ENCICLOPEDIA - FORMACIÓN INTEGRAL12

La fase inicial en las clases de Taekwondo: El juego motor como dispositivo de aprendizaje

En esta primera de tres entregas analizaremos en la “fase inicial” o también llamada “entrada en calor” el juego como instrumento pedagógico. También se intentará conceptualizar qué es el juego motor y por qué resultaría una herramienta pedagógica significativa en el “momento de encuentro” de la clase.


Lic. Prof. Fernando Akilian

Maestro de Taekwondo 4º Dan Kukkiwon

Profesor de Educación Física

Licenciado en Actividad Física y Deporte

Licenciado en Ciencias de la Educación

Autor del libro “Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte”

.

.

.

Introducción

.

 

Una sesión o clase se compone de tres fases: inicial, principal y final, y en cada uno de esos momentos, la clase cuenta con particularidades que deben ser atendidas por su complejidad didáctica. Por ello, en esta primera de tres entregas en mastaekwondo.com, analizaremos en la “fase inicial” o también llamada “entrada en calor” el juego como instrumento pedagógico. En el presente artículo también se intentará conceptualizar qué es el juego motor y por qué resultaría una herramienta pedagógica significativa en el “momento de encuentro” de la clase.

.

 

.

 

Desarrollo

.

 

Para introducirnos en el tema es interesante conocer el origen de las palabras. El vocablo “juego”, según Corominas (1973) procede del latín vulgar jocus (diversión) sin embargo, el concepto de “juego” no es nuevo. Deberíamos remontarnos hacia el año 1140 en el Poema del Mio Cid. En esa obra encontraríamos “juego” y “jugar”. El término “jugar” implica acción y jugar a algo, mientras que “juego” define la broma, lo carente de seriedad, aunque también se usa para indicar diversión. Después del siglo XVIII “jugar” adquirió la expresión que define la acción de manera concreta mientras que “juego” asumió la significación de actividad competitiva, a la vez que recreativa.

 

Al juego se lo puede tratar desde diversas ciencias y disciplinas. En el presente artículo lo haremos principalmente desde la Didáctica, entendiendo al juego como un orientador de la enseñanza que puede facilitar la apropiación de conocimientos por parte de los alumnos en nuestra clase, a través de la intervención del profesor (Spakowsky, Label y Figueras, 1998). Los juegos de tipo motor también pueden ser planificados en las clases de Taekwondo con un objetivo educativo. Queremos que nuestros alumnos aprendan con los juegos motores, pero ¿que aprendan qué?.

 

En el colectivo de los Instructores de Taekwondo, para algunos el juego en la clase es una estrategia pedagógica cotidiana, en especial dirigida a los niños, para otros es una actividad que le quita tiempo a la enseñanza de aquellos contenidos propios del Taekwondo mismo. Históricamente, las actividades lúdicas fueron restringidas en las clases con origen en las artes marciales por considerarlas ajenas y productoras de conductas poco afines a las mismas. Pero el juego, en el primer momento de la clase, no siempre intentará buscar un sentido de divertimento en el sujeto sino que también se lo puede pensar como un juego orientado a un fin específico. Teniendo en cuenta las edades de nuestros estudiantes de Taekwondo, el juego puede ser un gran movilizador al comenzar la clase. Seguramente, si son niños, cuando el profesor, luego del saludo protocolar de toda clase de Taekwondo, los invite a jugar, logrará captar todas las miradas (recordemos que “jugar” forma parte de la naturaleza del niño). A partir de ese momento y con el correr de las clases, podríamos generar la comprensión de que, para poder participar de cualquier juego (y en el futuro, en actividades más complejas o de la vida cotidiana) es necesario estar atento y concentrado.

 

Pues bien, entonces ¿qué es el juego motor? Según Navarro Adelantado (2002) es una organización lúdica que se caracteriza por el empleo significativo de la motricidad y siguiendo las recomendaciones de Incarbone (2003) los juegos motores deberían estar encuadrados en relación con sus contenidos esenciales, como ser:

.

– Estructural: en el juego intervienen componentes fundamentales de dominio y organización espacio temporal. Su práctica en los primeros tramos de la etapa evolutiva contribuye a la adquisición de conceptos y estrategias. Para nosotros, en el Taekwondo, se podría relacionar con el área o tapiz de competencia.

