ANÁLISIS0

Taekwondo, ¿por qué se ha perdido la espectacularidad?

Guatemala - 2016/08/23 - Finalizaron los Juegos Olímpicos de Río 2016 y una vez más aparecen los diferentes puntos de vista con el estilo de combate mostrado por el Taekwondo. Gabriel Sagastume (atleta olímpico, entrenador y árbitro internacional) presenta su propio análisis.


Taekwondo, ¿por qué se ha perdido la espectacularidad?

 

Los atletas de Taekwondo se sacrifican de la misma manera que antes, mismas horas, mismos golpes, pero ¿porque se percibe menos espectacularidad?

Muchos hablan de lo que se ha perdido en el Taekwondo respecto a espectacularidad, lo que solía ser, lo que un día hizo vivir esa emoción de intercambios, patadas bien logradas y analizadas, así como la potencia característica de las acciones, que hoy en día es tan extraño de ver en competencias de elite.

En la constante evolución nuestro deporte ha ido teniendo cambios significativos en pos de la transparencia y competencia justa, asimismo a la adaptación de la tecnología, muchos deportes han sufrido estas mutaciones debido a su inclusión en Juegos Olímpicos que significa que las diferentes federaciones internacionales busquen apoyo en la tecnología y ajustes necesarios para mantenerse en este nivel derivándose en cambios para las diferentes federaciones nacionales.

Si bien sabemos que el Taekwondo ha sufrido cambios constantes, entendemos que fue debido, primordialmente, a la búsqueda de “la justicia y transparencia” que cualquier deporte necesita para su correcto funcionamiento.

Un poco de memoria

Recordemos el Taekwondo de antaño cuando se utilizaban las papeletas y al finalizar round por round se sabía el punteo y la sumatoria al vencedor.

He visto la colección completa de los Juegos Olímpicos de Seúl 88, donde existían ya pantallas electrónicas que marcaban al finalizar el round la puntuación.

Cabe destacar la espectacularidad y marcada diferencia de Corea, así como ciertos atletas de otros continentes que lograron despuntes cuando era predominantemente liderado por el gigante asiático.

 

Diferenciación entre peleadores Tácticos-Estratégicos y Mecanizados-Autómatas

 

Recordemos que en épocas pasadas cuando las acciones valían igual puntuación. Cuando una patada a la cabeza bien colocada era de similar puntuación a un bandal chagui. o cuando un giro de tuit chagui tenía el mismo valor que un miro chagui, o un pivote bandal bandal tenía la misma puntuación que un bandal con la pierna delantera.

He podido ver el efecto de amedrentamiento psicológico que tenía en el adversario un tuit con toda la potencia o un neryo chagui de recorte de distancia en la cara del oponente.

En esas épocas se tornaba menos riesgoso realizar cualquier acción y no conseguir el punto porque en definitiva todas las acciones valían lo mismo, pero por otro lado era muchísimo más peligroso, ya que cualquier error te podía costar un brutal Knock Out. Por otro lado el hecho de disfrutar haciendo acciones más espectaculares y mucho más vistosas era una satisfacción para el ejecutante, similar a un Slam dunk en el baloncesto o un home run en el beisbol. Eso desapareció.

Luego pasamos a marcadores electrónicos con puntuación automática en finales de los 90´s como un primer paso en la búsqueda de la emoción instantánea y asimismo poder ir enfocando estrategias en momentos determinados y un primer paso hacia una mayor transparencia y justicia teniendo las pantallas en el tatami.

 

Taekwondo, ¿por qué se ha perdido la espectacularidad?
Gabriel Sagastume en su participación en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004.

 

Y un paso más cercano dentro de esos cambios fueron los Juegos Olímpicos de Beijing y los dos sucesivos que ya todos conocemos y que hemos podido disfrutar.

Ahora bien, podemos ver que se está buscando puntear a la cabeza de una forma más acertada por el hecho de que se apremia con más puntuación acciones directas o con giros.

