ENCICLOPEDIA - FORMACIÓN INTEGRAL13

Los padres y su acompañamiento en la educación deportiva de sus hijos

Argentina - 2013/12/29 - En este artículo intentaremos reflexionar y analizar sobre una problemática que continúa presente en nuestras sociedades: la presión que ejercen algunos padres sobre sus hijos, su acompañamiento en la práctica del deporte y en este caso, “El Taekwondo”.


masTaekwondo_Fernando_Akilian_100

Lic. Prof. Fernando Akilian

Maestro de Taekwondo 4º Dan Kukkiwon

Profesor de Educación Física

Licenciado en Actividad Física y Deporte

Licenciado en Ciencias de la Educación

Autor del libro “Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte”

.

Introducción

En este artículo intentaremos reflexionar y analizar sobre una problemática que continúa presente en nuestras sociedades: la presión que ejercen algunos padres sobre sus hijos, su acompañamiento, en la práctica del deporte y en este caso, el Taekwondo. También intentaremos caracterizar tipos de padres que se encuentran en los ámbitos deportivos y que influyen directamente en la formación deportiva de sus hijos, ya sea en la academia o club de Taekwondo como así también su presencia en los torneos. No dejaremos de mencionar algunas conductas o acciones de algunos entrenadores que ceden a las presiones de algunos padres quienes buscan ocupar “espacios”, confundiendo o distorsionando roles y, en algunos casos, interviniendo con acciones estratégico – pedagógicas y en la evaluación. Por supuesto que, estos padres, en su mayoría, no cuenta con la correspondiente acreditación de saberes, influenciando, en definitiva, en los deportistas-educandos y en el entrenador-educador.

 

Crazy_Father

 

Desarrollo

En el ámbito del deporte es común, lamentablemente, encontrarnos con algunos padres que ejercen una “presión” negativa hacia sus hijos provocando la búsqueda del campeón que, en muchos casos, ellos no pudieron ser. Para la Confederación Australiana de Deportes, citado desde la página web de la Federación Española de Medicina del Deporte (FEMD), “las expectativas de los padres tienen un efecto importante en la actitud de los niños hacia la participación en el deporte, y en su conducta, niveles de rendimiento y disfrute. Cuando los padres intervienen en el deporte infantil, frecuentemente tienden a poner gran énfasis en la victoria, el primer puesto, los trofeos, la agresividad y los procedimientos enérgicos de entrenamiento; es decir, en que los niños practiquen el deporte como los adultos”.

 

Educar a los padres

En la formación dirigida a los futuros entrenadores-educadores se sugiere también educar, no solo al deportista-alumno, sino en pensar estrategias pedagógicas junto a los padres. La comunicación entre el profesor y los padres debería ser clara, fluida y en algunas tomas de decisiones, consensuada, con el fin de que los niños puedan disfrutar de la actividad, hacerse amigos, socializar y conocer todas las posibilidades de movimiento de su propio cuerpo, en este caso, a través de un medio: el Taekwondo.

Al iniciarse en la práctica (y recordarlo durante el proceso sería positivo también), se debería informar a los padres los criterios de evaluación que ese entrenador-educador diseñará durante el proceso pedagógico según la particular característica del alumno. También, cuándo sería el momento más conveniente para pasar a una fase superior en la carrera deportiva de su hijo, por ejemplo, de la fase de iniciación a la de especialización o desarrollo de ese deporte. Al no haber un recetario que funcione para todos los sujetos por igual, es importante que se plasmen objetivos y metas reales y viables, según los diferentes condicionantes que, dada la particularidad de cada sujeto, coyuntura y ámbito, el entrenador dará a conocer.

 

Un entrenador formado…

Allí, se desliga otro tema fundamental y es la importancia de contar con un entrenador de Taekwondo formado y educado con una base académica suficiente para trabajar con rigor científico, sobre sólidas bases éticas y morales, para que de esa forma se evite la improvisación sistemática en su trabajo, atendiendo a las demandas de la sociedad y del momento actual en el que vivimos. De esta manera, en la educación infantil y en un ámbito de educación no formal (extra escolar), junto a los padres, se podrían adoptar acciones sobre un acompañamiento destinado a la formación de sus hijos marcada más por el desarrollo armónico e integral, que por una única razón: la búsqueda de resultados deportivos, cueste lo que cueste.

Según la FEMD, las investigaciones indican que los niños disfrutan del deporte por las recompensas intrínsecas que este proporciona, a saber:

• placer y diversión.

• aceptación por los compañeros.

• la excitación de la competición.

• la experiencia de los elementos que componen el juego.

• una sensación de bienestar.

 

Las recompensas extrínsecas, dice la FEMD, como los trofeos, son muy secundarias a la satisfacción que reciben los niños por su participación con otros niños en la situación de juego.

