GUERREROS DE LA VIEJA ESCUELA4

Corea, la jerarquía y el poder del Taekwondo

España - 2015/04/02 - Fue un poder absoluto que ejercieron en el 1er y 2do Campeonato Mundial celebrados en Seúl 73 y 75, pero tuvieron su primer revés en Chicago 77, donde Hwang Ming-Der de China Taipéi, venció en la final al coreano Choi Jae-Chun.


Corea-Espana_Copenhague-1983
Selección coreana y española en el VI Campeonato Mundial de Taekwondo Copenhague 1983. Los Campeones y Sub Campeones posan juntos convertidos en míticos guerreros de ambas naciones.

 

Para cualquiera ser Subcampeón Mundial de Taekwondo ya sería una gran gesta. Para cualquiera que no fuera coreano y peleara en esa época, claro.

Para ellos solo valía ser los campeones, no era consuelo un segundo puesto para quienes dieron origen a este Maravilloso Arte Marcial.

Su honor, orgullo y prestigio estaba en juego en cada combate que realizaban, por eso entrenaban hasta límites inimaginables, para luego poder pelear como verdaderos demonios.

Mucho valor tenían todos aquellos que les hicieron frente y mucho merito los que lograron vencerlos, pues el primer planteamiento ante un combate contra ellos seria el de sobrevivir a la avalancha que se te venia encima.

Por eso hay que darle mucha importancia al logro de Hwang Ming-Der, porque el abrió la primera brecha en el frente. A partir del Campeonato Mundial de Chicago otros países se incorporaron a la selecta elite de campeones Mundiales; Rainer Muller de Alemania, Sjef Vos de Holanda, Oscar Mendiola de México se proclamaron campeones Mundiales en 1979 en Stuttgart. Aunque la jerarquía de los coreanos siguió imponiéndose durante toda la década de los 80 de forma imperial.

 

 

Campeones de la talla de Dirg Jung, José Cedeño, Ireno Fargas, el turco Yilmaz, el holandés Henk Meijer (primer no coreano en ganar un mundial en Corea del Sur), Michael Arnd y el egipcio Amr Jairy, consiguieron llegar a lo más alto apoderándose del Cetro Mundial.

La generación de campeones coreanos de esa época será por siempre mítica. Terribles luchadores que han dejado huella en la historia del Taekwondo.

Entre todos ellos me quedo con un nombre, el capitán de este ejercito de guerreros es Jeong Kook Hyun, primer hombre en conseguir cuatro Campeonatos Mundiales y un Oro Olímpico.

Jeong Kook Hyun es la representación más clara del tremendo poder y jerarquía que poseían los competidores coreanos en aquella época, pero algo pasó en el transcurrir del tiempo que ya no los reconozco en su forma de pelear. Los coreanos ya no me parecen coreanos.

 

 

José Torralvo, Exclusivo MasTKD
MasTKD.com
[email protected]

Deja tu comentario!

Esto es la realidad, aunque algunos se empeñen en decir lo contrario la pura verdad es que estaban muy por encima de todos. Corea lejos de todos, luego España y los demás… Hoy día hay mucha mas igualdad, hay muchísimas potencias mundiales y otras que están saliendo.