RIO 20160

La mujer que salvó el honor del Taekwondo iraní

Irán - 2016/09/06 - Kimia Alizadeh fue la única mujer que integró el equipo olímpico de Irán y a su vez fue la única del grupo que logró subirse al podio de Río2016. Conozca las consecuencias de su acción en un país donde las mujeres no gozan de los mismos derechos que los hombres.


Promo Olimpica - BANNER

 

kimia

 

Para nadie es un secreto que en las naciones musulmanas la mujer está en un segundo plano, especialmente en las sociedades radicales. Y la República Islámica de Irán no es la excepción.

Sin embargo, que una mujer sea quien lleve la única medalla del Taekwondo a su país, podría verse con cierto nivel de gravedad. Más si se toma en cuenta que los varones hicieron un ciclo olímpico casi perfecto, pero la peor participación olímpica en la historia del Taekwondo iraní (VER NOTA).

Kimia quizá era una total desconocida para los “taekwondo lovers”, pero fue ella quien logró ganar más que una medalla, salvando así a su bandera de un completo fracaso olímpico en nuestra disciplina.

El bronce conquistado por la -57kg iraní hizo historia, y no solamente por ser la primera mujer de su país en ganar una medalla olímpica en su país, sino porque varios Ayatolá no pudieron ignorar su gran logro.

Mismos que muchas veces fueron detractores de la capacidad femenina. Incluso, el Shargh Daily, prensa local, tituló una crónica de su participación como “la alquimista que convirtió el bronce en un metal más precioso que el oro”

 

Kimia-Alizadeh-Zenoorin-Olympics-medal-coverage-4

 

Recordemos que un Ayatolá es un líder religioso entre los musulmanes, siendo su título uno de las más altas autoridades. Eso significa que su palabra es de mucha influencia y sin duda alguna, después de Juego Olímpico, el Taekwondo podría estar generando cambios no solo en lo deportivo, sino también en lo político y fundamentalmente en lo social.

Es lastimoso que el reconocimiento no sea por el logro, pero que se haga mención de la participación de Kimia, ya es un gran avance. Desde toda perspectiva.

La manera en que el gran Ayatolá Alí Ajameneí destacó la labor histórica de la atleta fue expresando el orgullo por que el mundo viera el velo islámico en Río2016 y no por su metal.

“Agradezco a las deportistas que lucieron el velo islámico con orgullo ante todo el mundo”, dijo el líder iraní.

Además, de manera solapada invitó a otras autoridades musulmanas a valorar y apreciar la participación de las mujeres en eventos deportivos de calibre mundial.

Incluso, Javidí Amolí, otro ayatolá, había criticado fuertemente el éxito de una karateca en los Juegos Asiáticos de 2014. No obstante, en esta ocasión tras el bronce olímpico emitió una carta donde apuntó que “la perfección de la mujer es su maternidad (…) No es una virtud para nuestras mujeres dar una patada, pegar a alguien y traernos una medalla”, señala el periódico El País, de España.

La oportunidad del éxito y foco mundial en Irán no fue desaprovechada por la vicepresidenta para los Asuntos de la Mujer y la Familia, quien saltó diciendo en una entrevista televisada que “pasados 36 años de la revolución, el sistema debe encontrar una fórmula para la presencia de las mujeres en los estadios”.

 

Creciendo en silencio

Si bien el Taekwondo iraní es reconocido como uno de los pilares del mundo, por sus innumerables logros deportivos, con nombres como Hadi Saei, Youseff Karami o Masoud Hajizavareh, todos ellos siempre fueron hombres.

Podemos recordar hace más de seis años el estreno del documental Kick in Iran, y el artículo referido al mismo publicado por MasTKD en el año 2010. En esta producción, la cual obtuvo varios premios en festivales internacionales de cine, se exponía lo duro que era para una deportista femenina de Taekwondo, poder desarrollarse en el ámbito competitivo en dicho país.

 

 

Lamentablemente la vida de Kimia, no fue muy diferente a la de Sara Khoshjamal: primera deportista femenina en competir en un Juego Olímpico (Beijing 2008) y protagonista del mencionado documental.

Pero las condiciones de Kimia se hicieron visibles con anterioridad, quien a la corta edad de 16 años dio su primer salto a la fama.

El 2014 fue trascendental para ella, ya que en el mismo año obtuvo el oro, tanto en el Campeonato Mundial Juvenil de Taipei, como en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Nanjing, China.

Y después de ganar experiencia en varios eventos G y un bronce en el último Campeonato Mundial de Chelyabinsk, Rusia, la joven de 1.85 m. de altura ya mostraba ansias de no irse con las manos vacías de Río2016.

El resto es historia ya conocida. Historia que solo Kimia Alizadeh ha podido escribir y que quedará grabada en los libros de todo un país, por toda su eternidad.

 

kimia2

 

Esteban Mora y Daniel Trapatoni, Exclusivo MasTKD

 

 

 

 

 

Deja tu comentario!