OPINIÓN10

Nunca des la espalda en un combate

Internacional - 2017/06/16 - Un grave error que muchos cometen en un combate de Taekwondo o cualquier otra arte marcial, y aun peor en una pelea callejera, es dar la espalda. Esto podría costarte la vida.


Laura Roca A.

Licenciada en Psicología

Prof. de Taekwondo WTF

www.facebook.com/roca.lau

 

Existen muchos movimientos que son casi instantáneos y automáticos de nuestro cuerpo que utilizamos para protegernos ante situaciones de peligro como por ejemplo el pestañear cuando creemos que algo se acerca rápidamente a nosotros, o cubrirnos la cara y la cabeza por instinto, nuestro cuerpo lo único que hace es intentar defenderse, pero debemos tomar en cuenta que muchas veces dar la espalda puede ser más riesgoso que mirar y enfrentar las acciones del oponente.

 

Nunca des la espalda en un combate

En combate

Seguramente ya lo has visto se ha hecho común en situaciones donde son los últimos minutos del round en que un competidor tiene una diferencia mínima con el otro y hace poco contacto por que no quiere que le metan puntos, muchas veces hasta se hecha a correr dando la espalda, en cuanto el oponente lanza patadas desenfrenadas tratando de alcanzarlo, esto podría hasta ser estratégico, pero en realidad es muy peligroso.

No está mal en pensar que, si te quedan pocos segundos para ganar un combate, no debes tener contacto con tu adversario, el problema está en que estrategias utilizas para esto, como cortar los ataques o evitarlos, pero dar la espalda no es la mejor opción.

No mires el marcador

Otro de los errores frecuentes de la época moderna del Taekwondo es dar la espalda al oponente por mirar el marcador en las pantallas para saber cuántos puntos de diferencia tenemos ya sea a favor o en contra, esto es muy peligroso ya que el contrincante está muy atento esperando a cualquier falla nuestra para atacar, al hacer esto no solo perdemos la concentración sino que le damos un margen de tiempo donde nuestra vista queda en el vacío, es en estas milésimas de tiempo donde se han visto muchos nocauts.

Escucha a tu coach, pero no voltees

Mientras estas peleando en el área, escucharas a tu coach decirte muchas cosas o hasta hacerte señas para que puedas conectar efectivamente una patada y eso es muy bueno, pero trata solo de escuchar lo que te dice sin tener que darte la vuelta en pleno combate para verlo, ni ver a tu fanaticada, esto tendría el mismo que en el caso anterior, tu solo debes mirar atrás cuando el árbitro haya parado la pelea y la acción esté finalizada.

 

Nunca des la espalda en un combate

Los Peligros

Entre los accidentes que ya se vieron que pueden ocurrir en combate estando de espaldas al oponente son: Patadas de sorpresa en la cara, fractura de nariz, dientes, las patadas descendentes son las más utilizadas y pueden ocasionar un fuerte golpe en la cabeza, espalda lastimando gravemente las vértebras y columna, los pulmones, el coxis también se ve afectado, patadas con el talón en la espalda comprometerían seriamente el sistema nervioso, entre otros.

Pelea callejera

Lo más importante es tratar de evitar las peleas de calle, aunque en ocasiones será inevitable y tendrás que defenderte.

No es muy diferente en las peleas callejeras, solo que el riesgo aquí es aún peor, lo vemos hasta en las películas, el oponente ya derribado y vencido en el suelo que se levanta con sed de venganza mientras la otra persona se va de espaldas creyendo que eso fue todo y de repente un golpe mortal, que lo deja muerto o mínimamente parapléjico.

Todo esto tiene mucho de cierto y te advierte para que tengas precaución obviamente debemos de tratar de evitar esta clase de peleas, pero si nos toca defendernos tenemos que ser muy inteligentes, nunca le des la espalda a tu oponente aun cuando creas que ya lo venciste, ya que este podría apuñalarte, golpearte, estrangularte o hasta dispararte sin que te des cuenta.

 

Nunca des la espalda en un combate

Entonces ¿qué hacer?

Lo primero es que siempre estés atento a cualquier movimiento de tu oponente. Cuando un agresor te sorprende por la espalda hay que evitar entrar en pánico ya que esto puede perjudicarte por que quedaras paralizado/a.

Si caes intenta levantarte lo más rápido posible, sin dejar de mirar a tu contrincante.

Si te toca defenderte en la calle dale la espalda a la pared (si la hay) para que nadie te ataque por sorpresa.

Liberarse y correr es el objetivo principal. No por saber defenderse hay que quedarse para demostrar lo que sabemos, pero intenta dar los primeros pasos corriendo hacia atrás.

 

Por Laura Roca, Exclusivo MasTKD.com

Deja tu comentario!