BURNABY 20162

Corea se desinfla en cuarto día de competición

Canadá - 2016/11/20 - El cuarto día de competición del Mundial Juvenil de Taekwondo dejó como resultado una desinflada Corea y un efervescente equipo ruso, el cual fue la revelación.


dia_19_home

 

La ciudad de Burnaby, en Canadá, prácticamente le dice adiós a las 102 banderas que desfilaron en el Copeland Sports Center, lugar donde se hospedó el Mundial Junior de Taekwondo. Ya solo queda competencia este domingo.

Hasta la fecha esta 11° cita mundialista juvenil demostró que hay más de un país donde muchos prospectos se perfilan para arrebatar la fama a más de un veterano caminado en las mieles de la competencia senior.

Otra cuestión que es un hecho, es que en el cuarto día de competición el equipo de Corea se asfixió y hasta el momento ha sido la única jornada en la que tropezó.

Antes del sábado, los de la cuna del Taekwondo se habían colocado en seis pódiums, de 12 posibles, lo cual los ponía como líderes con cinco oros y un bronce. (VER NOTA)

Sin embargo, al cierre de la jornada cuatro, los coreanos solo aumentaron una medalla de su palmarés. Una presea que ganaron, literalmente, sin aire, pero tan valiosa que les permite seguir viendo el resto de contrincantes para abajo… desde la tabla de posiciones.

Los que sí sacaron su casta, fueron los rusos, quienes hasta la jornada tres solo habían logrado cinco pódiums y ninguno de oro. Pero este sábado logró montarse en las cuatro premiaciones.
Quienes vieron acción fueron las damas de -59kg y -63kg, mientras que en los varones fueron los -68kg y los -73kg.

 

-59KG Femenino:

Sin duda alguna fue una de las categorías más emocionantes. La ganadora de esta división fue la anfitriona Skylar Park, que fue la competidora de la jornada.
Spark, quien en su carrera élite nunca fue a un evento sin devolverse sin medalla, demostró contundencia, poderío, casta y experiencia.

En su carrera por la gloria tuvo que sobreponerse ante Nada Laaraj (Marruecos), Dana Azran (Israel), Samridhi Bahuguna (India), Elizaveta Fedorova (Rusia) y la cereza en el pastel la colocó frente a Yen Hsin Yeh (China Taipéi).

La final comenzó cerrada. Una Yen estudiosa y visiblemente intimidada por el público se mantuvo al pie de guerra, pero la contundencia de Spark se la comió round a round y faltando pocos segundos para declarar vencedora a la canadiense, una patada arriba se filtró y el gane por diferencia de 12 puntos arribó. El Copeland Sports Center explotó: era la primera medalla para Canadá.
Es que la pelea estudiosa y con segundos de Taekwondo agresivo terminó de quebrar el hielo cuando en un solo ataque la norteamericana conectó dos a la cabeza, sacando de foco a la asiática.
El gane para Park tiene un plus muy especial: su entrenador es su padre y además en su preparación la acompañó su abuelo.

 

burnaby_19

 

 

-68KG Masculino:

La dinámica en esta llave fue diferente. Pinceladas de Taekwondo de la vieja escuela se desbordaron por momentos. Fue entretenido ver Taekwondo fuerte y contundente. Sin guardar nada de energía para la próxima pelea.

Fue en esta división que hasta que por fin Rusia logró bañarse en oro. Quien llevará la dorada hasta tierra de zares es Sarmat Tcakoev.

El -68 tuvo cinco arduas peleas, pero al final resolvió tranquilo, azotado por el cansancio, pero bien. Su rival en la final fue Kostiantyn Kostenevych, un ucraniano falto de técnica y con giro torpe, pero fuerte como el mismísimo Hulk. Cualidad que le mantuvo a flote a lo largo del evento, puesto que cualquier rozón al peto era prácticamente un punto a su favor.

Quienes tuvieron que conformarse con el bronce fueron Ferhat Saroglu (Turquía) y Aliaskar Aliyen (Azerbaiyán).

 

-63KG Femenino:
Fue una llave sin mucha alteración de emociones. Empero, la clasificación a la final la consiguió las dos atletas más efectivas y no necesariamente las dos más aguerridas.
Eran cuatro banderas y una sola gloria. Las contendientes de Turquía, Rusia, Serbia e Irán pretendían alcanzar el escalón. Un escalón hecho solo para una.

Quien cazó ese glorioso y sufrido peldaño fue Seyma Sogut (Turquía), quien tuvo que comenzar su jornada de competición venciendo a Engy Gomaa (Egipto), Alessia Marotta (Italia), Milena Mazurek (Polonia) Nadja Savkovic (Serbia) y por último la batalla estratégica final la desató ante Margarita Blizniakova (Rusia).

El último pulso arrancó con una patada al casco propiciada por la turca, siendo la respuesta natural de Blizniakova una bandal al peto, la cual penetro con total efectividad.
A partir de ahí el combate dio destellos de emoción, pero quien siempre llevó la batuta fue la turca.

El marcador acabó 16-2. A partir de ese primer ataque, la otomana se mostró cómoda y deseosa de más puntos.

 

dia19_r

 

-73KG Masculino:

La final fue de más a menos, con un marcador abultado y con un par de competidores que en el inicio se mostraron en condiciones, pero que a mediados del tercer round la falta de oxígenos los hizo ver como dos almas que querían desistir del sueño mundialista.
Quizá fue el anhelo del oro lo que hizo que Seung-Min Lee, de Corea, pudiera evitar ese kyon-go que le faltó para quedar descalificado lo dejara sin medalla para su país; y a empujones y saltos pudo colgarse la de oro en el pecho.

Lee se puso a la cabeza rápidamente ante Sergey Karnuta, de Rusia, le metió seis puntos en dos técnicas, mientras que en un desordenado contrataque de Karnuta solo conectó un punto efectivo.
A leguas, el clima para el coreano parecía ser favorable, pero la reacción de su contrincante fue efectiva en el segundo asalto.

Karnuta siempre buscó el ataque directo, pero que Lee repelió, en muchas ocasiones, con clinch o huyendo del área de combate.

Al final del pulso el marcador quedó parpadeando 22-21 en favor del coreano, siendo así la única medalla para el país en el cuarto día.

Ambos atletas llegaron a la última pelea del día sobreponiéndose por diferencia de 12 ante Ayoub El Yaqini (Marruecos) y Zachary Hiebert (Canadá).

Un detalle digno de reconocer es que el canadiense Hiebert en un intercambio con el coreano sufrió una fuerte patada en su nariz, lo cual ocasionó que la sangre no tardara en aparecer.

A pesar de esa adversidad, el canadiense se mostró corajudo y con ganas de darlo todo hasta el final, aunque las condiciones le ocasionaran una diferencia abrupta de puntos que lo dejara fuera de competición. Dejándole a Canadá su segunda medalla, pero esta vez de bronce.

La tabla de posiciones no sufrió mucha alteración.

 

 

Esteban Mora, Exclusivo MasTKD

Deja tu comentario!