PSICOLOGÍA0

Carta a un profesor de Artes Marciales

Internacional - 2019/06/04 - ¿Recuerdas como fue que llegaste a ese gimnasio a entrenar? ¿Quién te enseño la primera patada? Y la vez que dijiste ¡realmente aquí pertenezco, este es mi mundo!


Laura Roca A.
Licenciada en Psicología
Psicóloga Deportiva
Prof. de Taekwondo WTF
www.facebook.com/roca.lau

 


 

father-is-teacher-teaching-taekwondo-kids-children-boy-are-learning-nature_33855-172

 

Mira todo el camino recorrido, ¿recuerdas cómo empezaste?

¿Recuerdas cómo fue que llegaste a ese gimnasio a entrenar? ¿Quién te enseño la primera patada? Y la vez que dijiste ¡realmente aquí pertenezco, este es mi mundo!

Si estás pensando convertirte en profesor es porque hubo alguien que te inspiro a hacerlo.

Y este es un viaje que requiere mucha responsabilidad, ya que debes ser consciente de que cada cosa que digas o hagas marcará una huella en la vida de las personas a quienes enseñes.

Veras crecer a tus alumnos, avanzar, madurar, los veras irse y quizás a algunos volver, a muchos los veras triunfar y a otros los veras caer, a quienes tu corazón indique ayudaras con todas tus fuerzas y quizás algunos te pagaran de la peor manera, de los que menos esperabas recibirás grandes sorpresas.

Entonces te digo, muchas veces no será fácil y requiere de mucha paciencia, porque si quieres realmente ser un buen profesor, no te limites a solo enseñar algo que no practicas, “falsos profesores” ya existen por montones, un profesor falso es aquel que no sabe ni que está enseñando o cual es el verdadero objetivo, comprar un cinturón negro no te hace un maestro.

bruce-leeEl profesor verdadero practica lo que enseña todos los días y lo demuestra con su propio ejemplo no solo en el club, no solo demostrando su técnica, sino en la vida misma, llega temprano, tiene todo en orden, es educado y amable, no importa lo grande que llegue a ser, mantiene siempre la humildad y el respeto.

El profesor mediocre es quien utiliza maltrato físico o psicológico para lograr la “obediencia del alumno”, en vez de eso usa el dialogo y la creatividad para alcanzar mejores resultados. Trata de no hablar mal de otros profesores, haz cada vez más aliados ya que recuerda que podrán ser rivales en competencia, pero juntos pueden lograr cosas aún más grandes fuera. Tampoco hables de alumnos que se fueron, porque en algún momento de ti aprendieron.

Si te atreves a enseñar nunca dejes de aprender, invierte en continuar capacitándote en todos los aspectos que envuelvan tu arte, psicológico, actualizaciones, personas con capacidades diferentes, etc. Todo suma.

Haz que cada clase valga la pena, tus alumnos recorren grandes distancias por ti, pagan para entrenar contigo, te elijen cada entrenamiento.

Aprende a que si vas a vivir de esto tiene que ser un negocio, pero no olvides que tú no tienes clientes sino alumnos a tu cargo.

De ti aprenderán, así que explícales bien que no se trata solo de dar golpes y patadas, sino de vencer nuestros límites y dominar nuestros miedos en cada entrenamiento y etapa de la vida.

La recompensa estará en llevarlos más allá de lo que creen posible, y demostrarles que eso que parecía lejano se puede lograr, con esfuerzo y entrenamiento. Prohíbeles decir “no puedo” y haz que confíen en ti para lograrlo, paso a paso, observa sus gestos cuando lo logran, les estas dando la lección más preciosa, el NUNCA RENDIRSE y cuando eso pase felicítalo y hazles saber que nada es imposible.

Convierte cada una de sus luchas en tu lucha, pero recuerda que no eres su dueño, da lo mejor de ti a cada uno, pero déjalos tomar sus propias decisiones. Pon siempre pasión y amor es la mejor manera de enseñar.

Lo que te llevas es invaluable no es algo que se puede medir o pesar, ni se trata de los trofeos o medallas que logres con ellos, se trata de la calidad humana y el cambio en el mundo que podemos lograr a través de enseñar artes marciales.

Por último, disfruta este viaje e inspira para que cuando tú hayas cumplido esta etapa, vengan más detrás de ti quienes estén dispuestos a mantener vivo este hermoso arte.

Si tú ya eres uno de esos grandes profesores y aun que muchas veces tu trabajo no sea reconocido, o surjan dificultades, siéntete orgulloso y pleno cada día, no estás solo, somos una gran familia que hace las cosas por convicción, haciendo lo que nos apasiona en diferentes partes del mundo.

“Enseñar es un don que requiere dedicación y no cualquiera se atreve a dedicarse a lo que en realidad ama”.

 

Laura Roca, Exclusivo MasTKD.com

Deja tu comentario!