ENCICLOPEDIA0

Nuevas interpretaciones del estímulo en el Taekwondo

Chile - 2016/11/30 - En el entrenamiento deportivo es necesario planificar la carga más apropiada, entendiendo como carga al conjunto de estímulos para la adaptación del deportista…. pero aún es más urgente interpretar que le sucede al deportista con aquella carga.


Guillermo Andrés Sáez A.
e-mail: [email protected]

 

Turkey's Servet Tazegul kicks Britain's Martin Stamper during their men's -68kg semifinal taekwondo match at the London Olympic Games

 

En su dimensión e indicador, se hace necesario hacer mención del metabolismo, el cual fue vinculado por Santorio Santorino en el año 1561-1636, analizando lo que ingeriría y pesando lo que evacuaba, durante treinta años, preguntándose: ¿porqué lo que comía no pesaba lo mismo que expulsaba?

Originando la duda en que algo sucedía durante el proceso interno del cuerpo, que con el paso del tiempo se determinó que el metabolismo se sustentaba en conceptos tales como anabolismo, catabolismo, anfibolismo y reacciones de alostasis, interpretando de mejor manera como estímulo al conjunto de reacciones antes mencionadas, dependientes del accionar deportivo o la determinación en cuanto a características en mayor o menor medida.

Es decir, si el deportista salta, lo interpretaremos en parámetros biomoleculares, de ahí los conceptos del metabolismo, en este caso, asociado al desorden y destrucción metabólica, también denominado alostasis, cuya función principal es compensar ese desorden en vías a proyectarse a la compensación y en posterior a procesos superiores, también denominada en el concepto deportivo como súper compensación.

El estimulo, también conocido por el ambiente deportivo como carga, es la ejecución de la acción direccionada, consistente y educada desde el desorden metabólico en cuanto a estrés se refiere, hacia el objetivo de compensación de dicho estímulo, en términos simples, es llevar al deportista a un desorden o estrés celular, para que en el descanso pasivo o activo, pueda llegar a la compensación y luego a procesos superiores dados por los sistemas del cuerpo, cumpliéndose la adaptación a dicho esfuerzo físico y mental que en este caso se asociaría al estímulo direccionado por el entrenador.

 

pesitas

 

Existen varias maneras de medir la carga de entrenamiento:

  • Carga: Percepción subjetiva del esfuerzo (duración del esfuerzo).
  • Índice de monotonía del entrenamiento: Carga de entrenamiento diaria / desviación estándar.
  • Fatiga aguda del entrenamiento: Carga semanal del entrenamiento (Índice de monotonía).

Ahora bien, factores como intensidad, tiempo, volumen, densidad y frecuencia son variables de gran utilidad al momento de poder tener una cuantificación dentro de la sesión, microciclo, mesociclo o macrociclo, a partir de ahí, las diferentes variables que se pueden contemplar son múltiples, pero en este apartado solo mencionaremos estas.

En términos descriptivos es muy pertinente contemplar la valoración subjetiva del esfuerzo, dado que muchas veces el profesor propone un estimulo a cierta intensidad, pero el receptor no necesariamente es consiente de dicho estímulo, por ende, se genera un desajuste interpretativo de ambos, en donde generalmente puede llevar a cambios en cuanto al resultado de la sesión y la repercusión del programa educativo deportivo.

Así es como el propósito del profesor se ve más o menos valorizado, según la percepción del deportista en cuanto a percepción subjetiva del esfuerzo.

 

La escala de Borg es muy útil en estos casos

 

escala-de-borg

 

En definitiva si enlazamos ambas ideas podemos proponer que la correlación más cercana entre la planificación dada por el entrenador, respecto la valoración subjetiva del atleta según la escala de Borg, nos permitirá conocer la mejor orientación hacia lo planificado, contemplando la modificación de la planificación en el caso que se necesite y conociendo la adaptabilidad del atleta al estímulo, alejándose la correlación en el caso de desaptabilidad al estimulo y acercándose cuando el estímulo sea bien coordinado entre entrenador-atleta.

Es así como es necesario tener un registro del deportista en cada sesión, valorando la percepción subjetiva del esfuerzo y correlacionándola con lo que el entrenador quiera establecer bajo la planificación antes desarrollada, es ahí, donde la orientación del profesional respecto la interpretación del atleta tendrán una cercanía o no, respecto a lo que se quiere buscar.

Finalmente el resultado que quiere buscar el entrenador, no depende predominantemente del estimulo, mas bien, de lo que le ocurre al cuerpo con ese estímulo y desde la mirada autopoyetica todo estimulo repercutirá indistintamente en los atletas, entonces, lo importante no es tanto preocuparse del estimulo, sino más bien, de como afecta ese mismo al competidor.

Deja tu comentario!