RIO 20160

Cómo perder una plaza olímpica desde el escritorio

Internacional - 2015/11/10 - Una gran problemática se ha suscitado en estos últimos días, en todo el mundo, debido a la inminente resolución del gran listado olímpico.


organize

 

A escasos días para que se conozcan los primeros seis de cada peso que irán de manera directa a Juegos Olímpicos, las dudas de muchos atletas afloran sobre la mesa, aunque ya sea tarde para más de uno.

La World Taekwondo Federation en su Estatuto del Ranking, estipula todo lo necesario para poder ocupar una de esas seis plazas de manera directa a los Juegos Olímpicos.

Aquí se especifica que toda inscripción de los atletas que quieran sumar puntos para el ranking olímpico debe ser mediante el registro en línea Global Athlete License (GAL).

El registro únicamente se puede hacer de manera anual y dentro del periodo de enero 1 al 15 del mismo mes. Siendo este el primer paso para comenzar con el sueño de todo taekwondista: ir a Juegos Olímpicos.

La adjudicación de puntos a un atleta que deambula de un peso a otro, es uno de los principales dolores de cabeza de las distintas federaciones nacionales. Problemática que hace que más de un competidor top tropiece en su cacería de puntos en eventos G.

Pero en eso la WTF es clara y contundente. Un competidor puede estar inscrito en un peso mundial y sumar los puntos de ese peso en una categoría olímpica inferior.

Por ejemplo: si un atleta compite en -63kg mundial, puede sumar los puntos de los eventos G de esta categoría a la división -58kg olímpica.

Solo que para validar los puntos ganados en una categoría mayor y que no está dentro de la olímpica, la federación nacional debería haber enviado, del 1 al 15 de enero, la especificación donde se establece que su atleta competirá en la categoría mundial superior, pero que quiere que se le sumen los puntos en la inferior.

Hoy, a menos de un mes para el Grand Prix Final G8 que solo permite la participación a los mejores ochos del ranking a noviembre, muchas federaciones se han visto sorprendidas, pues están conscientes que por algún error u omisión administrativa, su sueño y el de sus atletas estrellas, se está desmoronando por no cumplir con la entrega de un simple papel. Burocracia que a veces no todos pueden manejar correctamente.

El conocimiento al pie de la letra del reglamento y sus constantes modificaciones, es sin lugar a dudas una función que todo cuerpo técnico debe contemplar a la perfección.

Un verdadero equipo multidisciplinario hoy en día debería contar con el apoyo de especialistas, que no solo dominen a la perfección esta área, sino que a su vez controlen los movimientos del ranking, no solo de sus atletas sino también los del resto.

Si bien el ranking ha otorgado precisión a la hora definición de los puestos, los puntos aún siguen siendo cargados manualmente, por lo que la presencia del error humano sigue siendo latente.

La figura del cuerpo técnico solo con entrenador, preparador físico y médico ya ha quedado obsoleta, hoy en día el estadista cumple una función crucial en todo equipo nacional, aunque sobre eso profundizaremos en un próximo artículo.

Pero primordialmente lo que tiene que quedar en claro es que en situaciones como esta, su apoyo podría haber hecho la gran diferencia, entre una medalla y la gloria o la ausencia total de los Juegos Olímpicos por un mero asunto de escritorio.

 

Esteban Mora, Exclusivo MasTKD

Deja tu comentario!