EXCLUSIVO0

Los sueños de un coach olímpico y la salvación del Taekwondo según Dragan

Serbia - 2019/02/06 - El director de la 'fábrica de campeones', Dragan Jović, habló con MasTKD.com sobre sus objetivos, sueños, estilo de vida y un análisis de lo que está matando el espectáculo del Taekwondo.


Dragan-Jovic-Serbia-Taekwondo-1
Dragan Jovic recibe a Milica Mandic en la final del Campeonato Mundial de Muju 2017. Foto: Claudio Aranda/MasTKD.com

“Necesitamos aceptar que con los años del equipamento electrónico en el deporte, este cambió. Nunca será lo mismo. Pero honestamente: ¿recuerdas la época antes del equipo electrónico? Durante muchas peleas, los peleadores estaban de pie el 80% del tiempo y algunas veces ellos querían patear una Bandal chagui en el cuerpo. Eso fue aburrido, como algo mínimo por decir. Ahora ves más golpes”, así de lapidario fue Dragan Jović, el entrenador de la fábrica de campeones serbios, en una entrevista con MasTKD.com.

Jović, con registros como entrenador de alto rendimiento en eventos élite desde el 2000, analizó que desde su perspectiva la salvación del Taekwondo está en desligitimar la Miro chagui y potenciar el uso de la pierna trasera.

“La Miro chagui está arruinando peleas y nadie se atreve a arriesgarse con otras técnicas antes de que sea fácil perder puntos. La Miro chagui es la razón por la que los luchadores deciden no intentar una patada de giro, porque es muy fácil detenerlos con el empuje”, explicó.

 

Dragan-Jovic-Serbia-Taekwondo-5
Dragan Jović fue el entrenador que acompañó a Serbia en el Campeonato Mundial de Muju 2017. Foto: Claudio Aranda/MasTKD.com

 

Su esperanza no está perdida, confesó que en las últimas temporadas vio a algunos atletas aplicando el uso del tercer tiempo con pierna trasera o también atacando explosiva, espontánea y ferozmente con el pie de atrás a la hora de hacer un step. Eso lo llena de emoción, pero también posee algunas observaciones ante el espectáculo.

Entre los cambios que recomendaría a las autoridades de Federación Mundial (WT, por las siglas en inglés), está el habilitar los entrenadores para reclamar las patadas a la cara o permitir el “Video Face kick”, porque constantemente se dan golpes legítimos en la cara, tan contundentes que hacen al público reaccionar, pero por no haber tocado un sensor no se marcan y por eso no puede reclamarse.

“Conozco a algunos jueces que se atreven a hacer su trabajo  sin miedo y a pedir repeticiones de vídeo en estas situaciones. Eso significa que es mejor que un entrenador tenga derecho a pedir una respuesta de vídeo de Face kick”, añadió.

 

Dragan Jović recibe a una de sus atletas durante el Campeonato Mundial Muju 2017. Foto: Claudio Aranda/MasTKD.com

 

Sin ser mezquino, Dragan reconoce que él como entrenador influyó en que el Taekwondo no guste, pese a que el nuevo estilo de combate no es de su agrado. “A menudo, no estoy atisfecho con el aspecto de las peleas, pero por otro lado, soy uno de los muchos que contribuyen a ello”, dijo.

El motivo de ese declive de espectacularidad se da porque considera que los estrategas intentan adaptar el equipamiento y las maneras para ser eficientes en el marcaje de puntos, “es por eso que el deporte está perdiendo belleza”.

Pese a lo malo, feo e incómodo del Taekwondo, para nadie es un secreto que el arte marcial moderno se convierte en un estilo del que es casi imposible escapar. A quienes secuestra los enamora y quienes escapan se van, con un sentimiento perenne de querer volver. Dragan no es la excepción. Él está inmerso en este universo, tan inmerso que pareciera no tener marcha atrás, y todo lo que vive, respira y piensa termina o empieza -depende de cómo quiera verse- en Taekwondo, tres palabras al únisono que forman un solo sentimiento.

 

Dragan-Jovic-Serbia-Taekwondo-3
Vanja Stankovic es cargada por su entrenador Dragan Jović, tras coronarse campeona mundial de los -49kg en el 2017. Foto: Claudio Aranda/MasTKD.com

 

“Es el estilo de vivir. Despierto todas las mañanas con Taekwondo en mi cabeza y voy a la cama con los mismos pensamientos. Yo di todo por este deporte y obtuve todo por este deporte. Mi esposa fue competidora, mis niños lo son. Todos mis amigos están conectados de alguna manera con el Taekwondo”, confesó.

El entrenador de la selección nacional de Serbia, mantiene viva esa ambición de los atletas: la sed de soñar, ganar, vivir, y cuando ya alcanzan todo lo que visionaron, dibujar nuevos retos, nuevas ganas de triunfar.

Después de los Juegos Olímpicos de Río 2016, Dragan se convirtió en el primer dirigente de su país en lograr dos medallas olímpicas al hilo. Incluso, escribió la primera página del Taekwondo serbio en el libro de los Juegos Olímpicos. En Londres 2012 lo hizo de la mano de la +67kg Milica Mandic con el oro y en Brasil fue junto a la joven Tijana Bogdanovic, dejándose la presea plateada.

Ahora, su ambición lo lleva a soñar con cuatro atletas en Tokyo y dos medallas en el mismo evento olímpico. Para eso, Dragan es consciente que cosechar la mayor cantidad de puntos en el mundial de Mánchester es muy valioso y podría ser la diferencia en que su sueño se aplace o comience a tornarse real.

 

Dragan-Jovic-Serbia-Taekwondo-4
Vanja Stankovic se dirige hacia Dragan Jović tras proclamarse campeona mundial en 2017. Foto: Claudio Aranda/MasTKD.com

 

“Este es un camino difícil frente a nosotros, pero el equipo está preparándose para lograrlo. Con los mejores resultados en el Campeonato Mundial, estaremos fortaleciendo la posición para calificarnos a Juegos Olímpicos del 2020, y nuestro objetivo principal es ir a Tokyo con la mayor cantidad de atletas que podamos”, explicó Jović.

Serbia abrió la temporada con el Open de Chipre, pero los planes son ir a todos los G2 en el planeta. Las Copa Presidente, Turquía, Egipto, US Open, Abierto de Bélgica; así como algunos competidores -los más jóvenes- irán al Open Eslovenia, Campeonato Europeo de Clubes, el Open Sofia, “Después del Campeonato Mundial planeamos ir a todos los Grand Prix”.

Recientemente, en una recopilación de MasTKD.com sobre Dragan Jović, se publicó que él trabaja en Serbia para que sea “una fábrica de campeones”, pese a la metodología de reunir a la selección pocas veces por año, preparar competidores desde las escuelas y generar campamentos claves.

 

Dragan Jović: “Somos como una fábrica de campeones”

 

Con los objetivos claros y conocer el qué, quedó una duda -una gran interrogante-: ¿Cómo convertir un país con tan poca población en una fábrica de campeones de calibre mundial?

Sin tapujos, y aunque nada volverá a ser igual, Jović parece mantener la fórmula, el cómo se traduce en detalles, es ahí el secreto del éxito.

“Los detalles son importantes. Hay tantos grandes entrenadores en el mundo y cada uno de ellos tiene alguna especialidad en la forma de cómo llegar al vino. Pero mi camino se basa en un gran análisis, táctica y un trabajo muy, muy, muy duro”, concluyó.

Esteban Mora, Exclusivo MasTKD.com

Deja tu comentario!