ANALISIS1

El Equilibrio en el Taekwondo

España - 2015/08/05 - Enfoque acerca de la importancia del desarrollo del equilibrio para el Taekwondo y sus diferentes formas de entrenamiento.


Equilibrio-Sam

 

El equilibrio es un “sentido” que puede ser entrenado, teniéndose muy en cuenta por la presencia que tiene dentro de la actividad física. Podemos localizar sus órganos en el oído interno. Constan de unas cavidades en las que se contienen los “otolitos” (materiales sólidos que se encuentran en el sistema vestibular en muchos organismos) y la “endolinfa” (Líquido acuoso que llena el laberinto del oído de los vertebrados). Al realizar un movimiento con la cabeza, el líquido sufre un desplazamiento y la presión de los otolitos, activan los receptores nerviosos enviando la información al cerebelo.

El sentido de la vista nos informa sobre posiciones con respecto al espacio que nos rodea, también lo hace  por medio de las sensaciones propioceptivas que proceden de músculos y tendones.

En acciones deportivas, el equilibrio siempre mostrará inestabilidad, independientemente de que sean situaciones estáticas o dinámicas. A través de su inconsciencia, el competidor realizará ajustes que le permitan tener el control de una posición o desplazamiento mediante la regulación de las bases de la sustentación y acomodación del centro de gravedad.

Nadie nace con el sentido del equilibrio desarrollado. Su perfección se obtendrá por medio del entrenamiento y de experiencias vitales.

 

 

El Entrenamiento del Equilibrio

mastaekwondo_combate-54_

Perfeccionando, mediante técnicas adecuadas, todos y cada uno de sus órganos; obtendremos una notable mejora del equilibrio. Y pasando por la técnica de la especialidad se mejorarán las respuestas equilibradoras.

De forma general vamos indicando acciones que mejoran nuestro sentido del equilibrio. Siempre respetando los principios básicos del entrenamiento. Siempre atendiendo a las premisas como: “de lo fácil a lo difícil”, “de lo simple a lo complejo”, “de lo fundamental a lo accesorio”, todo ejecutado con la precisa progresión y sin descuidar la práctica continuada, se logrará que las respuestas motrices equilibradoras se produzcan de manera precisa.

 

Los ejercicios educadores del equilibrio deberán demostrar las siguientes características:

  • Disminución en la base de sustentación.
  • Cambios de altura del centro de gravedad.
  • Pérdida y recuperación del equilibrio.
  • Giros diversos y volteretas.
  • Cambios bruscos de trayectoria en desplazamientos.
  • Equilibrio con objetos sobre la cabeza, manos y pies.
  • Traslación sobre obstáculos diversos tanto fijos como móviles.
  • Podemos ejecutar, a modo progresivo, los mismos ejercicios con los ojos tapados.

“Hubo un tiempo en el que me tomaban de la mano y me guiaban hacia un mundo lleno de trampas y obstáculos. Con el tiempo supe que era un fantástico aprendizaje para entender lo que descubrí años después”.

 

 

Miquel Capó Maimó, Exclusivo MasTKD

Miquel-Capo-Maimo

Deja tu comentario!