CLASIF. OLIMPICO PANAMERICANO1

López amarra los quintos olímpicos y Pimentel sorprende en el Clasificatorio

México - 2016/03/11 - En el primer día de competencia, Steven López amarra los quintos Juegos Olímpicos y Mónica Pimentel de Aruba, sorprende a todos en Clasificatorio Olímpico Panamericano.


hhh

 

Los pesos femeninos de -49kg y -57kg junto con los masculinos -80kg y +80kg repartieron los primeros ocho puestos olímpicos por Clasificatorio Panamericano, en Aguascalientes, México.

El clima cercano a 0° centígrados se daba a codazos con un día que a pesar de los abrigos gruesos, prometía calentar el corazón de más de uno en el Gimnasio Olímpico de Aguascalientes, donde 47 atletas élite buscaban plasmar el sueño olímpico, pero que al ocaso únicamente ocho probarían las mieles de la victoria.

Quienes comenzaron a calentar el ambiente, a pesar que el parte meteorológico insistía que sería imposible, fueron las -57kg.

Karina Brade, de Costa Rica, tendría que empezar a superar a la boliviana Estefani Zambrano. Una de las dos vería cómo su sueño de alcanzar Río chocaría con la realidad, siendo la primera desilusión del evento.

Zambrano cayó, mientras Brade sabía que lo que seguía era una misión difícil: Carolena Carstens, de Panamá. Una de las favoritas de América, una que a sus 16 años sabía qué eran unos Juegos Olímpicos.

Una contundente Carolena, fue lo que el público del Gimnasio Olímpico se encontró desde el primer combate. Arrolló a la tica 12-0.

La semifinal de ese lado de la llave sería Panamá contra Venezuela. La venezolana Adriana Martínez se encargó de vencer a la argentina Luciana Angiolillo, acción que la ponía ahí: a una pelea de Río de Janeiro. Pero una potente Carstens logró hacerse con el boleto que Martínez creyó suyo. ¡Carolena era la primera en Río2016!

 

25064780753_67e08b0d9e_b

 

Mientras tanto, por el otro lado de la llave, Dayana Senni, oriunda de Ecuador, había comenzado su faena venciendo a la chapina Yuliena Pedroza.

Senni, tenía sed de victoria, pero se topó con una fuerte y experimentada Doris Patiño, de Colombia. La cafetera, una vez aplastando las posibilidades de Senni, se encargó de hacer lo mismo con Yamicel Núñez, solo que en esta pelea, donde se disputaba el segundo boleto en -57kg, todo se definió por decisión técnica. Es decir, después del cuarto round seguían empates y el sistema declaró ganadora a Patiño, por más constancia de pateo al peto.

La etapa de finales llegó y una Carolena, con Juan Antonio Ramos como coach, venció a una Patiño ya golpeada, 10-0.

En -80kg los teloneros eran Craig Brown, de Jamaica, frente a Lenn Hypolite, de Trinidad&Tobago. El que ganara debía tener claro que su siguiente rival era “La Leyenda”: Steven López.

Hypolite se enfrentó a López, pero nunca dio su combate por perdido, al final por la mínima el tres veces medallista olímpico, Steven López, le ganó.

Ya López estaba en la semifinal y debía enfrentarse a otro favorito de la llave: Ángel Cobas, de Cuba. Uno de los dos grandes -80kg debía aceptar que Brasil no estaba en sus paradas del 2016.
Tras un excelente y emocionante combate, López sacó a Cobas y se vería en la final ante el dominicano Moisés Hernández.

Hernández, quien se enrumbó a la final ganándole a un Elvis Barbosa, de Puerto Rico; y que posteriormente, como por obra de la divinidad, empató al argentino Sebastián Crismanich a falta de cinco segundos; logró agarrarlo en el round punto de oro con una seguidilla de bandals al peto, teniendo la oportunidad de empalmar una, esa que lo puso en Río2016 y a disputar una espectacular final del Clasificatorio contra Steven López.

 

25572934162_d98ae7c58a_b

 

Las -49kg eran las terceras en ir completando el programa del día. La gran sorpresa fue la de Aruba, Mónica Pimentel.

Tuvo comenzar desde atrás, sin free draw ni el título de favorita. Empezó ganándole a la nicaragüense Solansh Vargas, luego a Francisca Ríos, de Chile, su próxima víctima fue Candelaria Marten, de República Dominicana, y en la final, ya clasificada a Juegos Olímpicos, se vio la cara con Lizbeth Diez, de Perú, la otra dueña del boleto a Brasil.

Para Lizbeth no fue fácil hacerse con el billete olímpico, pues Victoria Stambaugh, de Puerto Rico, le dio guerra hasta el último suspiro, literalmente. Pero el tiempo y un poco de astucia, sumado con las regañadas de su coach, logró ganar con un tallado 4-3, mientras Ramos explotaba de felicidad y gritos.

Ya en la final, Pimentel quiso remontarle, pero no le alcanzó, y con eso Diez se deja el primer lugar del Clasificatorio Panamericano.

Los pesos completos, +80kg, no hicieron la final. Stephen Lambdin, de Estados Unidos, simplemente no combatió ante Rafael Alba, de Cuba. Ya los dos eran acreedores de un cupo olímpico.

Lambdin alegó lesión, pero es que antes de la final tuvo combates de mucho choque, como se acostumbra con los completos.

Abrió su participación enfrentándose a Jesús Perea, de Ecuador, posteriormente tuvo que sellar su pase con el canadiense Marc-André Bergerón.

Otro que tuvo que luchar hasta el final fue Rafael Alba. El espigado cubano, tuvo que desplegar todo su arsenal, especialmente en semifinales, donde la pelea se le quiso complicar un poco contra el venezolano Carlos Rivas. De la misma forma sucedió en su primer combate, ante Douglas Tonwnsed, de Islas Vírgenes.

Al final del día, 39 se marcharon desilusionados mientras que los ocho ganadores celebraban en medio de canciones rocanroleras de AC/DC y subidos en el pódium, poniendo el calor a la gramilla del Gimnasio Olímpico de Aguascalientes.

 

25061025574_c4a2435cc0_b

 

Esteban Mora, Exclusivo MasTKD

Deja tu comentario!