EDUCACIÓN0

La preparación de cursos de capacitación en Taekwondo y su didáctica

Argentina - 2019/06/30 - La programación de cursos, seminarios o clínicas de capacitación dirigidas a la comunidad del Taekwondo puede variar según el destinatario y el contenido a desarrollar. En el presente artículo presentaremos algunas características básicas que deberíamos tener en cuenta quienes nos desempeñamos como pedagogos en el área de formación docente y actualización a colegas desde una disciplina: la didáctica.


Fernando_Akilian_100

Lic. Prof. Fernando Akilian
Maestro de Taekwondo 4º Dan Kukkiwon
Profesor de Educación Física
Licenciado en Actividad Física y Deporte
Licenciado en Ciencias de la Educación
Autor del libro “Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte”

 

Introducción

La programación de cursos, seminarios o clínicas de capacitación dirigidas a la comunidad del Taekwondo puede variar según el destinatario y el contenido a desarrollar. En el presente artículo presentaremos algunas características básicas que deberíamos tener en cuenta quienes nos desempeñamos como pedagogos en el área de formación docente y actualización a colegas desde una disciplina: la didáctica.

 

Desarrollo

En artículos anteriores nos referimos a la Didáctica donde siempre es interesante recordar que es una disciplina que tiene su objeto de estudio en permanente debate, por ejemplo, para Camilloni (2007), el objeto de estudio seria la teoría de la enseñanza, mientras que para Becker Soares (1988) debería ser la clase y todo lo que sucede en ella. Dicho esto, invitamos al lector a pensar juntos los componentes y variables que deberíamos tener en cuenta para programar un curso de capacitación dirigido a un público joven-adulto o adulto en Taekwondo.

El perfil del capacitador

Uno de los primeros aspectos que debemos tener en cuenta para organizar una capacitación es el Curriculum Vitae y las características del disertante. Ser solo cinturón negro de Taekwondo no alcanza para formar o actualizar docentes en la disciplina o este deporte, sino también alguien que cuente con las competencias necesarias para poder programar, exponer y conocer la didáctica en este nivel superior dirigido a adultos. También, la experticia que tenga el sujeto en el tema que se lo convoca. La mayoría de los cinturones negros posee una formación generalista de la actividad con poca formación docente ya que no se encuentra en el programa de enseñanza en Taekwondo, por lo tanto, debe ser alguien que cuente con créditos comprobables pero particularmente en un área, por ejemplo, alguien puede ser especializado en la enseñanza del Poomsae pero no así en la preparación física en la modalidad de combate. Luego, inferir a través de alguna entrevista previa, a cómo desarrollaría la temática y sus estrategias ante personas que tienen o no formación docente en Taekwondo.

 

La formación docente en Taekwondo, hoy (1ª parte)

 

Debemos tener en cuenta cuando se convoca a deportistas de elite a eventos donde se los invita a espacios denominados “curso de…” o “seminario de…”, ya que un atleta no cuenta con la formación académica – científica o docente, por lo que sus exposiciones estarían ligadas a experiencias personales como tal, compartiendo los momentos vividos en el área de combate o poomsae y desarrollando su punto de vista de qué haría él/ella en tal o cual situación. Ser docente o entrenador es un rol totalmente diferente.

Destinatarios ¿A quién capacitaremos?

Este componente hace referencia a quiénes serán los destinatarios del curso. Sus características. Aquí el capacitador deberá preguntar/se, si son todos cinturones negros o también habrá de color, su experiencia en la actividad o en la docencia del Taekwondo. Por ejemplo, consultarle al auditorio si alguno participó del deporte Taekwondo, en qué modalidad y qué nivel deportivo cree haber alcanzado. Así podríamos construir el perfil del participante del curso.

Evaluación – Saberes previos

De acuerdo a la temática y los contenidos que se vayan a exponer, es interesante conocer si los participantes cuentan con saberes previos relacionados con lo que se tratará en la exposición. Por ejemplo, si es sobre el reglamento deportivo, preguntar sobre qué características tiene el deporte Taekwondo ya sea en Poomsae o en combate. Mientras que si la temática gira en torno a la enseñanza, cómo fue la experiencia de alguno de ellos cuando le daban clase. A partir de simples comentarios o haciendo preguntas generalizadas podríamos saber si la charla sería superficial o más profunda, con un nivel de abstracción mayor en términos cognitivos o del tratamiento del contenido a enseñar.

Contenidos

Los contenidos a enseñar son los saberes que se desean transmitir. Es el mensaje. La selección de estos podría ser en base al interés del disertante por querer presentar una temática que considera de gran importancia para la comunidad o grupo de participantes. También, podría ser elegido por la entidad que dirige el Taekwondo porque considera que hay contenidos que deben ser abordados para el desarrollo de la actividad. Pero bien podría ser la a causa de la elección de la propia comunidad de entrenadores o instructores que soliciten la presencia de un especialista en un área para que pueda actualizar al colectivo de profesionales del Taekwondo y su enseñanza.

