RUMBO A LONDRES 20122

Diana López, quiere superar su bronce de Beijing

La campeona del mundo que participará en Londres en -57 Kg. es la integrante más joven de la familia que se ha convertido en la cara visible del Taekwondo en los Estados Unidos.


 

López nació en Houston, Texas luego de que sus padres adoptaran dicha ciudad años después de haber inmigrado desde el país centroamericano y con corta edad descubrió el deporte que le cambiaría la vida.

 

“Empecé cuando tenía cuatro o cinco años”, le cuenta a ESPN. “Tenía tres hermanos mayores que lo practicaban y estaba cansada de estar sentada viéndolos en las competiciones y quería ser como ellos. Entonces les rogué a mis padres que me dejaran hacerlo”.

 

Sus hermanos son Jean, Mark y Steven, todos condecorados en la disciplina del Taekwondo. Jean es el entrenador del equipo olímpico de Estados Unidos mientras que Mark (medalla de plata en China) y Steven (oro en Sidney y Atenas además de bronce en Beijing) conocen de sobra el éxito al más alto nivel.

 

López se mostró muy agradecida a lo que le dio el deporte.

 

“Es una gran parte de mi vida”, explicó. “Me dio la chance de estar junto a mi familia y haber podido viajar por el mundo y conocer mucha gente”.

 

Sus raíces hispanas han sido una gran influencia en la carrera de la deportista de 28 años.

 

“Al ser latina comprendo el sacrificio y lo que mis padres resignaron para traernos aquí”, reveló. “Mis padres siempre nos recuerdan de dónde vinimos y nos enseñaron a no quejarnos por cosas pequeñas”.

 

Sus primeros Juegos Olímpicos fueron hace exactamente cuatro años y Diana resumió lo que significó dicha experiencia.

 

“Beijing fue increíble para mí”, confesó. “Luego de ver a mi hermano ganar dos medallas estaba desesperada por clasificar. Haberlo hecho y junto a mis hermanos fue un sueño hecho realidad sobre todo con mis padres en las gradas en la ceremonia de apertura”.

 

 

López dijo estar triste por el hecho de que su hermano Mark no haya conseguido un puesto en el equipo esta vez, pero apuntó que igual viajará para apoyar.

 

“Por más que Mark no haya clasificado vendrá con nosotros y será bueno compartir más experiencias con él”.

 

Sobre sus chances, la luchadora contó que lo hará mejor porque ya no deberá lidiar con la sorpresa de la primera vez.

 

“Ahora me siento mucho más fuerte y con confianza”, indicó. “En 2008 para mí clasificar en sí fue un logro y un desahogo. Ganar el bronce me dio una gran felicidad porque sé lo que me costó llegar”.

 

Su manera de preparase para esta cita ha sido distinta y López espera que de mejores resultados.

 

“Tengo a mis hermanos empujándome y siento que estoy mejorando”, aseveró. “Estoy en la categoría de 125 libras y he aprendido a manejar y mantener mi peso y ser más fuerte”.

 

El hecho de compartir equipo con su familia fue para López lo mejor que le pudo pasar.

 

“Mucha gente piensa que sería algo raro”, opinó. “Para nosotros lo hace más fácil. Mi hermano mayor es el entrenador y lo que me dice es para hacerme la vida más fácil en el ring. Sé que quiere lo mejor para mí y puedo confiar en él.”

 

“Es increíble que podamos hacer esto juntos. Aquí en Estados Unidos las familias ya no se mantienen unidas y todo el mundo está ocupado. Es muy bueno poder vernos todos los días y pasar tanto tiempo juntos”.

 

El orgullo que sus logros generan en sus padres es además un premio extra.

 

“Mis padres están orgullosísimos”, se sinceró. “Vinieron de Nicaragua buscando el sueño americano y siempre nos apoyaron. Es único lo que tenemos y es muy especial”.

//
//

Como digna latina, López es fanática de la comida de su Nicaragua natal. Sin embargo, hay un platillo que le quita el sueño.

 

“Amo el gallo pinto”, confesó. “Es una mezcla de arroz y frijoles y lo puedo comer todo el día. Mi mamá se ríe cuando le pregunto sobre cuantas formas distintas conoce de cocinar frijoles”.

 

Fuera del ring, López usa la mayor parte de su tiempo para alejarse del deporte y disfrutar a sus seres queridos.

 

“Nunca hablamos de Taekwondo cuando estamos en casa”, explicó. “Me gusta ver televisión con mis padres o sacar a pasear a mis sobrinas y engreírlas”.

 

Precisamente ellas son la mejor distracción, ya que en casa no es una deportista mundialmente reconocida.

 

“Jean tiene tres hijas y ellas no saben quién soy”, aseguró. “Para ellas soy la ‘tía Nana'” y me encanta estar con ellas y hacerlas reír”.

 

 

Equipo masTaekwondo.com

www.masTaekwondo.com

[email protected]

 

 

>> Más noticias de ESTADOS UNIDOS <<


 

 

 

 

© Copyright 2003-2012 masTaekwondo.com – Todos los Derechos Reservados.

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este Sitio Web sin la expresa autorización de masTaekwondo.com

masTaekwondo.com es una Marca Registrada

 

Deja tu comentario!