 

– Relacional: El juego tiene un aspecto socializante. En el caso particular del Taekwondo se “juega” frente a otro, por lo tanto la comunicación motriz y por ende, en nuestras clases se plantean relaciones socio afectiva. Además, el juego puede incentivar el componente social, es decir, compartir, cooperar con otros compañeros de clase.

 

– Funcional: el juego, dependiendo del tipo de movimiento o función, y su dificultad motriz, tanto a las capacidades condicionales y coordinativas. Recordemos que los entrenamientos en la clase de Taekwondo deben ser planificados según el momento evolutivo de los sujetos y no solo por la graduación del alumno/deportista.

 

– Normativo: para jugar hay que aceptar normas, tomar decisiones, entender que el respeto es un valor social, tolerar a los compañeros. En el caso de los que se inician, y en especial quienes toman al Taekwondo como deporte de combate, es recomendable hacerlo con reglas simples para facilitar el ingreso del principiante al deporte.

.

 

.

 

Invitamos a los lectores mientras a pensar alguna actividad donde, por ejemplo, a través del juego motor, se pueda practicar las capacidades del salto y coordinación o cualquier otra habilidad que deseemos que entrenen nuestros alumnos. ¿Por qué no pensar en algún juego donde varios compañeros deban, raudamente, querer tocar a otros, dispersos por la academia, pero previamente, deban saltar 5 aros colocados en el suelo de acuerdo a una secuencia prestablecida por el profesor? o ¿Por qué no pensar en algún juego donde, a través de una propuesta de desafío, un alumno deba intentar tocar con el pie y/o con la mano, la espalda de algún compañero y que a su vez, no lo toquen? Y así podríamos planificar entre cientos de otras propuestas más.

 

También, recordemos que en la “entrada en calor”, el objetivo principal será preparar el cuerpo para realizar la actividad principal cuya intensidad variará según el contenido de la clase, el contexto, las características de los alumnos o deportistas, el tiempo de la clase, etc. Pues bien, el juego, colaborará con la “entrada en calor” pero ¿en todo momento se jugará por el recreacionismo puro? Podríamos decir que no. Por eso coincidimos con Rubio Hernández cuando afirma que la principal ventaja de utilizar esta estrategia respecto al “calentamiento” tradicional es que se pueden trabajar otras cualidades o destrezas al mismo tiempo. Nosotros agregamos que puede colaborar en el futuro técnico de nuestro deporte marcial y de combate.

 

El mismo autor afirma que tenemos dos posibilidades de incluir al juego en este primer momento de la clase:

 

1) En la parte específica del calentamiento. En este caso, se entiende que, calentar no es solo jugar. Puede ser aplicada a todas las edades y niveles y se pueden introducir otros aspectos no lúdicos.

 

2) Como parte entera del calentamiento. El autor recomienda utilizarla en aquellas clases donde su intensidad no sea muy intensa. Se puede planificar un juego con variantes o varios juegos donde se pueda aprovechar al máximo esta propuesta tanto en lo motor, como en lo temporal.

.

 

Siguiendo al mismo autor, para que un juego pueda ser utilizado correctamente en la parte inicial de la clase, éste debería cumplir cuatro condiciones, en especial cuando no hay ninguna actividad previa a dicho juego:

.

– Máxima participación. Todos deberían participar en todo momento.

 

– Intensidad progresiva. Ir de menos a más. Debemos evitar esfuerzos máximos apenas comienza la clase.

 

– Cierta relación con el trabajo posterior. Por ejemplo, si pudiéramos pensar en temas de clase en Taekwondo como Pumse o técnicas básicas, se podrían diseñar algunos juegos donde se puedan fortalecer y/o trabajar los miembros superiores.

 

– Diversión. Si hablamos de juego, este componente deberá estar y ser sentido por cada participante. Reiteramos, esto no quiere decir que en la clase de Taekwondo se deba jugar en toda la sesión.

.

 

Por otra parte, para planear juegos en la fase inicial en la clase de Taekwondo no es necesario poseer una gran cantidad de materiales, pero sí, cada Entrenador o Profesor los debe tener en cuenta en relación con lo que desean que sus alumnos aprendan. Ya lo afirma un especialista e investigador en Formación Deportiva, Romero Granados (2001), donde propone trabajar con énfasis el juego y las habilidades coordinativas y básicas en la primera etapa de iniciación al deporte.

