento en sus “llenadas” de caja fuerte. Se adoptarán posicionamientos a favor de unos u otros, según convenga, dependiendo del lugar donde la porción sea más suculenta, más sabrosa.

Los mamoneos existen en todos lados: ya sea en federaciones o en asociaciones; gobernadas por unos o por otros. Y que no me vengan con milongas absurdas, todos y cada uno de aquellos que se aventuran en crear y dirigir agrupaciones de seres humanos, lo hacen con un elevado ánimo de lucro, con total desfachatez, por mucho que se empeñen en ofrecer un rostro que no es…

Ahí queda eso, para quien lo quiera leer y entender…

 

Miquel Àngel Capó Maimó, Exclusivo MasTKD.com

 

Deja tu comentario!