 

Cinco áreas para la orientación a padres (Gordillo, 1992)

  • Aprender a controlar las propias emociones y favorecer las emociones positivas en los hijos.
  • Aceptar el rol de los entrenadores.
  • Aceptar los éxitos y los fracasos. Estar orientados para la motivación y la mejora.
  • Dedicación e intereses adecuados.
  • Ser modelo de autocontrol.

 

Cuidado con algunos entrenadores…

Ante un supuesto prejuicio dirigido al colectivo de padres, es importante comentar que también pueden surgir (y los hay en diversos ámbitos del mundo del deporte), entrenadores inescrupulosos y esto se da sin distinción de graduación marcial, género y edad.

Algunas conductas poco éticas, inmorales o de una pseudo didáctica, pueden generar problemas físicos o psíquicos tanto en el niño como en un adolescente. Marcas que pueden quedar fijadas en la conducta del sujeto. Así, como cuando se afirma que la práctica del deporte puede generar efectos positivos como fenómeno educativo, también puede efectuar todo lo contrario. Los padres y/o acompañantes, pueden observarlo en algunas academias o clubes donde entrenan los niños y jóvenes, ya que durante o después de las sesiones de entrenamiento, en el corto, mediano o largo plazo, podrían surgir, como ser:

–        Complicaciones osteoarticulares, respiratorias y hasta cardiovasculares.

–        Baja confianza y autoestima.

–        Falta de autocontrol.

–        Deterioro de las relaciones familiares.

–        Problemas en sus habilidades sociales.

–        Actitudes agresivas o intolerantes.

–        Stress.

Estamos seguros que el respetado lector, podría continuar con el listado y además, continuarlo desde su propia experiencia.

 

El exitismo en la competencia deportiva

También existe el riesgo del exitismo, entendido esto como aquel que tiene un afán desmedido por el éxito. Se observa tanto en entrenadores como en padres. En algunos torneos de Taekwondo se ha escuchado a padres gritándoles a sus hijos a “viva voz”, desde la tribuna o gradas, que le tire y le rompa la cabeza al otro deportista. Clara muestra de exitismo, “el ganar a toda costa” y mejor de esa manera, para que no queden dudas, dejar inconsciente al adversario. Por supuesto que condenamos la conducta de ese padre, como así también reiteramos, la necesidad que se debata, en los que países con que aún no cuentan, con un reglamento adaptado que regule ese tipo de competencias para niños. Este tema ya fue tratado en artículos anteriores en mastaekwondo.com. Otros padres tienden a resolver con insultos, la derrota de sus hijos, a los entrenadores de este, por no coincidir con la estrategia planteada en el combate o por lo que pueden considerar como, una floja preparación física y táctica. A veces, los dirigentes también son los blancos preferidos de los mismos.

En varios campeonatos, fueron observados algunos entrenadores insultando a sus deportistas o dando indicaciones inmorales. Muchos lo hacen disimuladamente para que los demás no se den cuenta, incrementando aún más su falta de ética deportiva y fair play. Como ejemplo de ello, recordamos cuando un entrenador le sugirió a su deportista que intente golpear a las partes del cuerpo del contrincante que no están permitidas reglamentariamente para generar una lesión en el otro y de esa forma, lograr una ventaja deportiva. Repudiable esa conducta desde todo punto de vista.

 

Los niños y jóvenes copian modelos deportivos

Los modelos que provienen del alto rendimiento, observados a través de los combates en los campeonatos, por internet o TV y a veces, en los entrenamientos en las mismas academias o clubes, intentan ser, en muchos casos, copiados por los que se están desarrollando en el deporte, más por sus formas de plantear sus estrategias de combate, inferir sobre las modas de ejecución técnica, pero no así sobre los valores que porta ese deportista, conocer su recorrido hasta esa fase de su carrera deportiva. Pareciera que eso forma parte de un escalón de interés inferior. Es mucho menos importante.

 

Conclusión

Como consideraciones finales, invitamos al lector a compartir algunas propuestas para que los niños y jóvenes puedan desarrollarse integralmente a través del deporte (elegido), partiendo del concepto que la educación es un proceso colectivo, cultural, social que comienza desde que el sujeto nace. Para Gimeno (2000) es preciso que los entrenadores puedan propiciar al máximo las siguientes acciones:

–        Diseñar un coherente plan y una correcta articulación entre contenidos y objetivos.

–        Adecuada presentación y motivación de los participantes.

–        Procurar apoyo de material alternativo y didáctico.

–        El compromiso real de los responsables de la organización deportiva en la que se aplica.

–        La integración de otras entidades o profesionales relacionados con el deporte, por ejemplo: jueces, organismos estatales, etc.

–        El seguimiento y evaluación de los deportistas-educandos en cada una de sus fases deportivas.

