ENTREVISTA EXCLUSIVA39

Príncipe del Taekwondo: “pienso que soy un prodigio”

Suecia - 2017/04/02 - Frederik Olsen no supera los 14 años y es un ídolo mundial del deporte coreano. Dejó de ser el niño y se convirtió en el príncipe del Taekwondo. Entrena desde los 5 y se considera un prodigio del Taekwondo.


Frederick Emil Olsen: “pienso que soy un prodigio”

 

Quizá usted lo vio cuando apenas comenzaba a patear y lo primero que se dijo fue: “no es posible, ese niño no es de este planeta”.

Arrasaba, no había rival que le aguantase y fue entonces donde el mundo se dio cuenta que estaba al frente de un prodigio del Taekwondo, mediante vídeos publicados por MasTKD.

 

Frederik Olsen, ¿niño prodigio del Taekwondo?

 

Giraba, hacía dobles, puños fuertes, dominaba el tapiz, disfrutaba pelear, se bañaba con cuanto oro tuviera posibilidad de alcanzar.

Frederik Emil Olsen no jugaba ‘carritos’ ni al fútbol, se divertía pateando compañeritos. Pero aquel chiquitín creció y dejó de ser un niño para convertirse en el príncipe del Taekwondo.

Emigró de su natal Dinamarca con el objetivo de comenzar a trazar una nueva a ruta a los Juegos Olímpicos, pero ahora desde Suecia.

Los cambios le han golpeado, tal cual le confirmó a MasTKD en exclusiva, pero sabe que ese es el precio para mantener un buen nivel.

 

Frederick Emil Olsen: “pienso que soy un prodigio”

 

Dice que lo que más extraña es a su familia, pero eso no es problema: “diariamente mi madre y yo hablamos por teléfono”.

“Dos años atrás yo me mudé a Suecia, dejándolos atrás (a sus familiares), para cumplir mis sueños. Ahora vivo con una familia adoptiva”, dice.

Es el sexto miembro de la nueva familia. En la nueva casa le esperan: un padre de 48 años, la madre de 46 y tres hermanas de 20, 18 y 16, “que me apoyan en lo que hago”, explica.

“Ellos son muy buena familia. Son muy cariñosos y están haciendo un buen trabajo para tratar de criarme cuando no estoy con mi padre o madre”, cuenta el danés de 14 años.

Entrena entre la calle Brogatan y la Avenida Tjärnvëgen, dirección 27, 931 62 Skelleftea, Suecia. Es un restaurado edifico terracota de dos plantas. Ahí entrena diariamente y junto a él, está Elin Johansson. “Ella es muy buena, también es como una hermana para mí”.

Frederick Emil Olsen: “pienso que soy un prodigio”

Como todo taekwondista tiene a sus ídolos y primero confiesa que Johansson es una y a la lista le agrega a Lutalo Muhammad.

“Elin Johansson porque ella es grandiosa. Nunca se dará por vencida. Lutalo Muhammad porque es un gran peleador y muy buena persona. Yo entrené con su entrenador cuando yo estaba más joven”, argumenta.

Aunque en la transición de infantil a junior no le ha ido tan bien como esperaba, Frederik acepta creer que es un prodigio del Taekwondo.

“Pienso que tengo la capacidad para alcanzar los Juegos Olímpicos y tomar una medalla. Y sí: Yo pienso que soy un prodigio del Taekwondo”, asevera.

Entró al Salón de la Fama en 2011, su ceremonia fue en Corea y recibió el galardón de la persona más joven en recibir el Premio Especial de la Juventud, el cual alcanzó gracias a su nivel deportivo y alto rendimiento académico.

 

 

Compite en -45kg luego de empezar su carrera de alto rendimiento en -33kg en 2012. Frederik es consciente que las peleas no se ganan con marketing -es el niño más promocionado del Taekwondo-, sino con garra, fuerza y convicción… porque el buen Taekwondo ya lo tiene.

 

Con marketing no siempre se ganan combates

 

Ha estado en 16 eventos de renombre mundial -o alto rendimiento- y en todos sacó medalla, excepto, quizá el más importante por el momento, el Mundial Cadete de 2014, en Bakú.

“En el mundial de 2014 tuve un muy mal día. Estaba nervioso y no pude pelear como me gusta hacerlo. Algunas veces esto de ser un prodigio del Taekwondo es difícil. Yo siento nervios algunas veces, pero la mayoría del tiempo es agradable porque muchas personas están animándome y siento que inspiro a algunos jugadores más pequeños”, explica.

La mentalidad de ganar -y ganar bien- es tan radiante en el joven que hasta podría decirse que contagia.

Muchos competidores añoran tener un nivel técnico como el de Frederik, otro montón quizá ya se hubiera dado por satisfecho, pero para el joven su objetivo no estará listo hasta no alcanzar los Juegos Olímpicos.

 

Frederick Emil Olsen: “pienso que soy un prodigio”

 

Dentro de su proceso dice tener a México como destino. A él se le pregunta dónde es el lugar favorito para hacer Taekwondo, a lo que responde: “en mi club, en Suecia, pero si no pudiera escoger ese lugar. Probablemente escogería México, porque sus peleadores son muy difíciles y fuertes ahí”.

El objetivo más alto y cercano de Frederik es Tokio2020 y aunque para ese entonces llegaría con 17 años sería el rey más joven del Taekwondo. Puesto que una vez que un príncipe logra conquistar el proceso olímpico se convierte en rey. Lo que está por verse es si será uno con o sin corona.

 

Esteban Mora, Exclusivo MasTKD
Imágenes Facebook Frederik Emil Olsen

Deja tu comentario!

Pues lo que dice cualquier niño a su edad en todo, jugando al fútbol, a las canicas o hasta sacándose un moco son los mejores

Y uds aquí haciendo juicios de valor :v

Y porque llamar “pendejo” a un niño! Sabemos que es muy muy bueno pero que no es el unico ni el mejor, pero es un niño, los padres y entrenadores le hacen creer que es superior, no es solo cosa de él.

Es un gran peleador, y cierto es que a sido ejemplo e inspiracion para muchos niños del mundo, pertenece a la nueva generacion de TKD, tiene su merito ganado y su autoestima firme, no es mala persona, es un joven cortes y educado, personalmente he platicado y convivido con el, y si el asi se considera, solo quienes lo han vencido en el tatami pueden opinar, con todo respeto.

Para mi los Mexican son de otro nivel, Memo Pérez ha sido el mejor, frío e inteligente para combatir y pues bien hecho que le dieron su merecido, una cosa es en infantil y otra muy diferente en cadete o junior, que falta de humildad aún no está en mayores y se cree el mejor. Le falta mucho pero mucho…