PSICOLOGÍA1

Bullying y Taekwondo

Internacional - 2017/06/04 - El acoso, conocido comúnmente como Bullying, se ha transformado en un flagelo que parece difícil de superar, pero, ¿conocemos realmente el ADN de esta conducta para la cual siempre se necesitan dos partes? MasTKD+ English.


Bullying y Taekwondo

Definamos Bullying (Acoso)

Se considera bullying a las conductas y comportamientos de violencia física, verbal, de relación ó psicológica guiada por un individuo o grupo, dirigido a otro individuo que no es capaz de defenderse por sí mismo, situación que se desarrolla en diferentes ambientes, frecuentemente el escolar, y que se presenta entre niños desde los 11 a los 14 años de edad, generalmente.

Escenario 2

Juan Carlos (Víctima o Agredido) 14 años, diagnosticado con Depresión Mayor, toma medicamento para este diagnóstico desde los 10 años, planea como quitarse la vida pues este mundo es muy hostil. No tiene amigos ni en la escuela, ni en ninguna otra parte, es hijo único.

Escenario 3

Roberto (Victimario o Agresor) 13 años, quien en una situación común para él, tira los cuadernos de Juan Carlos, lo empuja y le roba su lonche para tirarlo al suelo delante de los demás compañeros de la escuela, quienes se burlan de Juan Carlos mientras recoge sus cosas.

Si iniciamos observando estos escenarios, pareciera un caso de un joven que sufre “bullying”.

La Víctima y el Victimario, como en cualquier relación de dependencia, ambos son necesarios para existir. Esto quiere decir, que para que haya una víctima, necesita haber un victimario y para que exista un victimario, necesita haber una víctima que lo permita.

¿Quién está mal aquí? ¿Quién sufre en esta relación?

Bueno, si partimos solo de los escenarios 2 y 3, la tendencia es a pensar que el Victimario es el Malo y la Víctima es el Bueno; pero mi invitación es a observar más allá, en los escenarios 1A y 1B.

Escenario 1A

Hogar de Roberto (Victimario): Cuando llega de la escuela, encuentra a su madre en el suelo, golpeada, tratando de esconderse de su marido (su padre), quien está borracho y golpeando a la señora como parte de su frustración porque perdió otro trabajo. Roberto empieza a temblar de miedo, pues sabe que su padre en esas circunstancias, también lo golpeará a él. (Nótese el ambiente hostil y de abuso de poder físico y psicológico).

 

Bullying y Taekwondo

Escenario 1B

Hogar de Juan Carlos (Víctima): Al regresar de la escuela, la madre de Juan Carlos, lo observa y comienza una letanía, mientras lo baña, lo cambia y le da de comer (en la boca). El monólogo básicamente dice: “Yo sabía que esa escuela es de locos, necesito ir a poner una queja, solo tu madre sabe cómo cuidarte, eres igual que tu padre, no pueden hacer nada solos, solo yo puedo arreglar las cosas. Eres muy pequeño para ir solo y exponerte así, en un mundo tan peligroso, no podrás salir adelante… ¿Qué harías si yo no estuviera cerca?” Juan Carlos obediente y sumiso deja que su madre haga todo sin protestar. (Nótese la dependencia emocional y psicológica de Juan Carlos).

Y si ahora pregunto, ¿Quién es víctima y quién victimario?

Mi objetivo de exponer estos diferentes escenarios, que son solo un ejemplo, nos permiten ver desde fuera, cómo se viven los vínculos de relaciones interpersonales en donde hay una “Causa” y un “Efecto”, sin embargo, no existe un punto inicial concreto de “Causa”, como tampoco un punto final de “Efecto”; sino que sigue una espiral constante (sin principio ni fin). Los Escenarios 1A y 1B nos dejan ver que tanto Juan Carlos como Roberto viven un ambiente que pudiera determinar (en parte) su forma de actuar en los Escenarios 2 y 3.

 

El efecto del Taekwondo en el problema del Bullying

Partiendo entonces de que ambos (víctima y victimario) tienen un problema: la víctima con características de dependencia, falta de autoestima y autoconfianza, entre muchas otras características (ver perfil de la víctima). Y el victimario, con características de baja autoestima, falta de atención y una forma de relacionarse por abuso de poder y miedo (ver perfil del victimario).

En la escuela de práctica del Taekwondo podemos tener alumnos que pudieran ser víctimas o victimarios (con sus respectivas familias), donde se les brinda una oportunidad de un “ambiente controlado”, esto quiere decir que, los escenarios se presentarán bajo las mismas condiciones para todos y bajo observación constante, de tal manera que, se permiten oportunidades de crecimiento para ambos.

Ejemplo

En una clase de combate, Juan Carlos y Roberto están entrenando juntos. Tienen que hacer 5 patadas al peto cada uno. Roberto inicia, golpea a Juan Carlos hasta hacerlo llorar (uno por abusivo y el otro porque no aguanta nada). El profesor llega y le pregunta a Juan Carlos: “¿Te dolió?” y Juan Carlos dice que sí, entonces sin mayores complicaciones el profesor dice: “bueno, ahora es tu turno”. Este simple acto, le otorga a Juan Carlos una posibilidad de cambio, donde a pesar de llorar, tiene que seguir adelante y lo “debe” hacer (patear); además, lo puede hacer tan fuerte como Roberto; lo cual da también mucho sentido de poder. Por su lado Roberto está aprendiendo a que “El que la hace, la paga” y que los demás tienen el mismo valor y las mismas posibilidades de patear como él. Este acto entonces, le quita el sentido de abuso contra del débil, colocándolo en una situación de igualdad.

