NUTRICIÓN Y TAEKWONDO0

¿Pueden los alimentos mejorar la mente del practicante de Taekwondo?

Internacional - 2018/05/30 - La nutrición tiene una estrecha relación con el aprendizaje, concentración, la toma de decisiones en competencia y el rendimiento en general del deportista.


 

Juan David Vélez Arredondo

Nutricionista Deportivo
Selección Antioquia de Taekwondo, Colombia
[email protected]

 

 

Nuestra alimentación puede mejorar nuestra mente, pero también una mala alimentación puede ser una dificultad a la hora de entrenar o competir. La nutrición tiene una estrecha relación con el aprendizaje, concentración, la toma de decisiones en competencia y el rendimiento en general del deportista.
 El objetivo de los atletas siempre es alcanzar su máximo rendimiento; la nutrición deportiva implementa estrategias nutricionales que reducen el inicio de la fatiga y mantienen el rendimiento físico y mental.

¿Qué pasa en el deporte cuando no hay una buena nutrición? Existen alteraciones desde las funciones cerebrales que afectan nuestros movimientos y pensamientos:

  1. Alteraciones cognitivas:
  • Aprendizaje
  • Memoria
  • El Lenguaje
  • La Atención
  • La Conducta
  • La Orientación
  1. Disminución del rendimiento psicomotor:
  • Precisión
  • Control del ritmo
  • Coordinación
  • Control de varias extremidades a la misma vez
  • Estabilidad mano-brazo
  • Destreza manual
  • Orientación de respuesta
  • Time de reacción
  • Velocidad de movimiento de piernas
  • Puntería
  1. El tiempo de toma de decisiones
  2. Disminución en los niveles de alerta

 

La alimentación influye en la actividad y energía del cerebro; si estamos bien nutridos vamos a tener una mejor capacidad de memoria y concentración; y mantener controlados los estados de depresión, ansiedad y agresividad. El cerebro humano es el órgano control del cuerpo responsable del pensamiento, memoria, emociones y lenguaje; este consume un 20% de toda energía del organismo.

 

Cerebro-dieta-mediterranea

 

¿Por qué consume tanta energía el cerebro?

Se dice que tenemos 100 mil millones de neuronas en el cerebro; hay miles de conexiones entre ellas que se comunican todo el tiempo y además el cerebro es cambiante, desaparecen unas conexiones y se establecen otras nuevas; todo esto funciona en base a sustancias químicas muy simples, mayoritariamente proteínas (neurotransmisores), cuya misión es transmitir un mensaje de una neurona a otra; lo importante es que estas sustancias las obtenemos de la alimentación.

Cuando escuchamos la frase “somos lo que comemos” se aplica perfectamente en el cerebro, dado que el combustible con el que funciona es la glucosa de los alimentos; la proteína forma los neurotransmisores, las grasas en la neurona forman una capa llamada mielina que envuelve y protege; además del agua (líquido cefalorraquídeo) que actúa como amortiguador y protege de golpes al cerebro.

Una amplia evidencia científica muestra que nuestros antepasados mejoraron el tamaño del cerebro por mayor acceso a los alimentos, esto tuvo grandes efectos sobre la supervivencia y el éxito reproductivo. Los cerebros más grandes en los humanoides estaban asociados con el desarrollo de habilidades culinarias, el ahorro de energía y el caminar y correr en pie; todas estas características requirieron mejoras en el cerebro y fue posible por una alimentación exitosa.

Los nutrientes necesarios para el desarrollo cerebral equilibrado se basan en el consumo de antioxidantes (Frutas y verduras), proteína (Pescados, Carnes, Leguminosas, huevos y quesos) y grasas saludables (Omega 3); tanto para el deporte como para prevenir enfermedades relacionadas con el cerebro como el párkinson y el alzhéimer la alimentación más recomendada a nivel mundial es la dieta mediterránea; que explicaremos a continuación en estos 10 pasos:

 

  1. Utilizar el aceite de oliva como principal grasa de adición.
  2. Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia: frutas, verduras, legumbres, champiñones y frutos secos.
  3. El pan y los alimentos procedentes de cereales (pasta, arroz y especialmente sus productos integrales) deberían formar parte de la alimentación diaria.
  4. Los alimentos poco procesados y frescos son los más adecuados.
  5. Consumir diariamente productos lácteos, principalmente yogurt y quesos.
  6. La carne roja y procesada se debe que consumir con moderación.
  7. Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación.
  8. La fruta fresca tendría que ser el postre habitual. los dulces y pasteles deberían consumirse ocasionalmente.
  9. El agua es la bebida por excelencia en el mediterráneo. El vino debe tomarse con moderación y durante las comidas.
  10. Realizar actividad física todos los días, ya que es tan importante como comer adecuadamente.

 

Ya sabemos qué alimentos nos sirven; pero ¿Cuáles son los alimentos perjudiciales para la actividad cerebral?

Según varios estudios en estudiantes universitarios deportistas después de un alto consumo de grasa saturadas y dulces se ha asociado con menor función cognitiva (atención, velocidad de recuperación y el estado de ánimo), control del apetito. Normalmente se caracterizan por alimentos en grandes cantidades, baratos, con una alta energía; Principalmente las comidas rápidas, dulces, salsas y productos fritos; además el alcohol y la deshidratación influyen notablemente en nuestro rendimiento mental como hemos visto en artículos anteriores.

 

Bibliografía:

  • Lindsay Baker Effects Of Dietary Constituents On Cognitive And Motor Skill Performance In Sports Sports Science Exchange (2013) Vol. 26, No. 119, 1-6
  • Dra Roldan P; Cómo Mejorar La Concentración Y El Desarrollo Intelectual A Través De Los Alimentos. Nutrición © 2013
  • Lecuona Sistema Nervioso Biología Celular E Histología Médica Facultad De Medicina Unam
  • Pinilla F; Brain Foods: The Effects Of Nutrients On Brain Functionnat Rev Neurosci. Author Manuscript; Available In Pmc 2010 January 12.
  • Lanyau Y; La Dieta En La Enfermedad De Alzheimer Revista Cubana De Salud Pública. 2009; 35(4): 55-64
  • Valenzuela B. Ácido Docosahexaenoico (Dha): Una Perspectiva Nutricional Para La Prevención De La Enfermedad De Alzheimer. Rev Chil Nutr Vol. 35, Suplemento Nº1, noviembre 2008
  • Fundación Dieta Mediterránea; Johann Sebastian Bach, 28 Barcelona, España. Https://Dietamediterranea.Com/
  • Jessica E. Beilharz, Jayanthi Maniam And Margaret J. Morris *Diet-Induced Cognitive Deficits: The Role Of Fat And Sugar, Potential Mechanisms And Nutritional Interventions Nutrients 2015
Deja tu comentario!