RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL1

La historia de Sebas: mi luchador favorito

Costa Rica - 2018/04/08 - Sebas es un niño de 12 años que hoy desata la pelea de su vida, literalmente. Él asumió la prueba del destino con mucha valentía, pero ahora necesita que todos le ayudemos. Sebas es #MiLuchadorFavorito


La vida tiene la misma cantidad de definiciones como historias en un bar. Definir qué es la vida es algo tan subjetivo como enamorarnos: de una pareja, de un deporte o de una causa… Enfatizo: de una causa.

Hoy me di tiempo de desconectarme del Clasificatorio Olímpico y Mundial Juvenil de Túnez, de las alteraciones del sistema de competencia, de la posible creación del Salón de la Fama oficial del Taekwondo.

Hoy me di tiempo de agarrar la estructura de la pirámide invertida y desmenuzarla y construir este texto con nuestro propio molde. No lo hago como periodista, lo hago como el compañero de academia que entre el tiempo muerto de las clases de los niños y los adultos, luchaba con Sebas. Hoy me di la tarea de escribir para contarle quién es Sebas: mi luchador favorito.

Sebastián González 1
En el 2016, Sebas se convirtió en campeón nacional de Taekwondo en Costa Rica. Foto: Cortesía de la familia González González.

No es el típico taekwondista rudo de músculos voluptuosos, mirada invasiva u holgado palmarés. Todo lo contrario: Sebas es delgado, con ojos grandes y brillantes, risas espontáneas y socialización excesiva en el Do Jang. No supera los 12 años ni el metro 60 de altura y hoy desata la batalla más importante que cualquier taekwondista podría enfrentar: una batalla para sobrevivir.

El niño que cambió el fútbol por el Taekwondo, hoy se enfrenta ante una masa que tomó sus riñones y que por decisiones del Seguro Social no puede ser operado en Costa Rica.

La pelea arrancó el 14 de julio del 2017, cuando un médico detectó algo inusual en los riñones del menor. El primer round lo ganó la enfermedad que golpeó en la entrepierna a toda una familia y allegados. En ese lugar que aunque uno intenta protegerse, una vez que impacta el dolor es fatal. Admito que supe hasta hace 15 días y desde entonces sé que puedo contar con toda la familia del Taekwondo global.

 

“Después de vivir dos semanas entre la biopsia, la espera de resultados y sesiones con los doctores, una difícil realidad nos cayó encima: Sebas tenía un cáncer muy extraño”, escribieron los padres

 

Su padres, Julio González y Gretel González, escribieron que ese vericueto de sentimientos los tomó por completo cuando descubrieron que en el mundo solo hay registrados de 200 a 300 casos desde 1996. Sí, ¡desde 1996!

¿Se imagina estar golpeado, tirado en el Do Jang, revolcándose del dolor por dentro y de pronto entender que esto no dura los dos minutos que dura cada asalto, esto dura la vida entera y no se pelea una medalla, sino la vida. La vida de su hijo?

“Después de vivir dos semanas entre la biopsia, la espera de resultados y sesiones con los doctores, una difícil realidad nos cayó encima: Sebas tenía un cáncer muy extraño, agresivo y complicado, y que, básicamente, nos pegamos la lotería, pero al revés y que iban a hacer (los doctores) todo lo que estuviera en sus manos, mediante quimioterapia, cirugía y radioterapia, pero que las posibilidades de éxito eran casi nulas. Momento difícil e inolvidable…”, redactaron los padres.

Sebastián-González-1
Sebas dejó atrás el fútbol, a pesar que es del mismo lugar de Keylor Navas, el portero del Real Madrid. Sebas prefirió el Taekwondo. Foto: Cortesía de la Familia González González.

Muchos rounds más venían, iban a ser pesados, gigantes, extenuantes, complicados; pero Sebas iba a aceptar comenzar a golpear, reaccionar y dar pelea. Así, como cuando se enfrentaba a mí, aunque pesara tres veces más que él. Claro, enfrentarme a mí era más fácil que lo que enfrenta ahora, antes éramos solo él y yo buscando derribarme y tratando de mantenerme en pie, respectivamente. Ahora, no está solo y nos tiene a todos formados para atacar una a una cada batalla que venga.

Sebastián González, oriundo de Pérez Zeledón, una pequeña ciudad a 136 km al sur de San José, en Costa Rica, recibió la buena noticia que la médico Andrea Hayes-Jordan lo operará sin cobrar honorarios, pero la alegría fue a medias: por seguridades sociales y temas de farmacología debe aplicar la intervención quirúrgica lejos de su país.