 

El diálogo entre padres y entrenadores sería un factor clave para aportar en la brecha de incertidumbre sobre el futuro que se plantea en el momento de planificar la educación de niños y jóvenes. La observación, la conducta ética y experticia por parte del entrenador, son en parte, los pilares fundamentales para intentar acompañar el desarrollo armónico de un sujeto íntegro, tomando como medio, en este caso, una actividad tan noble, como es el Taekwondo.

 

Referencias Bibliografícas

–        Akilian, F. (2009) Taekwondo Olimpico. Enseñar el arte de jugar el deporte. Buenos Aires. Ed. Kier.

–        Buceta, J. (2004) Estrategias psicológicas para entrenadores de deportistas jóvenes. Madrid. Ed. Dykinson.

–        Confederación Australiana de Deportes citado en la pagina web de la Federación Española de Medicina del Deporte www.femede.es (ingreso 10 de febrero de 2013).

–        Gimeno, F. (2000) Entrenando a padres y madres… Claves para una gestión eficaz de la relación con los padres y madres de jóvenes deportistas (guía de habilidades sociales para el entrenador) (1ª edición). Zaragoza. Mira Editores.

–        Gordillo, A (2000) Intervencao como os país en Becker, B. (ed.) Psicologia aplicada a crianca no esporte. Ed. Feevale. Novo Hamburgo.

–        Roffe, M. (2008) en el Primer Congreso Nacional de Deporte Social extraído de www.efdeportes.com, Año 12 No 112 Octubre de 2007 (ingreso 13 de febrero de 2013).

 

Exclusivo masTaekwondo.com

www.masTaekwondo.com

[email protected]

Deja tu comentario!

Marcos, entiendo que te referís a Manuel Chamorro y si, es verdad, se cagó en la patas cuando le hizo frente a Daniel Crismanich.
Quiero entender que este articulo es muy bueno pero no es aplicable a Argentina, donde tenemos una CAT de ineptos donde solo Ricardo Torres le hace frente a Crismanich, los demas, como Ignacio Gontán también le tienen terror y en concecuencia este tipo maneja todo.

totalmente de acuerdo con lo de crismanich, lo raro es que el resultado en su caso haya sido positivo… Es un claro contraejemplo a este arículo, ya que con su repudiable conducta ha logrado tener éxito. O sea… El tipo fue avanzando, dejando cuerpos a su paso, le ganó a Filipa, la CAT le tiene miedo y no sabe como controlarlo y hasta hace poco leí en el FB que tambien otro profe bastante pedante lo había injuriado y cuando pensábamos que al fin había encontrado alguien de su nivel (entendamos que hablamos de un nivel bajiiiisimo…) también este se le achico y le terminó pidiendo disculpas!! Sr. Aquilián, como responde a este caso?? si con esta actitud el padre logró llevar a lo mas alto a su hijo???

EL TEMA REALMENTE ES MUY PERO MUY EXTENSO, TRATARE SINTETIZAR DE ALGÚN MODO MI EXPERIENCIA EN EL CASO, AMI ME HA FUNCIONADO, MAS O MENOS BIEN, LO SIGUIENTE, INVOLUCRO A LOS PADRES EN EL ENTRENAMIENTO FÍSICO , Y PSICOLÓGICO , DE ESA MANERA ELLOS NO PUEDE EXIGIR DEMÁS A SUS HIJOS, Y A MI ME DA ARMAS PARA LAS COMPARACIONES, YA QUE SE HA GENERALIZADO MUCHO LO DE LAS COMPARACIONES SON ODIOSAS, SI, PERO VIVIMOS DE ELLAS DESDE QUE NACEMOS, SIEMPRE NOS COMPARAN CON, EL HERMANO, CON EL PRIMO Y ETC. EN LA OFICINA Y EN TODAS PARTES TE EVALÚAN COMPARÁNDOTE, EL PROBLEMA, ES CON LOS PADRES REACIOS A LOS ENTRENAMIENTOS, LA MAYORÍA SON FRUSTRADOS, Y ESO SOLO TRATARÍA UN SICOLOGO, ESPERO NO HABERLOS CANSADO CON MI HUMILDE OPINIÓN. DE ULTIMO LES DIGO A LOS PADRES EXIGENTES ESTO , NO SE PUEDE EXIGIR LO QUE NO SE CONOCE. GRACIAS Profr. SERGIO EDUARDO ROMERO GARCIA C.N. 3er. DAN (TAEKWONDO)

El problema no son los padres en si, sino lo que las diferentes federaciones le permiten hacer.
Es terrible ver como algunos padres presionan a los chicos que puedan ser una amenaza en la titularidad o protagonismo de sus hijos.
DETESTABLE.

Este artículo debería ser leido por el Sr. Daniel Crismanich, el peor ejemplo de patoterismo y agresividad que tiene el taekwondo argentino.
Es lamentable que la CAT no haga nada al respecto y lo deje hacer lo que quiere ensuciando nuestro amado arte marcial.