El tuit chagui tiene una puntuación de 3 puntos así como el pivote por su complicada ejecución.

El puño es valorado con un punto (de las únicas opciones que hoy por hoy tienen los jueces de puntuar y hasta parecería que le da mayor marcialidad al deporte).

Muchos perciben que se ha perdido la espectacularidad, y tienen sus razones para decirlo, ya que antes se buscaba mucho más el combate y patear fuerte para que el protector produjera un sonido característico, asimismo la búsqueda de patadas con mucha potencia al abdomen o a la zona de la cara, buscando primordialmente el tan ansiado Knock Out.

Le llaman esgrima con las piernas, pero, ¿tienen razón?

A mi parecer si y no. El hecho que se busque el simple toque para generar el punto o la acción que no es necesariamente atractiva visualmente, ha generado el principal cambio que tanta polémica ha desatado.

Pero no podemos denigrar, como hemos visto, en redes sociales a un atleta que pasa cinco o seis horas al día entrenado “acciones efectivas” buscando el resultado y dejando a un lado la espectacularidad.

 

Gabriel Sagastume, “El Taekwondo de Corea desde los ojos de un occidental”

¿Por qué percibimos menos espectacularidad?

  • Las patadas a la cabeza no necesitan potencia, simplemente el tocar ya es punto y sube de forma inmediata.
  • Los intercambios se han acabado en gran medida debido a que muchas veces de 4 o 5 patadas no sube tan siquiera un punto.
  • Las patadas ajenas a la nomenclatura básica del Taekwondo (escorpión o monkey kick) suben y muchas veces son válidas, lo cuál hacen ver al combate un tanto ridículo.
  • Las patadas de apoyo giro prácticamente desaparecieron, ya que conllevan mayor riesgo de caída, sin mayor beneficio que hacerlo sobre el piso.
  • Los tuit chagui se ven en menor proporción, siendo una de las únicas ventajas para los menos agraciados en elasticidad o envergadura y que generan punto extra.
  • Las constantes acciones con la pierna delantera para mantener en distancia al oponente y el juego de esta extremidad son efectivas para evitar la amonestación por evitar el combate y para poder alargar hacia la acción a la cabeza, pero tiende a percibirse como acciones no espectaculares y aburridas.

Las amonestaciones que existen actualmente son positivas, tales como la regla de los 10 segundos sin combate, el caerse, el no levantarse después de una caída si no es por una lesión mayor, etc. Asimismo la reducción del espacio de combate y hacerlo octagonal es totalmente positivo.

 

Taekwondo, ¿por qué se ha perdido la espectacularidad?
Gabriel Sagastume oficiando de Árbitro Internacional.

Pequeños cambios podrían marcar la diferencia

Considero que con pequeños cambios podríamos ajustar más el deporte a condiciones de competitividad más ecuánimes. Lógicamente en el deporte competitivo de nivel mundial se buscan las características morfológicas más adecuadas para la selección del atleta (Podemos ver un Phelps o un Bolt con un biotipo perfecto para sus disciplinas) pero estas a su vez están condicionadas por elementos externos como el agua o la superficie de la pista. En el caso de nuestro deporte las condicionantes son la reglamentación y puntuación, que a través de pequeños ajustes podría devolverle la espectacularidad a nuestra disciplina deportiva.

Mi humilde pensamiento es que si se valorara un poco menos las acciones a la cabeza y puntuamos un poco más las acciones  que tengan mayor complicación podría competirse en mejores condiciones.

De esta forma se podría regresar a un deporte más espectacular y las diferencias abismales por toques a la cabeza podrán reducirse, generando combates más tácticos, estratégicos y con potentes intercambios, para que el Taekwondo vuelva a levantar la pasión de todos los que amamos este arte marcial.

 

Por Gabriel Sagastume Ríos.

Deja tu comentario!