REPORTAJE0

Los capítulos gloriosos de Francia se escriben en español

Francia - 2018/02/19 - En la historia del Taekwondo francés, solamente tres españoles tuvieron el honor de dirigir el equipo galo. Dos escribieron las páginas doradas de las memorias y uno busca volver a despegar a Les Bleus.


Portada-Españoles, Ireno Fargas, Rosendo Alonso y Juan Antonio Ramos
Ireno Fargas (izq) dirigió a Francia en 2001-2002, Juan Antonio Ramos (der.) entre 2010 y 2013 y Rosendo Alonso lo hace actualmente. Arte: Esteban Mora/MasTKD.com

 

“Mucho ha llovido desde eso”, dijo Juan Antonio Ramos cuando se le preguntó por su época como entrenador de la selección nacional Francia.

“El oro de Mamédy Doucara en el mundial de Corea 2001” fue uno de los momentos más gloriosos de Ireno Fargas al frente de los galos, explicó en una entrevista con este medio.

“Estamos en un periodo de construcción y tenemos varios campeonatos para ver la verdadera situación del equipo así como su definición”, contó Rosendo Alonso sin querer especular cuando se intentó conocer una versión del incipiente inicio con Les Bleus.

 

Ireno Fargas fue el primer español en dirigir a Francia. Foto: Taekwondo Data.

 

Ramos, Fargas y Alonso tienen cuatro cosas en común: la nacionalidad, el amor al Taekwondo, las medallas mundiales y ser los únicos españoles en dirigir la Selección Francesa de Taekwondo.

Ireno Fargas abrió el camino hacia París a inicios del 2001 y terminó su trabajo un año después para iniciar con el Centro de Alto Rendimiento La Loma, en San Luis Potosí, México.

 

Ireno Fargas, el mejor coach de la historia del Taekwondo

 

“En Francia dirigí a una generación de deportistas de oro.  Solo recordemos a los Pascal Gentil, Mamédy Ducara, Mickäel Borot, Cristophe Negrel, entre otros”, rememoró Fargas.

Sin embargo, despedirse de aquella camada de competidores élite es uno de los capítulos que el ibérico marca como “de los más tristes con Francia”.

“Tener que explicarles a los deportistas franceses que los dejaba para ir a Mexico a un proyecto nuevo, después de todas las expectativas que tenían conmigo no fue lo más lindo, pero como profesionales lo entendieron perfectamente”, contó Fargas.

Bajo la tutela de Ireno Fargas, Les Bleus conquistaron dos medallas mundiales: el oro de Mamédy Doucara y la plata de MicKäel Borot, según la base de datos de MasTKD.

 

Juan Antonio Ramos estuvo de dirigente en una época dorada de Francia. Foto: Archivo

 

Juan Antonio Ramos siguió el camino abierto por Fargas y logró consolidarse con el equipo galo, hace casi ocho años.

“La experiencia (de dirigir Francia) fue magnifica. Gracias a Ireno Fargas que me recomendó a Philippe Bouedo (ex directivo de la Federación Nacional) y después el apostó por mí siendo un novato como entrenador. Durante los tres años que estuve trabajando en Francia (sept. 2010 hasta agosto 2013) aprendí mucho tanto a nivel físico como técnico, y poco a poco me fui formando como entrenador y coach”, compartió Ramos desde su Centro en Palma de Mallorca, España.

Ramos estuvo en el proceso de las tres medallas mundiales en 2011, dos de oro y una de bronce, las cuales Gwladys Epangue, Anne-Caroline Graffe y Marlene Harnois ganaron. Además, en Puebla 2013, las mujeres de Francia volvieron a subirse al podio: Haby Niare (oro), Floriane Liborio (bronce) y nuevamente Anne-Caroline Graffe (bronce).

También, en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, Graffe se dejó la plata y Harnois el bronce. Ramos seguía ahí.

Para los estrategas, Francia tiene algo diferente en muchos aspectos: la gente, la infraestructura, el lugar, la metodología, los atletas. Algo, algo hay, caen en circunloquio de explicaciones y aterrizan en el placer de haber quedado ahí.

