CIENCIA & TECNOLOGÍA4

Muerte súbita en el deporte

Internacional - 2014/10/28 - Los casos de Muerte Súbita se multiplican en todos los deportes y los juveniles parecen ser quienes corren mayor peligro. A continuación, recordamos algunos de los casos más recordados en el deporte.


El Taekwondo vivió esta terrible experiencia

El atleta turco de Taekwondo, Seyithan Akbalik, falleció el sábado 15 de febrero de 2014 mientras participaba en el Open de Taekwondo de Luxor, Egipto en la división de -63 Kg. El joven de 21 años se desplomó en el tapiz víctima de un ataque cardíaco durante su primer combate frente a Eslovenia y ya no pudo ser reanimado pese a los esfuerzo realizados por los médicos en el hospital al que fue trasladado. “Sin recibir ningún impacto cayó desplomado como si alguien le robara la vida…” dijeron algunos de los presentes que no podían recuperarse del shock. Inmediatamente fue auxiliado por los médicos del equipo de Gran Bretaña y Egipto, quienes aseguraron que aún tenía pulso, pero lamentablemente no se repuso y murió. (Ver: Tragedia en el Taekwondo tras la muerte de un atleta en plena competencia)

Seyithan Akbalik

 

Casos en otros deportes

Adolecentes del rugby argentino

El rugby argentino estuvo de luto por la muerte de Mateo Uriburu, un joven de 17 años que sufrió una arritmia grave durante un entrenamiento en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, durante la gira de su equipo. Estuvo cuatro días internado, pero finalmente su vida se apagó.

En agosto de 2013, un chico de 13 años que participaba de una práctica de rugby en la provincia argentina de Entre Ríos había fallecido también como consecuencia de una muerte súbita durante una práctica.

 

Un equipo de rugby inglés perdió a dos jugadores en una misma temporada

Los Wakefield Wildcats, equipo de la Superliga británica, en sólo seis meses perdieron a dos jugadores a causa de la muerte súbita. Adam Watene (31 años) murió de un paro cardiaco en agosto de 2008 mientras entrenaba en el gimnasio. Y seis meses después, Leon Walker, promesa de 21 años, se desmayó tras escapar a un rival. No fue todo, Jamie Rooney era intervenido quirúrgicamente de una rodilla cuando su corazón se detuvo por 30 segundos.

 

En 2007, murieron cinco deportistas en menos de una semana por fallas cardíacas

Uno de los casos que más conmovió al fútbol español se produjo el 28 de agosto de 2007, cuando Antonio Puerta, defensor del Club Sevilla, murió a los 22 años tras varios paros cardíacos mientras jugaba un partido de liga. Tras aquella desgracia, se dieron otros cuatro casos de manera consecutiva.

El 29 de agosto falleció el africano Chaswe Nsofwa (27 años) del club israelí Hapoel Beersheba, poco después de entrenar; el 30 perdió la vida un jugador de voleibol francés Cédric Schlienger (26); el 31 falleció en los vestuarios Angel Arenales (31), jugador del fútbol de ascenso español; y el 1 de septiembre, se desplomó el futbolista ecuatoriano Jairo Nazareno, que tenía 21 años y se desempeñaba en el Chimborazo de Quito.

Antonio Puerta

 

El voleibol perdió a un medallista olímpico

En 2012, el italiano Vigor Bovolenta, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996 y que disputó 533 partidos con la selección europea, no pudo ser reanimado tras desvanecerse en pleno partido durante un juego de la segunda división de su país.

Vigor Bovolenta

 

El fútbol y el básquet son los deportes con más muertes súbitas

Lo afirmó Fabio Pigozzi, Director Científico del Centro Médico de la FIFA. Para el también presidente de la Federación Internacional de Medicina en el Deporte, pueden ser evitadas si se realizan los estudios adecuados, ya que las principales causas por las que se producen son las enfermedades cardíacas congénitas y las enfermedades coronarias.

La lista de futbolistas es larga, pero en Argentina se recuerda al jugador de River y la selección argentina Juan Gilberto Funes, quien murió dentro del campo en 1992, y a nivel mundial nadie olvida a Marc Vivian Foé, mediocampista de la selección de Camerún, que falleció en 2003 durante las semifinales de la Copa Confederaciones frente a Colombia.

Marc Vivian Foe

 

El caso que conmovió al básquet de los EEUU

Wes Leonard, de 16 años tenía un futuro brillante en la NBA según los especialistas. En una noche especial, su equipo, el Fennville de Michigan, empataba tras remontar 14 puntos a falta de unos pocos segundos y él se encargó de anotar la canasta decisiva. Pero a la hora de la celebración, luego de recibir los abrazos de sus compañeros se desplomó por un ataque al corazón y murió.

Wes Leonard

 

El caso de Piermario Morosini sacudió al Calcio

El 14 de abril de 2012, luego de la muerte del italiano Piermario Morosini, futbolista del Livorno, la FIFA reveló que desde 2007 a esa fecha, en sólo cinco años, 84 futbolistas fallecieron durante la disputa de un partido o entrenamiento en todas las canchas del mundo por problemas cardíacos.

 

Yair Clavijo y “Chucho” Benítez golpearon al fútbol sudamericano

El año pasado, el defensor peruano Yair Clavijo, jugador del Sporting Cristal, abrió el debate en el fútbol peruano tras morir en la altura de Cusco, durante un duelo frente a Real Garcilaso. Y poco tiempo después, la dudosa muerte súbita del “Chucho” Benítez paralizó a Ecuador.

Yair Clavijo

 

El milagro de Fabrice Muamba

El milagroso caso del futbolista congoleño, que en marzo de 2012 estuvo muerto durante 78 minutos y logró recuperarse, abrió las investigaciones y medidas de seguridad sobre la muerte súbita en el deporte. El ex jugador del Bolton se derrumbó en pleno campo de la Premier League y tras la recuperación tuvo que retirarse de la actividad profesional.

Fabrice Muamba

 

 

Emiliano Lentini, Infobae
Equipo MasTKD
MasTKD.com
[email protected]

Deja tu comentario!