Aunque la doctora Hayes aceptó viajar a Costa Rica, la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) no avaló el método.

“Los meses de febrero y marzo del 2018, antes de las consultas del porqué no había una fecha definida para la operación, y a pesar de que ya la Dra. Hayes tenía permiso para operar en Costa Rica, nos comunicaron que el departamento de oncología, al hacer la solicitud a Farmacoterapia del Hospital de Niños del procedimiento a utilizar para la cirugía propuesta por la especialista internacional, tiene la necesidad de utilizar cisplatino (uso intraperitoneal) y tiosulfato de sodio. Farmacoterapia del Hospital de Niños traslada la solicitud a Farmacoterapia Central de la Caja Costarricense del Seguro Social y este ente rechazó la solicitud”, comparten los padres en una carta.

Antes que la doctora Hayes apareciera en la vida de la familia González González, los médicos costarricenses decidieron con los padres no operar a Sebastián, porque era muy riesgoso y apostaron por la calidad de vida, en lo que cabe el término. De intervenir el frágil cuerpo del niño las posibilidades de éxito eran poco más que ningunas.

Sebastián-González-3
Ale, el hermano mayor de Sebas, es el ejemplo a seguir del niño. Ale practica Taekwondo y también superó un tumor en 2010. Foto: Cortesía familia González González.

Cuando Andrea Hayes-Jordan informa que puede operar a Sebastián, la esperanza que se había apagado como una candela vuelve a encenderse y Julio, Gretel y Alejandro -el hermano de mayor de Sebas- le preguntan que si quiere ser operado, él dice que sí.

“Sebas tomó la decisión de seguir luchando y ese mismo día iniciaron los exámenes para poder iniciar nuevamente ciclos de quimioterapia recomendada por la especialista internacional para prepararlo para la operación, con objetivo de mantener el cáncer controlado”, comparten en el texto los González.

Sin embargo, están conscientes que por los medicamentos y la praxis deben enfrentarse al round más agresivo de la operación en Estados Unidos, donde la médico puede aplicar su exitoso tratamiento.

En este punto de la historia de Sebas es donde todos pateamos, golpeamos, empujamos y puñeteamos juntos.

La familia González González necesita recaudar aproximadamente US$250 mil para pagar todos los gastos de hospitalización, alojamiento, transporte y demás y es por eso que decidió lanzar la campaña #MiLuchadorFavorito, con donaciones directas a las cuentas de diferentes bancos y también a través de la página Go Fund Me, para aportes de cualquier parte del mundo.

“Como padres de Sebastián hemos decidido que, junto con él, seguiremos luchando y nunca podremos estar de
acuerdo con este argumento institucional, que priva a nuestro hijo de la posibilidad de tener una oportunidad médica que se utiliza en Estados Unidos y que ha dado buenos resultados con el protocolo de esta especialista que se ofreció venir a operar a Costa Rica sin costo y que se tome una decisión sin el respeto y la conciencia de la única opción viable de prolongar o salvar la vida de nuestro tesoro, nuestro luchador, nuestro hijo y su gran corazón.

En este momento, como familia creemos que el tiempo de Dios es perfecto y seguiremos en la batalla para que Sebastián tenga la oportunidad de ganar la batalla a esta enfermedad. Si esto no puede suceder en Costa Rica, estamos dispuestos a hacer lo que esté en nuestras manos para poder llevar a Sebas a Estados Unidos para aplicar este procedimiento. Seguiremos luchando junto a nuestro querido Sebas, mi luchador favorito”, concluye el texto de los padres del niño.

La ayuda

Si usted está en Costa Rica puede depositar en las siguientes cuentas a nombre de Julio González Fallas, cédula de identidad 1-1169-0761:

Donaciones Globaleswww.gofundme.com/mi-luchador-favorito

Cuentas en colones:

  • Banco Nacional: 200-01-064-008859/Cuenta Sinpe: 1510 6420 0100 8859 6
  • Banco de Costa Rica: 001-0412518-5/ Cuenta Sinpe: 1520 2001 0412 5185 1
  • BAC San José: 9353 6456 2/ Cuenta Sinpe: 1020 0009 3536 4562 6
  • Banco Popular: 6311 53/ Cuenta Sinpe: 1610 0005 1070 8305 7

Cuentas en dólares:

  • Bac San José (Cuenta Ahorros): 9242 6160 5/ Cuenta Sinpe: 1020 0009 2426 1605 5
  • Banco de Costa Rica (Cuenta Corriente): 242-0000 07-4/Cuenta Sinpe: 1520 1242 0000 0740

Esteban Mora, Exclusivo MasTKD.com

Deja tu comentario!