 

También, el Profesor o Entrenador de Taekwondo, puede pensar juegos motores donde la estrategia y resolución de problemas sea el principal objetivo antes de llegar al deporte con reglas fijas, como todos lo conocemos, e ir complejizándolos a medida que el sujeto crece, característico de los “deportes de situación”. Allí, esta herramienta pedagógica podría ser el puntapié inicial, como un “medio para”, por ejemplo, cuando un Instructor planea trabajar el Taekwondo como deporte de combate o la defensa personal en niños más grandes, ya que están en estrecha relación con la propuesta de actividades donde prime la resolución de problemas. Probablemente, en este punto, estemos dando una respuesta a aquellos entrenadores que tienen un “gran apuro” en enseñar táctica y estrategia en este deporte de combate (y complejo por cierto) a los niños muy pequeños imponiendo la lógica del adulto por sobre la infantil.

 

Recordemos que la Actividad Física en la niñez debe estar relacionada a la técnica, agilidad y el equilibrio donde los cuidados se basan en programas de ejercicios con precaución en los sistemas anátomo – fisiológicos. Este tema en particular ya lo hemos tratamos en el artículo publicado en mastaekwondo.com titulado Iniciación deportiva y alto rendimiento en el Taekwondo: ¿Opuestos o complementarios? junto al Prof. Claudio Aranda.

.

 

.

 

Conclusiones

.

En los artículos publicados en mastaekwondo.com no planteamos recetas de cómo dar clases de Taekwondo sino enfoques o miradas que pueden colaborar con el especialista de este arte marcial y deporte de combate en el día a día en su academia y motivar su reflexión y análisis permanente como profesional de la enseñanza del Taekwondo.

 

El juego motor puede ser una gran herramienta pedagógica y didáctica para el inicio de una clase de Taekwondo. Como medio, ofrece grandes variantes y dinámicas para comenzar una sesión, pudiendo integrar las tres áreas de la conducta (Psico Motora, Socio Afectiva y Cognitiva), mientras los profesores procuran cumplir con el objetivo de este primer momento de la clase. Hasta no hace mucho tiempo, hablar de juego en la clase de Taekwondo era confundir una actividad seria con un pasatiempo. Hoy, podemos afirmar que el juego (motor) es una herramienta superadora como factor motivacional, como “medio para” trabajar las distintas capacidades de nuestros alumnos y colaborador en la integración de los niños o jóvenes.

 

Por lo antedicho, invitamos a Entrenadores y Profesores de Taekwondo que trabajan en distintos contextos de enseñanza, niveles, edades de alumnos y que no tienen al juego motor como “medio para”, a pensar estrategias con este dispositivo pedagógico que será, sin lugar a dudas, una motivación extra para sus deportistas/alumnos. Para aquellos colegas que ya utilizan al juego como actividad inicial en sus clases, les proponemos como desafío, continuar con la búsqueda permanente de alternativas llevadas a reforzar o afianzar las capacidades de los alumnos/deportistas.

.

//
//

.

Referencias Bibliográficas

.

 

1) Akilian, F. (2009) Taekwondo Olímpico. Enseñar el arte de jugar el deporte. Ed. Kier. Buenos Aires.

2) Corominas, J. (1976) Diccionario Crítico Etimológico de la Lengua Castellana. Ed. Gredos. Madrid.

3) Huizinga, J. (1990) Homo Ludens. Ed. Alianza. Madrid.

4) Incarbone, O. (2003). Del Juego a la Iniciación Deportiva. Ed. Stadium. Buenos Aires.

5) Navarro Adelantado, V. (2002) El afán de jugar. Teoría y práctica de los juegos motores. Ed. Inde. Barcelona.

6) Romero Granados, S. (2001) Formación Deportiva. Nuevos retos en educación. Ed. Universidad de Sevilla. Sevilla.

7) Rubio Hernandez, I. El juego como medio de calentamiento en la Educación Física y en el entrenamiento en www.inefi.gob.do Extraído el 12 de diciembre de 2011.

8) Spakowsky, E., Label, C., Figueras, C. (1998) La organización de los contenidos en el Jardín de Infantes. Ed. Colihue. Buenos Aires.

.

.

Equipo masTaekwondo.com

www.masTaekwondo.com

[email protected]

.

 

>> Ir a ENCICLOPEDIA <<

.

© Copyright 2003-2012 masTaekwondo.com – Todos los Derechos Reservados.

Se prohíbe la reproducción total o parcial de este Sitio Web sin la expresa autorización de masTaekwondo.com

masTaekwondo.com es una Marca Registrada

.

 

Deja tu comentario!

Hola me gustaria si me pueden pasar una direccion o telefono para poder mandar a mi nene muchas gracias!!