“La gran acogida que tuve por toda la selección francesa, el oro de Mamédy en el mundial de Corea y escuchar el himno francés después de 13 años escuchando el español cuando Mamédy recogió la medalla de oro”, son únicamente tres capítulos mágicos de los que Ireno Fargas atesora en su memoria.

 

Rosendo Alonso nuevo entrenador de Francia

 

“Tengo que dar las gracias a personas que me ayudaron mucho allí como Ludovic, Yvan, Daniel y mi gran amiga Gwladys, entre muchos. ¿Tiene Francia algo diferente al respecto? Yo creo que sí, su estructura a nivel deportivo me gusta mucho: como trabajan, como planifican, el sistema de canalización de vídeo, el Centro de Alto Redimiendo con todos los servicios de primer nivel que tienen, etc., también tiene unos muy buenos atletas que son diamantes en bruto que si se pulen bien se pueden conseguir grandes cosas”, narró Ramos.

Entre la época de Ireno y la de Juan Antonio, los fracenses dieron un receso de ocho años antes de volver a contratar un técnico ibérico. Tuvieron varios, incluso una hija del mismo país: Myriam Baverel, pero ahora los tiempos cambiaron y luego de un receso de cinco años entre Ramos y Rosendo Alonso, este último dejó Egipto y se marchó a París para volver a despertar la gloria gala.

Alonso llegó a una Francia que vino de más a menos y tiene la titánica labor de volver a levantar vuelo en los eventos élite. El español es reservado cons sus pronósticos y no especula ante la prensa, agradece el interés de entrevistarlo, pero cree que aún es muy temprano para ver el amanecer.

 

Rosendo Alonso tomó la selección nacional francesa en enero del 2018. Foto: FFTDA/MasTKD.com

 

El criterio es respetable y Alonso quiere ver el amanecer desde cualquier parte de París, siendo el momento clave en 2024. Él no quiere verse tan allá si en esta oscura etapa no se logran los resultados que lo respalden.

“De aquí a seis años pueden pasar muchas cosas y mi filosofía es ir año por año. No es correcto que ni Francia ni yo estemos de acuerdo continuar tantos años si los resultados no son positivos a mediano plazo”, explicó Alonso en enero anterior cuando confirmó su contratación.

Mucho ha llovido desde el último despegar francés, pero la dirigencia y un país le han dado la nave, nuevamente, a un español: el tercero en su historia.

Quizá buscar nombres del sur se volvió una necesidad, por la estructura ibérica, el nivel, los atletas, la preparación o la filosofía. Pero en la historia reciente de este siglo, los galos escribieron sus épocas doradas de la mano de los españoles.

Abandonar el país de nacimiento y más aún si fueron representante de este, puede generar emociones encontradas. “Enfrentarme como coach de Francia a dos españoles, Rosendo Alonso y Jon Garcia, quienes hasta hacía unos meses eran mis alumnos en el CAR de Barcelona, no fue emocionalmente satisfactorio, pero igualmente uno es un profesional y en esos momentos se deben dejar los sentimientos de lado”, reflexionó Ireno Fargas.

 

Juan Antonio Ramos deja el seleccionado de Francia

 

“Tuve la suerte de tener atletas fabulosos y por mi parte, pienso que poca planificación teórica y un gran desarrollo de improvisación práctica para afrontar todos los entrenamientos y combates de la forma más rentable, fueron las herramientas que nos ayudaron a tener éxito en Francia. La dosis de suerte siempre acompaña a los triunfos y sin duda en 19 años aprendí a adaptarme a los tiempos y a los cambios de este deporte”, argumentó Fargas al explicar porqué a los españoles se les considera de los mejores entrenadores.

Decir que los españoles están en la élite de los entrenadores mundiales, podría verse extraño, pero en los procesos donde no estuvieron Francia tropezó. Así fue en el mundial del 2015 y 2017, y en los Juegos Olímpicos de Río 2016. El resultado en los tres casos fue solamente dos medallas de 80 disponibles.

Sin duda alguna, Rosendo tendrá mucho trabajo para despegar y un legado qué defender.

 

Esteban Mora Exclusivo MasTKD.com

 

Deja tu comentario!