FREDERIK EMIL OLSEN11

Con marketing no siempre se ganan combates

Dinamarca - 2014/08/11 - El caso del danés Frederik Emil Olsen, al que podríamos definir como el niño más promocionado del Taekwondo desde los siete años (estar por cumplir 12), tuvo la oportunidad de medirse con rivales competitivos en el Mundial de Cadetes y no pudo superar la primera ronda.


Frederik Emil Olsen con Choue

 

Frederik Emil Olsen en HollywoodHace cuatro años masTaekwondo.com publicó una nota que tuvo mucha repercusión llamada: Frederik Olsen, ¿niño prodigio del Taekwondo?  en la que se abordaba el tema de la especialización deportiva a edades muy tempranas.

Por aquella época Frederik llevaba dos años entrenando (comenzó a los 5) y su familia y entrenador comenzaron a promocionarlo como el futuro Campeón del Mundo y Olímpico, de hecho, actualmente su perfil en Facebook lo presenta como un niño de 11 años que sueña con tener éxito en los Juegos Olímpicos de 2020 y 2024 y que cuenta con 130 medallas hasta el momento.

MasTaekwondo.com publicó dos artículos relacionados a este tema: el mencionado anteriormente y otro titulado “Los padres y su acompañamiento en la educación deportiva de sus hijos”  En ambos casos se hace mucho hincapié en que cuando los padres intervienen en el deporte infantil, frecuentemente tienden a poner gran énfasis en la victoria, el primer puesto, los trofeos, la agresividad y los procedimientos enérgicos de entrenamiento; es decir, en que los niños practiquen el deporte como los adultos, olvidando que un niño de la edad de Frederik lo que quiere es divertirse, jugar y no participar dentro de diez años de los Juegos Olímpicos.

Cuando veíamos a Frederik Emil Olsen pelear contra niños de su edad hace cuatro años, notábamos la extrema superioridad técnica frente a sus pequeños rivales y muchos reflexionaban: “A este niño no hay quien lo detenga, es un prodigio, una máquina, un caso único…”

A finales del mes pasado se llevó a cabo el 1er Campeonato Mundial de Taekwondo Cadete de la WTF y Frederik tuvo la oportunidad de medirse con rivales de un nivel más competitivo a los que comúnmente se enfrenta (aquellos que le posibilitaron conseguir 130 medallas) y no pudo sortear el primer combate al caer frente a su par de Kazajistán por 9 a 5.

Seguramente para este niño de Dinamarca participar del Campeonato del Mundo fue algo divertido y nosotros entendemos que ganar o perder a esa edad debe ser tomado como una simple circunstancia anecdótica, pero extrañamente en su perfil de Facebook aparece un análisis (supuestamente escrito por él) del porque de su derrota y una estremecedora frase que dice: “Siento haberlos decepcionado esta vez…”, recordemos que tiene 11 años y ya habla de decepcionar a los demás, y por otro lado nos queda pensar que quien siente verdadera decepción es quien escribe en su nombre y no el propio niño. ¿Es saludable semejante marketing en torno a niño de esa edad que debería estar disfrutando de su infancia y no chocando contra una realidad que no conoce ya que su entorno “adulto” lo hace sentir “Super Boy”?

Cuando un niño es muy talentoso y cuenta, por indicaciones de su entrenador, con altas cargas y horas de entrenamiento, seguramente esta situación, generará una desventaja frente a los niños de su misma edad o estadio evolutivo. Existen experiencias en la práctica del deporte en las que, con el pasar de los años, los otros niños crecen, maduran y alcanzan la agilidad y la velocidad de ejecución de las habilidades especificas de ese niño o niña, y de una manera realmente sorprendente lo alcanzan. Por eso, a veces, es solo cuestión de maduración, de tiempos de vida.

Esta nota no fue realizada con la intención de criticar al pequeño Frederik, ya que él nos parece formidable y simpático, sino alertar a muchos padres y entrenadores que ejercen una “presión” negativa hacia sus hijos provocando la búsqueda del campeón que, en muchos casos, ellos no pudieron ser.

 

Exclusivo Equipo masTaekwondo.com

www.masTaekwondo.com

[email protected]

Deja tu comentario!

mi hijo yeba mas de cien medallas y aunnn le falta mucho camino por recorrer, quizasiga ,quiza no , solo el tendra la determinacion en segui en este bonito deporte,