 

 

Cuando al profesional – capacitador se le confiere esa tarea y el tema a exponer, es sumamente importante que sea concreto y especifico en relación al contenido y la forma en la que lo hará. Imaginemos que le solicitan al capacitador disertar sobre la preparación física en la clase de Taekwondo, en este caso en particular y sabiendo la disponibilidad de tiempo y sus destinatarios, este debería elegir si tratará sobre todas las cualidades físicas (condicionales y coordinativas) o alguna en particular, y si la preparación física será pensada en términos de niños, jóvenes o adultos o niveles deportivos iniciantes, intermedios o avanzados. Analizado así le podría permitir tener bien claro el objeto de su exposición y preparar todo el material didáctico.

Tiempo

Cuando un profesional-capacitador es convocado, resulta también necesario dar a conocer el tiempo que tendrá este para exponer. No es lo mismo preparar una exposición sobre “El Taekwondo como medio educativo en la formación de personas” para una hora de disertación que para cuatro horas. Por lo tanto, la superficialidad o profundidad de los temas tendrá como principal condicionante, el tiempo, con su introducción, desarrollo y conclusiones finales distribuidas cronológicamente.

Método de enseñanza

Un aspecto clave a tener en cuenta en el momento de preparar una capacitación o curso es cómo desarrollaremos el contenido a enseñar. Para ello el posicionamiento ideológico y teórico de cómo se concibe la enseñanza y la educación es fundamental para poder responder este punto. Aquellos capacitadores que entienden la formación o actualización como un proceso técnico, centrado en el contenido y a los participantes como sujetos que deben ser meros reproductores de aplicación de técnicas o formas de actuar descritas por otros sin necesidad de una reflexión, el método tradicional seria el elegido. Por otro lado, si entendemos a la enseñanza como una actividad participativa, donde haya intervención, diálogo, comprensión, intercambio, reflexión, contacto con las realidades de los destinatarios, un método artístico-político podría ser la mejor opción.

Objetivo

Un objetivo es un enunciado que explicita en términos de conducta qué se espera de un sujeto al finalizar una clase o entrenamiento o, en este caso, un curso de capacitación. Un objetivo cuenta con un encabezado o destinatarios, la conducta esperada y el contenido a abordar. Todo aquel que organice un curso es necesario que se fije un objetivo y al finalizar preguntarse si se logró con lo pensado con anterioridad. Sin un objetivo claro es probable que no se tenga en claro qué se busca en la capacitación y de esa manera podría generar su consecuente pérdida de tiempo o fracaso.

 

Más artículos de Fernando Akilian ¡Aquí!

Material didáctico

Las disertaciones deberían ser pensadas no solo desde la mirada expositiva sino también con el acompañamiento de recursos que hagan de la capacitación un momento de adquisición de saberes enriquecedor desde la palabra y otros recursos, como el audiovisual. La preparación de un Power Point, videos, material bibliográfico, podría ser de gran soporte para que los participantes sientan interés y logren sostener el tiempo que se le dedicará a la charla, sugerir, preguntar.

Conclusiones

Este artículo tuvo como fin introducirnos en la didáctica para adultos y pensándolo en un nivel superior que serían cinturones negros con un recorrido, ya sea el de practicantes, docentes o entrenadores y su posterior capacitación y actualización.

No existen recetas para enseñar sino profesores que, haciendo un análisis de la coyuntura, contexto y realidad con la que deberán enfrentar, podría propiciar una programación, en este caso de una capacitación, reduciendo las incertidumbres típicas del caso.

Enseñar algo a alguien lo puede hacer cualquier ser humano y esto se viene llevando a cabo desde la era primitiva, pero enseñar como se entiende en el ámbito de la educación es diferente. Enseñar, es una acción educativa intencional que integra y organiza una serie de acciones cuyo fin es que el otro aprenda. Para ello, el experto profesional de una capacitación en Taekwondo debe ser alguien que domine claramente la temática encomendada por un lado pero también su didáctica, ya que de poco serviría que sea un experto en Poomsae, pero no lo sepa enseñar, de nada serviría que sea un experto en combate, pero no lo pueda enseñar. A todo esto se le suma otra complejidad, que es enseñar a enseñarles a otros y no cualquiera lo podría hacer.

«Las convicciones sólidas requieren fuentes sólidas.» CHARLES TAYLOR

 

Bibliografía consultada

Akilian, Fernando (2009) Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte. Buenos Aires. Ed. Kier.

Becker Soares, M. “Didáctica. Una disciplina en busca de su identidad”, en Lecturas en torno al debate de la didáctica y la formación de profesores. Escuela Nacional de Estudios Profesionales,
UNAM, MÉXICO, 1988, PP. 12-17

Camilloni, A. (2007) El saber didáctico. Buenos Aires. Ed. Paidos.

Gomez, J., y otros (2012) La formación docente en Educación Física. Buenos Aires. Ed. Noveduc.

Gvirtz, S. y Palamidessi, M. (1998) El ABC de la tarea docente. Buenos Aires. Ed. Aique.

Lucarelli, E. (1998): “La didáctica de Nivel Superior. Sus notas distintivas (a manera de marco referencial de la asignatura”. Ficha de cátedra. Publicación de la Secretaría de Publicaciones de la Facultad de Filosofía y Letras. UBA

 

 

Deja tu comentario!