 

Bullying y Taekwondo

 

En este simple ejemplo se puede observar todo lo que pasa emocionalmente en las prácticas de Taekwondo. Además el Taekwondo agrega un constante aprendizaje de valores morales y principios como el Respeto, la Perseverancia, la Disciplina, el Auto-Control, la Integridad, la Cortesía, y el Espíritu Indomable.

En mi trabajo como psicóloga y entrenadora, puedo observar no solo los cambios físicos y el dominio y control de las técnicas del Taekwondo, sino también los cambios psicológicos y emocionales en cada uno de los que lo practican.

Los exámenes de cinta, nos permiten evaluar a los alumnos en el dominio de técnicas y adquisición de conocimientos, además nos permiten observar, como se van transformando emocionalmente, aumentando el auto-concepto (el concepto que se tiene de sí mismo) y autoestima, pues es una escalada personal de constantes logros.

¿Qué pasa entonces con la víctima y el victimario?

Gracias al exponerlos al logro continuo, cada uno de ellos aumenta su auto-concepto. Esto hará que disminuya la necesidad de uno de atacar al otro (en el caso del victimario) y de independencia y sobrevivencia (en el caso de la víctima). Ambos tienen un objetivo común, pero a la vez individual. Cualquier comportamiento que refuerce su círculo vicioso negativo, será interrumpido por una nueva actividad, la intervención del profesor y/o los compañeros.

El trabajo en equipo también nos permite un ambiente de socialización donde cada uno puede intentar nuevas formas de relacionarse y continuar juntos.

 

Bullying y Taekwondo

 

Los Profesores de Taekwondo, tienen una función muy importante y de gran influencia hacia sus estudiantes y gracias a ellos se logran transformaciones increíbles, dignas de ser reconocidas y premiadas. Su trabajo continuo ayuda a la sociedad, donde disminuyen los problemas de Bullying y que los agredidos tengan una forma de defenderse. Además, recordemos que enseñan valores que se transforman en una autoestima más sana y auto-concepto más fuerte. Nuestra sociedad esta sedienta de esto, más amor, más alegría y menos violencia.

Insto a los padres de familia a que si sus hijos viven alguna situación de Bullying, (de cualquier lado) es tiempo de tomar acción, pues recuerden que también hay responsabilidad de su parte para lograr cambios sociales, iniciando siempre en casa, con nuestro pequeño círculo social. Recordemos los escenarios 1A y 1B.

Así, hablamos de transformación social. Sigamos practicando y promoviendo el Taekwondo.

Tipos de agresión

Agresión directa

Se da en su mayoría con los varones.

Ejemplos: peleas, robar, hacer bromas pesadas, poner en ridículo, acoso sexual, agresión física (patadas, empujones, golpes etc.) o verbal (burlas, amenazas con o sin armas, poner apodos, insultar, gestos groseros etc.) 

Agresión indirecta

Se da con mayor frecuencia entre las niñas.

Ejemplo: acciones de exclusión como la violencia psicológica (difundir rumores mentirosos, hablar mal de otro, ignorar a alguien, no dejar participar en ninguna actividad grupal a alguien, presionar a otros compañeros para que deje de hablarle a alguien, etc.)

 

Bullying y Taekwondo

Perfil del victimario

  • Niños varones con aspecto físico más fuerte.
  • Niñas de mayor tamaño o edad.
  • Suelen ser líderes agresivos y prepotentes que acosan o intimidan a su grupo de amigos.
  • Necesitan reafirmar su personalidad sobre los más débiles.
  • Impulsivos y controladores debido a sus frustraciones, complejos o carencias.
  • Indisciplinados y conflictivos quizá por problemas familiares o violencia intrafamiliar.
  • Justifican coherentemente sus malas acciones.
  • Disimulan o se vuelven víctimas frente a los mayores o personas con autoridad.
  • Inventan actividades o juegos que lastimen a otros compañeros.
  • Tienen capacidad de ser populares y caer en gracia a la mayoría de los adultos.
  • Tienen dificultad de integración escolar y social y de resolución de conflictos.
  • Mantienen poco interés por el colegio y las tareas, y mantienen bajos resultados académicos.
  • Sin sentimiento de culpabilidad (“piensa que el otro se lo merece“).
  • Puede sentir que sus padres o los maestros no le prestan suficiente atención.
  • Está expuesto a mucha violencia en el cine, la televisión o en los videojuegos etc.

Perfil de la víctima

  • Menos fuertes físicamente.
  • Tiene muy poca confianza en sí misma y no parece poder defenderse sola.
  • Personalidad insegura. Débiles. Sumisos.
  • Baja autoestima (causa y consecuencia del acoso escolar).
  • Alto nivel de ansiedad.
  • Tímidos. Casi no tiene amigos y generalmente está solo.
  • Cuando hacen un amigo se apegan excesivamente a él, y se predispone a la sumisión y a la victimización.
  • Inmaduro para su edad.
  • Trata de escaparse de la agresión, protegiéndose con enfermedades imaginarias.
  • Sobreprotegido por la  familia.
  • Niños dependientes y apegados al hogar familiar.
  • Menos populares de la clase, con pobre red social de apoyo que le proteja.
  • La soledad le hace crear un estado de miedo que lo predispondrá a los otros contra él/ella.

 

Lisethe Salcido, Exclusivo MasTKD.
Maestría en Consejería Profesional
Licenciada en Psicología
Entrenadora de Taekwondo WTF

Deja tu comentario!